Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

10 aprendizajes que recibió el actor Richard Gere del Dalai Lama

/
/
/
4734 Views
img

Muy lejos quedó el Richard Gere de “Pretty Woman”, la célebre película que casi todas las mujeres hemos visto una y otra vez, porque hoy, el actual Richard Gere, se encuentra un tanto apartado de los escenarios y comprometido con causas políticas y religiosas.

Nació el 31 de agosto de 1949 en Filadelfia, Estados Unidos. Y en sus épocas de estudiante renunció a la carrera de filosofía y arte dramático de la Universidad de Massachusetts para dedicarse por completo a sus proyectos de ser actor. Incluso intenta una carrera como trompetista, pero a pesar de su particular talento, decide no seguir, decepcionado por el mundo de la música.

Es en 1993 durante una ceremonia de entrega de Oscars, que Richard Gere defiende abiertamente al pueblo tibetano por primera vez. Convertido al budismo, a partir de ese momento nunca abandonó su posición pro Tibet y muchas veces ofició de vocero del Dalai Lama. Esta posición religiosa pero también política, tuvo un impacto decisivo en la carrera del actor que vio cómo muchos de sus proyectos naufragaban por ponerse abiertamente en contra de China.

Pero esto no amedrentó a Richard Gere en sus convicciones y parece haber encontrado en el budismo un lugar de refugio del que ha aprendido mucho. Recientemente expresó:

“Pienso, como la mayoría de los hombres, que no era feliz y que tenía preguntas sobre las cuales no tenía respuestas. Pasaba noches enteras leyendo, buscando y tratando de entender el sentido de la vida. El libro de Evans Wentz sobre el budismo tibetano influyó mucho en mi vida. Si, el budismo me abrió las puertas a una forma de vida mejor. Sería el budismo por medio de los filósofos occidentales y me sentí atraído por la teoría de la nada y la noción del espacio interior.”

Y es precisamente este viaje al interior de sí mismo, que ha convertido al actor en un seguidor incansable del Dalai Lama, de las prácticas budistas y de todo lo que pregona esta religión: conocerse a uno mismo, la paz, la bondad, el camino a la felicidad…

A lo largo de este recorrido, Richard Gere aprendió a conocerse y transmite a otros el efecto que el budismo tuvo en él, a través de sus ideas y sus pensamientos.


Conozcamos cuáles son las más resonantes.

1) Lloro cada vez que puedo.

2) He conocido seres humanos con fallas, con enfermedades mentales y con enormes problemas, pero no creo que haya conocido a alguien que fuera una energía totalmente oscura, que no tuviera humanidad ni sentido del amor o del afecto por nada en su vida. Eso es muy raro.

3) Lo que todos tenemos en común es un aprecio por la bondad y la compasión. Todas las religiones tienen eso. Todos nos inclinamos hacia el amor.

4) No puedo decir que tenga control sobre mis emociones. No me conozco. Estoy perdido como todos los demás. Definitivamente, no soy un líder.

5) Ya no tengo necesidad de expresarme a través de la actuación. Tengo muchas vidas diferentes fuera de eso que son extremadamente satisfactorias.

6) En cierto modo, uno obtiene estabilidad cuando puede ordenar su mente.

7) No creo que el coraje implique tener agallas. El coraje tiene que ver con poder expresar nuestras necesidades emocionales.

8) Soy más joven de lo que una vez fui. En mi interior, soy menos tímido. Menos inseguro.

9) El impulso por buscar la felicidad es vital; es lo que nos mantiene en movimiento.

10) La gente no entiende lo que es la felicidad. Tienen una idea de los que los hará felices, pero eso nunca lo hace.

¿Estás de acuerdo con Richard Gere? ¿Cuáles de todas sus frases te pareció más emocionante? ¡Comenta y comparte!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar