Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

Dos ojos vendados ven mucho más claro que una mente ciega… ¡confía en tu intuición!

/
/
/
3312 Views
img

¿Cómo sabemos que la decisión que tomamos es la acertada? No lo sabemos. En esto consiste la vida, en ir tomando decisiones. Y unas veces se gana y otras se pierde

Lo importante no se centra en si siempre tomamos la decisión correcta, porque de los errores se aprende, lo realmente importante es que en cualquier decisión que tomemos luego no nos podamos arrepentir. Y ¿cómo se hace esto? Tomando la decisión que sea, pero siempre desde el corazón. Los errores que provienen de las decisiones tomadas desde el corazón siempre van a ser mucho más fáciles de lidiar que los que no.

¿Cómo podemos decidir con el corazón? Realmente seguir el corazón es lo que se llama intuición.  Guiarnos por el instinto sin la intervención de la razón.

Somos seres holísticos: formados por un cuerpo, mente y alma; y debemos entendernos como la conjunción perfecta de las tres partes. A menudo nos dejamos guiar  tanto por nuestra cabeza, por nuestros pensamientos que no escuchamos lo que nos está diciendo el corazón, el alma. Estamos tan acostumbrados a funcionar en piloto automático y a racionalizar todas nuestras decisiones que obviamos lo que el resto de nuestro Ser nos está sugiriendo.  Es importante tomar conciencia de esta manera de funcionar, si entendemos el problema podremos buscar soluciones: Si funcionamos sólo con nuestra mente las decisiones que tomemos van a ser filtradas por nuestras creencias. El filtro de las creencias no es malo, pero muchas veces las tenemos tan arraigadas que no las actualizamos,  seguimos viviendo año tras año con pensamientos que nos infundieron en nuestra infancia, y muchas de ellas están desfasadas a día de hoy.

Tomar conciencia de ello simplemente es reconocer que funcionamos automáticamente, y a partir de aquí le podremos dar solución. Si frente a una decisión, escuchamos lo que nos indica nuestra mente pero en vez de actuar sin cuestionar lo que decidimos nos paramos a escuchar lo que nos dice el corazón, vamos a empezar a funcionar mucho mejor.

Llamamos corazonada a los impulsos o sensaciones que algo va a suceder de tal manera.  Una corazonada no es más que nuestra intuición. La mayoría de nosotros no nos regimos por ella, la tenemos escondida sin hacerle mucho caso, pero, nuestra alma sabe muchas más cosas de las que nosotros sabemos.

Si ponemos de ejemplo a nuestra raza primitiva observaremos que el hombre viene dotado con unos instintos para poder sobrevivir en este mundo. No son adquiridos, sino que vienen de serie. Y ellos nos han permitido sobrevivir durante miles y miles de años. El instinto de cazar, reproducirse, plantar alimentos, correr frente a un peligro… Los primeros habitantes del planeta no vinieron con un libro de instrucciones, sino que su prioridad fue seguir sus instintos. Esos instintos que poco a poco fueron sustituidos por la razón, el pensamiento… hasta dejarlos de lado. Y éste es uno de los grandes errores del ser humano. Tenemos un gran tesoro en nuestro interior, que conoce muchas más cosas de las que nosotros creemos conocer. Si cuestionamos la manera en la que vivimos y le damos más protagonismo a nuestro Ser más puro, vamos a saber funcionar en este mundo de manera más ágil.

Nuestra alma conoce los secretos del Universo si quieres saber vivir en él… escucha lo que te dice tu corazón

Namasté

  • Facebook
  • Twitter

This div height required for enabling the sticky sidebar