Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

Recapitulación Tolteca

/
/
/
2806 Views
img
La recapitulación Tolteca es un preciso sistema de respiración intensiva
que induce a estados expandidos de conciencia, de amplia difusión en ambientes chamánicos mexicanos. 
Principalmente, según la Tradición, la técnica respiratoria se ha utilizado para la limpieza del pasado,  está demostrado que si limpiamos nuestra mente y deshacemos los nudos que atenazan nuestras emociones conseguiremos desbloquear procesos físicos.
Así con la recapitulación podremos liberarnos de enfermedades que tienen su origen en fuertes golpes emocionales y que se fueron instaurando en el cuerpo a base de no expresarlos. Aunque como digo el principal objetivo (y característica) de la recapitulación tolteca es la sanación profunda de los lazos que nos unieron a determinadas personas a base de restablecer el equilibrio energético entre ambas.
Los Toltecas fueron una de las primeras etnias que poblaron lo que hoy se conoce como México. Anteriores a los aztecas y los mayas, se cree fueron descendientes de los atlantes, por lo que es posible que esta técnica de respiración tenga un origen que se pierde en el tiempo. Según esta tradición, las personas nacemos con una cantidad determinada de energía, pero con el paso del tiempo buena parte de ella la vamos a intercambiar de manera involuntaria, en una gran cantidad de situaciones y con un gran número de personas.
Desde la boca del estómago (tercer chakra) salen hilos de energía que nos unen a los demás. Depende del lazo que nos una el intercambio será más o menos grande. Toda la energía que cedemos en el intercambio es energía que perdemos, pues la que obtenemos a cambio es una que no nos pertenece y por tanto no podemos utilizar. Además, si es negativa (es decir si en el intercambio han prevalecido los miedos, celos, envidia, ira…) nos cargaremos con ciertas notas de un carácter que no nos corresponde.
Como puedess imaginar los mayores intercambios energéticos se dan con las personas más allegadas. Padres, parejas y ex-parejas, hijos, y en diferente medida las personas con las que hayamos tenido más o menos trato. También situaciones muy traumáticas como accidentes hacen que nos invada el miedo y generan en nosotros una huella que se plasma en una falta evidente de energía para afrontar una situación parecida.
Según una visión tradicional en boca de Victor Sanchez, el cuerpo está protegido por un “huevo de luz” el cual puede desgastarse e incluso romper su velo en determinadas zonas. Es por ahí por donde entraría lo que se conoce como enfermedad. La respiración tolteca consigue rehacer el cuerpo luminoso, algo muy complicado con otro tipo de técnicas”.
La Respiración de Recapitulación Tolteca consigue volver a vivir las situaciones concretas en las que se produjo el intercambio y recuperar así una energía que nos pertenece. No es tanto una vivencia mental, como tratar de evocar las emociones, sensaciones, olores, sonidos que se dieron cita en un determinado momento de nuestra vida, “la práctica de la recapitulación implica conectar los dos cerebros, el recuerdo visual y la sensación profunda, para desconectar así todos los lazos con ese determinado momento del pasado que estamos reviviendo”.
Por eso movemos la cabeza al respirar, fusionando en el intento ambos hemisferios (izq.-masculino-racional/derch.-femenino-mágico). De esta manera habremos cruzado el umbral del tiempo volviendo a colocar nuestra realidad en una disposición no-lineal, más abierta a ser-estar en el presente continuo. En ese momento estamos listos para que se produzca el mágico intercambio de energías, recuperando la que una vez cedimos en la experiencia, devolviendo la que no es nuestra a quien corresponda. El fin último es el restablecimiento de nuestra integridad luminosa, recuperar nuestro poder personal, volver a “Ser” disponiendo plenamente de nuestra LUZ.
El proceso de recapitulación se fundamenta por tanto en el Amor, ya que el intercambio ocurrió sobre todo a nivel energético-emocional, generalmente por el lazo afectivo que nos unió entre las personas cercanas. Los intercambios energéticos ocurren aunque no seamos conscientes de ellos.
Otra cualidad que hace muy especial a este trabajo sería la cuestión de la doble sanación, ya que la persona sobre la que mantenga centrada mi atención durante la respiración se verá igualmente beneficiada del intercambio.
Esto es especialmente bonito en el caso de trabajarnos frente a personas que de otra manera no se hubieran beneficiado de procesos de sanación pongamos por caso una persona que está lejos y con la que no tenemos contacto, o unos padres demasiado mayores. Cada padre/madre le entrega a su hijo/ a un par de años de su vida (en Amor-energía), así que si quieres hacerle un buen regalo a tus padres, puedes recapitularlos y devolverles esos dos años que seguro les apetece seguir disfrutando contigo.
Esto se hace especialmente importante en el caso de enfermedades graves, ya que les estas devolviendo energía “limpia” con la que seguir viviendo.
Utilizamos la lista de recapitulación en la que anotamos los sucesos más importantes sobre los que vamos a trabajar, empezando por los momentos especialmente traumáticos, relaciones parentales, sentimentales y enfermedades.
Una vez solucionados los niveles emociones-cuerpo-mente nos dejamos caer en procesos trans-personales navegando por el inconsciente en un camino hacia los archivos akásikos de nuestra existencia.
Para los que busquen una explicación más tangible, a nivel cerebral lo que ocurre es que el exceso de oxígeno provocado por el ritmo respiratorio genera cierto “emborrachamiento” en el llamado neo-cortex, colapsando sus funciones.
Esta es la parte más superficial de nuestro encéfalo, y el lugar donde están ubicadas la mayor parte de las funciones evolucionadas de nuestro cerebro (el razonamiento lógico, las diferentes habilidades, lectura, escritura, capacidad de cálculo,…) Al ocurrir esto adquieren mas entidad los otros dos “cerebros”.
En concreto al sistema límbico, o cerebro emocional “pues ahí se instalan los focos de la emotividad, donde se procesan las distintas respuestas afectivas y donde se registran penurias, angustias o alegrías” .
Es ahí donde incide el trabajo de recapitulación, pues el recuerdo tenemos que “vivirlo”, o sea recuperarlo a nivel emocional, para poder limpiarlo. Por tanto lo primero es conectar emocionalmente con la situación que se quiere trabajar, y una vez allí respirarla, que es cuando verdaderamente se establece el intercambio.
Usar música ayuda a obtener el conocido poder terapéutico del sonido como soporte para viajar, potencia la experiencia favoreciendo la interiorización y convirtiéndose en el diseño del barco desde donde se navega.
  • Facebook
  • Twitter

This div height required for enabling the sticky sidebar