Yoga para personas mayores

 Si has tenido problemas para dormir, tu rango de movimiento simplemente no es lo que solía ser, o si estás interesado profundizar en tu lado espiritual y fuerza interior, nunca es demasiado tarde para mejorar tu vida. Conviértete en una versión más feliz y más sana de ti hoy tomando un nuevo pasatiempo: ¡el yoga!

El yoga es una disciplina en la que cualquier persona puede incorporarse: su edad no importa y no se le juzgará por lo cerca que puede llegar a tocarse los dedos de los pies. Con el maestro de yoga adecuado y un conjunto de técnicas creadas para individuos como tú, puedes lograr cualquier cosa. Comienza el nuevo capítulo de tu vida hoy y estarás en el camino de sentirte aún mejor mañana.

Yoga para personas mayores: construye tu fuerza externa e interna

¿Alguna vez escuchaste el dicho de que si no lo usas, se atrofia? Puede sonar cliché, pero esas palabras son muy verdaderas y en más áreas de tu vida que una. Desde la fortaleza física hasta la agudeza mental, las personas mayores que participan en clases de yoga han demostrado tener una mejor calidad de vida. No solo es probable que mantengan su fuerza física, movilidad y flexibilidad por mucho más tiempo, sino que también pueden aumentarla.

Si tu cuerpo se siente rígido y restrictivo, el yoga es la clave para la revitalización. Lo mismo ocurre con tu cerebro. Al meditar, practicar habilidades de relajación y proteger tu mente del ruido y el zumbido del mundo caótico que te rodea, podrás volver tus pensamientos hacia adentro, reflexionar y estar más en sintonía con tu propio cuerpo.

Mantén tu cuerpo saludable y las enfermedades a raya

El yoga es una práctica completa para la mente y el cuerpo, y si bien ayudará a darte tranquilidad e incluso te ayudarán a controlar tu peso, también puedes mantener a raya una variedad de enfermedades crónicas. Si estás plagado de estrés e hipertensión, practicar yoga a diario puede disminuir la actividad de tu sistema nervioso, aliviar la presión arterial alta y reducir la cantidad de medicamentos que debes tomar. Para quienes tienen antecedentes de enfermedades cardíacas en su familia, el yoga también puede ayudarte a reducir tu factor de riesgo. Para aquellos que se encuentran en las etapas iniciales de la osteoporosis, el yoga también puede ayudarte a disminuir el adelgazamiento de los huesos.

Practicar yoga en la etapa adulta de nuestras vidas puede fortalecer tu cuerpo de innumerables maneras, desde aliviar la depresión y el dolor, hasta eliminar tus ataques de insomnio. 

No todas las clases son iguales. Encuentra la clase perfecta para tus necesidades!

Comenzar un nuevo capítulo en tu vida puede parecer un poco desalentador, pero encontrar la clase adecuada definitivamente vale la pena. Para encontrar la clase adecuada para ti, hay dos caminos que puedes tomar. Para las almas aventureras, puedes comenzar preguntando sobre las clases de yoga para adultos mayores en tu centro comunitario local, club de salud o estudio de yoga. Si eres más tímido o estás teniendo dificultades para encontrar la clase adecuada para tus necesidades, puedes llevar tu nuevo pasatiempo a la comodidad de tu propio hogar invirtiendo en uno o dos DVD de yoga.

Abraza el nuevo tú

No importa qué camino te parezca el adecuado, todos debemos comenzar en algún lado. Puede ser un gran cambio cuando uno recién comienza, pero cuando comienzas a ver los beneficios, te preguntarás por qué esperé tanto tiempo. ¡Comienza tu propio viaje!

Deja un comentario