Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
El Mundo del Yoga

Que el eterno Sol te ilumine

¿Cómo amar sin apegos?

/
/
/
967 Views
img

Cualquiera que haya estado enamorado se reirá, como yo lo hice, al escuchar esta pregunta. Cuando estamos enamorados, podemos pasar de sentir la dicha extática en un momento para desencadenar y desesperar al siguiente. ¿Por qué? Cuando nos sentimos tan bien, a menudo va acompañado del miedo a cuánto duele cuando ese amor se va. Entonces nos encontramos tan atrapados en la preparación para evitar el supuesto dolor futuro que nos saca del momento presente, y nos perdemos el amor que está justo aquí.

(Tema relacionado: ¿Qué es el amor desinteresado?)

El amor vive en el presente

Cuando extrañamos y anhelamos el pasado, esto nos quita nuestra presencia de lo que está sucediendo actualmente y puede llevar a sentimientos de tristeza y depresión. Por otro lado, cuando fantaseamos sobre el futuro desconocido, nos desconectamos de la realidad del presente y podemos derivar hacia la ansiedad, el miedo y la proyección. Todo esto proviene de nuestro condicionamiento pasado y de él, un deseo de protegernos del sufrimiento futuro.

El trauma de ser abandonado, herido, rechazado o separado del «otro» en los primeros años de vida puede permanecer en nuestro cuerpo físico más allá de horas de procesamiento y se agita una y otra vez a través de las relaciones amorosas en nuestra vida adulta. Debido a que este miedo a ser herido de nuevo es tan viejo y está tan profundamente arraigado en nuestra experiencia somática, nos vemos incapaces de abrir verdaderamente nuestros corazones al círculo siempre fluido de la presencia amorosa que es nuestro derecho de nacimiento. Y en un nivel más profundo, cerramos el flujo de nuestro propio amor a nuestros propios corazones, sin mencionar a nuestros seres queridos, nuestra familia o nuestra comunidad.

Sana tu corazón con amor

Como aprendemos en Los Yoga Sutras, el primer klesha (obstáculo) en nuestra experiencia humana es avidya, que puede traducirse como «ignorancia» o como uno de mis maestros dice amorosamente, «nos olvidamos». Al nacer en este mundo y absorber el condicionamiento externo, nos olvidamos de que somos seres divinos y que todos estamos conectados. Olvidamos que el amado es un reflejo del amor y la belleza dentro de nuestros propios corazones.

Ejercicio de visualización del amor

Te invito a practicar esto conmigo ahora mismo. Coloque tu palma izquierda sobre tu corazón y tome conciencia de tu respiración, permitiendo que fluya hacia adentro y hacia fuera con facilidad. En tus inhalaciones, visualiza y siente que respiras en amor incondicional. Cuando exhales, respira ese amor de vuelta. Observa cómo se siente recibir tu propio amor y cómo se siente compartirlo. Puedes visualizar los rostros de las personas que conoces o incluso los extraños que reciben ese amor de ti.

El amor es sobre permitir, no aferrarse. Siente la forma en que el amor se expande desde adentro hacia afuera. A medida que practicamos suavizar la separación entre dar y recibir amor, nos damos cuenta de que somos el amor mismo.

(Pregunta relacionada: ¿Cuál es la diferencia entre el concepto budista de desapego y desapego?)

  • Facebook
  • Twitter

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar