Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

Aumentar tu Poder Magnético

/
/
/
3024 Views
img

6Puede que estés dentro de un cuerpo enfermo o que no tiene el tamaño, la forma o la
vitalidad que has elegido; que tengas un estilo de vida que no es como esperabas; que
conduzcas un coche que no te gusta o te relaciones con personas que no te agradan…
Sea cual sea tu caso, queremos ayudarte a comprender que, aunque eso te parezca tu verdadero estado de Ser, en realidad no lo es.
Tu estado de Ser es cómo te sientes
respecto a ti mismo en cualquier momento.

¿Cómo puedo aumentar mi poder magnético?

Los pensamientos que no van acompañados de una emoción fuerte
carecen de un verdadero poder magnético. En otras palabras, aunque todo
pensamiento tiene un potencial creativo o de atracción magnética, los pensamientos
combinados con una emoción fuerte son los más poderosos. Sin duda, la mayoría de los pensamientos no tienen mucho poder de atracción. Más o menos mantienen lo
que ya has atraído.

¿Comprendéis ahora el valor de pasar 10 o 15 minutos al día
confeccionando deliberadamente pensamientos poderosos que
evoquen una emoción grande, fuerte, apasionada y positiva para
atraer las circunstancias y acontecimientos que deseáis?. 
A nosotros nos parece muy valioso.

Taller del Proceso Creativo de Abraham

Este es el proceso: cada día vais a hacer una especie de Taller Creativo. No durante
mucho rato: 15 minutos es un tiempo razonable; 20 minutos como mucho. Este Taller se ha
de realizar en el mismo lugar todos los días, lo mejor es que sea un lugar donde nada os
pueda distraer o interrumpir. No se trata de entrar en un estado alterado de la conciencia, no
es un estado meditativo. Es un estado de pensar lo que quieres con tal claridad que tu Ser
Interior responda con una emoción de confirmación.

Antes de empezar este proceso, es importante que seáis felices, pues si empezáis
infelices o sin emoción alguna, vuestro trabajo no dará mucho resultado, ya que vuestro poder de atracción estará ausente. Cuando decimos «felices», no estamos hablando de estar dando brincos en un estado de excitación. Nos referimos a un sentimiento de rebosar alegría, ese tipo de sensación que se tiene cuando todo va bien. Por lo tanto, os recomendamos que hagáis lo que sea necesario para conseguirlo. Este proceso es diferente para cada persona. A Esther, escuchar música la conduce a ese estado de dicha fácilmente, pero no cualquier tipo, ni siquiera siempre la misma. Otras personas lo consiguen estando en contacto con animales o cerca del agua… Una vez hayáis alcanzado ese sentimiento de bienestar, tenéis que sentaros porque ya habrá empezado vuestro Taller.

Lo que debéis hacer es reunir los datos que habéis estado recopilando de vuestras
experiencias en la vida real (cuando os habéis estado relacionando con los demás y entrando y saliendo de vuestro entorno físico). Tenéis que recopilar datos para crear una especie de
imagen de vosotros mismos, una que os satisfaga plenamente.

Vuestra experiencia fuera de vuestro Taller será de mucha ayuda, pues a lo largo del día,
hagáis lo que hagáis —ir a trabajar, hacer cosas en casa, relacionaros con vuestra pareja,
amigos, hijos o padres—, si utilizáis vuestro tiempo, y una de vuestras intenciones es recopilar datos y ver las cosas que os gustaría atraer a vuestro Taller, descubriréis que cada día es divertido.

¿Habéis salido algún día de compras con dinero en el bolsillo dispuesto a gastarlo en algo
que os guste? Y cuando mirabais, aunque hubiera muchas cosas que no quisierais, vuestra
intención era encontrar algo por lo que cambiar vuestro dinero. Bueno, así es como nos
gustaría que vierais todos los días de vuestra vida, como si tuvierais un bolsillo lleno de algo
que quisierais cambiar por estos datos que estáis recopilando.

Por ejemplo, podéis ver a una persona que tiene una personalidad alegre. Recopilad
datos, para atraerlos posteriormente a vuestro Taller. A lo mejor veis a alguien que lleva un
coche que os gusta; recopilad esos datos. Puede que veáis un trabajo que os guste… Sea lo
que sea lo que veáis y que os guste, recordadlo. (Hasta podéis escribirlo.) Cuando veáis algo que os gustaría ser en la vida, empezad a recopilar datos y almacenadlos en una especie de banco mental. Luego vais a vuestro Taller y empezáis a asimilarlos, y a medida que lo vais haciendo, preparáis una imagen de vosotros mismos con la cual atraeréis a vuestra experiencia la esencia de lo que os ha agradado.

Si podéis asimilar el conocimiento de que vuestro verdadero trabajo —
independientemente de las otras actividades que estéis realizando— es mirar a vuestro
alrededor para ver qué es lo que deseáis con la intención de llevarlo a vuestro Taller y crear la imagen de vosotros mismos con la que podréis atraerlo, entonces os daréis cuenta de que no hay nada imposible.

Ahora estoy en mi Taller Creativo

Ahora sois felices y estáis en vuestro Taller. Éste es un ejemplo del trabajo que podéis
realizar en vuestro Taller Creativo:

Me gusta estar aquí; reconozco el valor y el poder de este momento. Me siento muy bien
Me veo como una especie de conjunto indivisible, conjunto que sé que yo mismo he creado y
que estoy seguro de que he elegido. Estoy lleno de energía en esta imagen de mí mismo, soy
incansable y me muevo por la experiencia de la vida sin oponer resistencia. Cuando me veo
moviéndome por ahí, entrando y saliendo de mi coche, de los edificios, de las habitaciones, de
las conversaciones y de las experiencias de la vida, fluyo sin esfuerzo, con comodidad y
felizmente.

Me veo atrayendo sólo a aquellas personas que están en armonía con mi intención actual.
Cada vez tengo más claro lo que quiero. Cuando entro en mi coche y voy a algún lugar, llego
sano y salvo, puntual y preparado para lo que quiera que tenga que hacer allí. Me veo bien
vestido de la forma que he elegido para mí. Es estupendo saber que no me importa lo que
elijan los demás o lo que piensen los otros de lo que estoy eligiendo.
Lo que me importa es que estoy bien conmigo, y cuando me veo, no me cabe la menor
duda de ello.

Reconozco que soy ilimitado en todas las facetas de mi vida… Tengo una cuenta bancaria
ilimitada y me veo avanzando a través de las experiencias de mi vida, es extraordinario saber que nada de lo que elijo está limitado por el dinero. Tomo mis decisiones basándome en que quiero esa experiencia, no en si puedo permitírmela. Pues soy un imán que atrae, en cualquier momento, la prosperidad, la salud y las relaciones que elijo.

Escojo la abundancia absoluta y continuada, pues entiendo que no hay límite en la
abundancia del Universo y que al atraer abundancia hacia mí no estoy limitando la de otro…
Hay suficiente para todos. El secreto está en que todos lo entendamos y lo deseemos, y así cada uno atraerá lo que le pertenece. Soy «ilimitado», no por tener unos buenos ahorros en el banco, sino porque entiendo que tengo el poder de atraer lo que quiero para lo que quierahacer con ello. Y cuando pienso en otra cosa que deseo, el dinero me fluye con facilidad, por lo tanto tengo un suministro ilimitado de abundancia y prosperidad.

Hay aspectos de abundancia en todas las áreas de mi vida… Me veo rodeado de otros,
que al igual que yo, quieren crecer, y que son atraídos hacia mí por mi voluntad de dejarles ser, hacer o tener cualquier cosa que deseen, mientras que no necesito atraer a mi experiencia lo que no me gusta.

Me veo relacionándome con los demás, hablando, riendo y disfrutando de
lo que es perfecto en ellos, a la vez que ellos disfrutan de lo que es perfecto en mí. Todos nos
apreciamos mutuamente y nadie critica a nadie, ni ve lo que no le gusta del otro.

Me veo en un perfecto estado de salud. Con prosperidad absoluta, lleno de vida, de
nuevo apreciando esta experiencia de vida física que tanto quería cuando decidí adoptar este
Ser físico. Es extraordinario estar aquí como un Ser físico, tomando decisiones con mi cerebro
físico, pero accediendo al poder del Universo mediante el poder de la Ley de la Atracción. Y desde este maravilloso estado de Ser ahora atraigo más de lo mismo. Es bueno. Es divertido.
Me gusta mucho.

Abandono este Taller y me propongo —durante lo que queda de día— buscar más cosas
que me gusten. Es estupendo saber que, si veo a alguien que goza de prosperidad pero que
está enfermo, no tengo por qué atraer a mi Taller todo lo que es esa persona, sino sólo la
parte que me gusta. Atraeré ese ejemplo de prosperidad y eliminaré la enfermedad. Por hoy
ya he hecho mi trabajo.

Abraham.

  • Facebook
  • Twitter

This div height required for enabling the sticky sidebar