Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

El ocaso para conectarse con lo divino

/
/
/
1201 Views
img

Algo de la nada

Algunas personas dicen que el ocaso es la entrada a los cielos o una avenida para conectarse con lo Divino. Otros sienten que el ocaso es una oportunidad para reiniciar. No hay bien o mal. Solo hay gracia y belleza en los atardeceres que se manifiestan para cada alma.

El último atardecer de otoño es uno que personalmente nunca olvidaré. No estoy segura de si me acercó más a lo Divino, ¡pero mi experiencia fue ciertamente divina! Era el fin de semana del semestre en la facultad de ingenieria. Mi cuerpo estaba cansado debido al estrés que cerrar el semestre como maestra me ocasiona.

Atardecer en la UNAM

Era hora de llevar mi cuerpo a la neutralidad y sentir una vibración y velocidad diferente. El viento era más frío y el sol se sentía extrañamente más lejos a medida que la luna llena se desvanecía. Me situé en un rayo directo de luz y recibí la calidez. Allí mismo me senté en el espacio y miré. Observé cómo el sol, sus rayos, su calidez.

Estaba aliviada. Estaba agradecida Pero sobre todo, me sentí honrada. Aquí en este mundo de destrucción natural provocada por el hombre, me aseguraron que todavía existe la inocencia. Esto, todo se activó para mí en ese momento, al atardecer.

Considera cómo te afecta la puesta de sol, y cómo ver esos magníficos rayos y colores al final del día puede transformar tu experiencia. En este mundo loco de violencia, política y terrorismo, es fácil permanecer en tu cabeza y olvidar tu corazón. Practico yoga todos los días dentro y fuera del tapete para ayudarme a sobrellevar y manejarmi día. Pero no es solo mi práctica física lo que me lleva a una posición neutral. Es a través de mi conexión con el yoga que mi conciencia sensorial aumenta y las vibraciones de esta tierra natural aumentan mis experiencias diarias.

Esos rayos de luz solar eran rayos de energía y prana (fuerza de vida) que me atravesaban el cuerpo como una hélice. Creó caminos en mi mente para ver el mundo desde una perspectiva más amable e inocente.

El yoga es un montón de cosas para muchas personas. La disciplina en sí misma ha existido por 5,000 años y está ganando más conciencia y popularidad. Algunos podrían acusarme de ser demasiado sensible, o sugerir que los sentimientos que experimenté en mi cuerpo fueron por cambios hormonales en lugar de cielos besados ​​por el sol.

Otros pueden optar por sugerir que mi cabeza está atrapada en las nubes de la espiritualidad y el escapismo. Creo que la puesta de sol de otoño brillaba sobre mi familia para darnos la energía que necesitábamos para crear algo de la nada. Y mi yoga me dio la claridad y la serenidad necesarias para reiniciar y preparar mi mente para lo que nos deparaba el invierno. Espero que haga lo mismo por ti. Namaste.

  • Facebook
  • Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar