Los Chakras, una guía para principiantes

Los Chakras, una guía para principiantes.

La historia de los chakras es la historia de cómo el espíritu se manifiesta en forma humana (incluyendo nuestras propias variaciones), así como la historia de nuestro destino espiritual.

La palabra chakra significa literalmente “rueda giratoria”, ya que el espíritu usa los chakras para tejer el tejido de la vida. Los chakras gobiernan nuestro comportamiento, dan forma a nuestra vida emocional, dan expresión a nuestros deseos más profundos y construyen la estructura de nuestro cuerpo físico y de nuestra personalidad.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea nuestro cuerpo físico y que está compuesto por capas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético, el cual corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Comprender los chakras nos da autoconocimiento en todos los niveles de nuestro ser, los chakras también trazan el camino hacia la realización y la iluminación. Practicas como el YOGA y la MEDITACIÓN están diseñados para usar la energía de los chakras para acelerar ese viaje.

Los Chakras, una guía para principiantes

Esta imagen muestra dónde se encuentran los chakras principales en el cuerpo. A continuación puede leer una explicación breve pero completa de cada chakra:

 

Chakra Raiz (Muladhara)

Situado en la base de la columna vertebral (el piso pélvico), el chakra de la raíz nos da nuestro punto individal de apoyo sobre la vida física. Como fundamento de la existencia terrenal, el bienestar físico y la seguridad, el muladhara origina los impulsos instintivos -como el hambre, el sexo, el sueño y la autoconservación- que alimentan nuestras actividades, así como nuestras pasiones.

En el nivel físico, el chakra de la raíz está asociado con el elemento tierra, el sentido del olfato y la capacidad de excreción. También es donde reside nuestro potencial individual durmiendo en las profundidades de nuestra mente inconsciente. Nuestro viaje espiritual dentro del universo del cuerpo es despertar este potencial divino (kundalini) y unirlo con el infinito, situado en el chakra de la coronilla(sahasrara).

El chakra raíz aparece como un loto de cuatro pétalos con un lingam, un símbolo de potencia creativa, dentro de un cuadrado. La serpiente enrollada alrededor del lingam es la kundalini dormida; el cuadrado transmite la sensación de estabilidad y seguridad asociada con este chakra.

 

Chakra Sacro – pelvico (Svadishthana)

El chakra svadishthana, asociado con el sacro, el elemento agua y los genitales, gobierna el gusto y la reproducción, así como el deseo y el placer. Nuestro entusiasmo por la vida tiene su origen aquí, pero si se maneja mal, el poder de este centro puede provocar antojos, apegos y adicciones de todo tipo. El significado literal de svadishthana, “su propia morada” o “la residencia del ser”, indica que la diosa Kundalini, cuando despierta de su letargo en el muladhara, reside aquí, y nuestro deseo es el mismo que el deseo divino. Ya no somos gobernados por gustos y aversiones personales, sino que somos instrumentos en las manos de lo Divino en el nivel más profundo de nuestro ser.

Este chakra está estrechamente relacionado con el muladhara, muchas tradiciones espirituales, incluido el yoga, hacen uso del ayuno y el celibato (o la moderación dietética y sexual) como el medio para manejar los fuertes deseos impulsados ​​por el placer asociados con este centro.

 

Chakra Plexo Solar (Manipura)

El chakra manipura, ubicado en el ombligo, regula la columna lumbar, los órganos digestivos, la vista y la locomoción. Como el centro pránico (energía vital) del cuerpo, el chakra del ombligo está asociado con el elemento fuego. ya que el elemento fuego es transformador, muchas prácticas de hatha yoga se centran en el ombligo para fortalecer este fuego.

Como centro de vitalidad, el manipura proporciona el acceso más fácil a la fuerza pránica (energía vital) en el cuerpo físico. Las prácticas físicas que activan esta área del cuerpo, mejoran la digestión y movilizan energía curativa a través de los otros sistemas del cuerpo. Brillar con buena salud, coraje, entusiasmo, vitalidad y autoestima son características de la fuerte energía del chakra del ombligo. A nivel psicológico, los problemas de agresión, poder e identidad del ego se manifiestan a través de este centro.

 

Chakra Corazón (Anahata)

En la intersección de la fuerza divina que desciende hacia abajo y las fuerzas ascendentes ascendentes del instinto se encuentra el cuarto punto de energía: el chakra anahata. Gobernando el corazón y los pulmones, el anahata es el asiento del Ser, el mismo “corazón en cuestión”. Está asociado con el elemento aire, la columna torácica y el sentido del tacto.

La compasión, el amor incondicional, la afinidad y la conexión, así como el aferramiento, la manipulación y los sentimientos de abandono, aislamiento y desesperación, todo emerge a través de este chakra. Las prácticas de meditación centradas en el corazón y las prácticas de devoción de todo tipo, desde la oración hasta el kirtan (meditación de mantras como canción), trabajan con las energías del corazón.

 

Chakra de la garganta (Vishuddhi)

Situado en la garganta, el chakra vishuddhi gobierna la columna cervical, la caja de la voz, el habla y la audición y las glándulas tiroideas y paratiroideas, que regulan nuestro metabolismo. La expresión creativa, la conexión con lo Divino y la transmisión de la conciencia son temas del vishuddhi. Las distorsiones de energía en este chakra pueden dar lugar a dificultades en la expresión auténtica, y en la absorción de alimentos de todo tipo.

El símbolo de este chakra incluye un loto de 16 pétalos, un pétalo por cada una de las 16 vocales del alfabeto sánscrito. Las vocales dan vida al lenguaje, el acto creativo más fundamental y refinado. A través de ellos, encontramos la capacidad de expresión única que en parte define la existencia humana y da lugar al uso del mantra como un medio para transmitir la conciencia divina.

 

Chakra Tercer Ojo – entrecejo (Ajna)

El ajna es el centro de comando, el asiento de la mente y la interfaz entre el cuerpo y la mente. Este sexto chakra, a veces llamado “el tercer ojo”, regula el crecimiento y el desarrollo en todos los niveles a través de los centros cerebrales y la glándula pituitaria (la glándula maestra). Los dos aspectos principales de la fuerza pránica en el cuerpo, que operan como fuerzas opuestas en todos los chakras inferiores, se unen aquí, abriéndose en la mente a una profunda quietud interna. La integración del intelecto y el sentimiento en el ajna resulta en la visión divina, la intuición y  un profundo autoconocimiento. Sin esa integración, permanecemos atrapados en la conciencia de la realidad ordinaria y el reino de los sentidos.

Las prácticas de yoga, como la respiración alterna de la fosa nasal (nadi shodhanam) y la meditación en la respiración o el mantra en el chakra ajna, nos ayudan a obtener acceso a un nivel más profundo de conciencia. Las prácticas de relajación y meditación hacen uso de este centro para llegar más allá de la conciencia física a las respuestas compulsivas en la psique, reconfigurando el cuerpo y la mente.

 

Chakra Coronilla (Sahasrara)

El chakra de la corona, el sahasrara, está más allá del ser; es la puerta de entrada a la matrix transpersonal de la conciencia pura y la fuente de todos los chakras. Con un loto de mil pétalos como símbolo, que denota el número infinito de atributos que anhelan la conciencia unitaria primordial, el sahasrara reina como el séptimo y más alto centro de energía. Existe más allá del ámbito del funcionamiento mental y el nivel personal de la conciencia, y sin embargo, al mismo tiempo, es el campo del que surge ese funcionamiento mental y el punto de vista de la iluminación.

 

El sistema de chakras describe la totalidad de un ser humano: físico, mental y espiritual.

Cada ser humano es un universo en miniatura construido sobre la misma plantilla que el cosmos, y los chakras conectan las fuerzas individuales y cósmicas. Despertar la serpiente kundalini (la energía latente en los chakras que yace enroscada en la base de la columna vertebral) y llevarla a la unidad con la energía en el centro de la corona es el proceso espiritual por el cual crecemos más allá de lo personal y la conciencia cósmica.

Hay mucho que decir y entender sobre los chakras y la naturaleza de esta sutil energía corporal, y uno podría dedicar muchos años a su estudio.. Puede ser un concepto inusual al principio, pero pensar que el cuerpo contiene una gran cantidad de información relacionada con nuestros pensamientos y sentimientos no es necesariamente descabellado, y de hecho, muchas culturas de todo el mundo tienen sistemas de bienestar que se centran en el flujo de energía a través del cuerpo.

Los Chakras y su relación con las enfermedades

Los chakras son ruedas luminosas que giran en el cuerpo etérico y que actúan como transmisores de energía. Son aproximadamente más de 80 mil chacraslos que se distribuyen por todo el cuerpo, más los principales que se conocen son siete, y se distribuyen a lo largo de la columna vertebral.

Los chacras tienen aberturas en un centro a través de las cuales (y por ciertos movimientos giratorios) absorbemos la energía de nuestro alrededor y la dirigimos hacía todo nuestro organismo a través de los canales energéticos (nadis).

Los nadis son avenidas energéticas dentro de nosotros a partir de las cuales se logra establecer el contacto entre los chacras y las diferentes partes de nuestro cuerpo como los órganos, las glándulas, los tejidos y todas las células de nuestro cuerpo. Son los nadis y los chacras los que constituyen la red energética o la circulación de la energía por el cuerpo. 

Los chacras tienen influencia poderosa en todo lo que somos. Afectan directamente todos los sistemas, entre ellos el sistema endocrino (las glándulas de secreción interna como la tiroides, pineal, etc), las cuales ejercen influencia en nuestro funcionamiento corporal, balance mental e integridad emocional.

Los chacras pueden girar a muchas velocidades, siendo esto lo que determina el nivel de vibración de cada persona. El nivel de vibración de los chacras es afectado debido a las frecuencias vibratorias que emiten los pensamientos, las emociones y la actitud general ante la vida que tiene cada individuo. Dependiendo del como los chacras emitan frecuencias, están pueden ser constructivas o discordantes en cada persona.

Cada chakra tiene una función específica y dual en el cuerpo. Por ejemplo, el chacra raíz (primer chacra), ubicado en el perineo, tiene relación directa con nuestro contacto más primitivo con el mundo (instintos). El segundo chacra, ubicado a la altura del hueso sacro, tiene relación con la sexualidad y la creatividad, mientras que el tercer chacra, ubicado a la altura del plexo solar, tiene que ver con nuestro poder y fuerza emocional. Los chacras cuarto, quinto, sexto y séptimo, están relacionados con aspectos más espirituales en el ser humano, Por ejemplo, el chacra del corazón, ubicado a la altura del pecho y el chacra ubicado a la altura de la garganta están relacionados con el amor y la comunicación y expresión respectivamente. El chacra de la visión, que podemos ubicar entre cejas, y el chacra de la coronilla ubicado en medio de la cabeza, tienen que ver con nuestra capacidad de visión y con nuestro aspecto cognitivo más elevado.

La expresión de la vida es un proceso que fluye de arriba hacia abajo, circula desde su fuente generadora hasta la manifestación y regresa a su fuente con un experiencia enriquecida, obtenida en ese movimiento creativo, y que da a la consciencia una nueva apertura y poder de manifestación.

El grado de desarrollo de cada chacra depende de nuestra conciencia, de nuestro desarrollo físico y de nuestro estado mental-emocional. Un chacra puede, por ejemplo, desarrollarse más que los demás, de modo que se puede decir que este chacra posee una vibración mayor al resto, pudiendo absorber más energía luminosa, y condicionando con esto el flujo de energía luminosa que fluye por el cuerpo a través de los nadis.

Si, por ejemplo, una persona tiene poco desarrollado el chacra de la garganta, el canal energético puede quedar un tanto bloqueado. El chacra de la garganta esta relacionado con la expresión de lo que pensamos y sentimos hondamente, por lo tanto, cuando no sabemos como expresar de una forma amorosa y creativa lo que nos acontece, cuando no sabemos como decir o pedir lo que necesitamos, queremos, etc, entonces este canal lo resiente, y se manifestara este bloqueo como un problema en la garganta. Las personas que tienen problemas en esta zona del cuello y garganta por lo general son personas que tienen dificultades para hablar y decir lo que sienten y piensan, o para pedir lo que quieren.

De la misma forma sucede con el chacra del corazón, que es el centro del amor, la comprensión, el dar y entregar. Cuando somos demasiado cerrados a admitir o exteriorizar amor, cuando vivimos un tanto en la superficie o nos cerramos a vivir de una forma sencilla y con gozo y satisfacción a cambio de retribuciones materiales o posición social, este chacra es el afectado. Si este modo de vida es frecuente, si nuestra actitud no logra encontrar la forma de generar confianza para que el amor circule en nuestra vida, entonces el bloqueo en esta zona pasará sin duda al plano físico, y entonces sentiremos dolores en el pecho, tendremos dificultades circulatorias o problemas sanguíneos, además de que las posibilidades afectivas quedarán limitadas, el individuo gozará de poca simpatía y carisma, y le costará mucho recibir y dar afecto o amor.

Muchas de las medicinas alternativas como el reiki tienen como punto de referencia para su curación los chacras. La práctica de los chacras para la curación de las enfermedades requiere de un profundo estudio y entendimiento.

Piedras curativas y Chakras

Habitualmente el color de las piedras es el que se asocia al color de cada chakra, sin embargo este no es el único indicador, también está lo que siente la persona. Ya lo hemos dicho, somos
Seres de Luz, tremendamente sabios y a veces podemos “sentir” que necesitamos una PIEDRA determinada sobre alguna parte específica del cuerpo y eso por supuesto también es correcto.

También nos podemos GUIAR por las características CURATIVAS que se le atribuyen a cada piedra, aunque debemos decir que no todo está escrito sobre CRISTALES, pues estamos recién reconectándonos con este conocimiento milenario.

Considerando lo anterior, planteamos un breve resumen respecto de las piedras y los chakras.

– 1 Chakra Raíz: Se sugiere utilizar piedras de color negro, ahumado o rojo. Las piedras negras nos conectan con las funciones del chakra y las rojas con funciones de energización.

Podemos utilizar Turmalina Negra, Ónyx negro, Obsidiana, Hematites, Pirita, Granate y Cuprita, entre otras. El Cuarzo Ahumado es el que se utiliza con mayor frecuencia en la alineación energética de este Chakra. Las piedras se ubican sobre el hueso del pubis.

– 2 Chakra del Ombligo (Considerado por la Gemoterapia): Tonos amarillos, dorados y cafés son los más recomendados. Topacio Imperial, Citrino, Ámbar, Peridoto.
El Ojo de Tigre es una de las piedras más recomendadas para este centro de energía y se ubica exactamente sobre el ombligo.

Podemos utilizar Piedras de color naranja o rojizos que purifican y tonifican son las más recomendadas como la Calcita Naranja, el Jaspe Rojo, el Ojo de Buey, así como también se puede usar la Crisocola (color celeste turquesa). La Cornalina es la piedra comúnmente más utilizada en este chakra y se ubica a la altura del útero, más menos a 4 dedos bajo el ombligo.

– 3 Chakra del Plexo Solar: Tonos amarillos, dorados y verdes pueden utilizarse con libertad. Los tonos amarillos y dorados nos centran y nos calman, los verdes refrescan, estimulan y desinflaman.

Podemos utilizar Malaquita, Citrino, Ojo de Tigre, Peridoto, Ámbar, Crisoprasio, Fluorita Amarilla, Topacio Imperial y Cuarzo Verde pueden ubicarse en este centro. El Citrino es una de las piedras más apropiadas para este centro y se ubica con el color ámbar apuntando hacia la tierra, a la altura de la boca del estómago.

– 4 Chakra del Corazón: Tonos verdes y rosas son los más recomendables para este centro de energía. Como ya dijimos, el verde nos refresca, estimula y desinflama, mientras que el rosa nos contiene y nos envuelve en la protección del amor.

Podemos utilizar Piedras como la Rodocrosita, el Cuarzo Verde, Turmalina Verde, Turmalina Sandía, Rosa y Sandía, Fluorita Rosa, Esmeralda, Aguamarina, Kunzita Rosa, Dioptasa, Aventurina, Rodocrosita,Turquesa, Jade, Malaquita, Peridoto, Crisopracio, pueden utilizarse con excelentes resultados. La energía del Cuarzo Rosa trabaja muy bien este centro, ayudándonos a comprender lo que significa nuestra autoestima y encontrando un equilibrio entre el dar y el recibir. Se la ubica al centro del pecho.

– 5 Chakra Laríngeo: Tonos celestes y azulosos son recomendables. Estos tonos calman nuestra mente y también colaboran en la desinflamación. Sodalita, Larimar, Turquesa, Topacio y Zafiro Azul, Celestina, Aguamarina, Ágata Azul, Lapislázuli, Turmalina azul, Crisocola.

Podemos utilizar La Ágata de encaje Celeste es una de las vibraciones más utilizadas para la armonización de este centro. Se la ubica en el “huequito” que se forma entre las 2 clavículas, en la base del cuello.

– 6 Chakra del Tercer Ojo: Tonos violetas y azules son los más sugeridos para este centro. Ambos tonos nos calman y tranquilizan. La elevada frecuencia vibratoria del violeta también nos ayuda en procesos de transmutación.

Podemos utilizar Calcita y Cuarzos transparentes, Azurita, Fluoritas violeta, violeta/dorada y verde, Amatistas pueden utilizarse en esta posición. La Amatista es la piedra más frecuentemente utilizada en este centro y se le ubica en el entrecejo, levemente por encima de las cejas.

– 7 Chakra Coronario: Tonos blancos y transparentes son los más recomendados puesto nos abren, expanden y purifican. El blanco contiene en sí todo el espectro de colores y algunas piedras muestran hermosos arcoiris.

Podemos utilizar Calcita transparente, Diamante, Circón, Cuarzo Trasparente, Cuarzo aturmalinado y rutilado o Apofilitas son las piedras recomendadas para este centro de energía. La Punta de Cuarzo Transparente (apuntando hacia la cabeza) es la piedra que se utiliza comúnmente en este chakra y se ubica en la zona de la coronilla.

Con las piedras en cada chakra podemos sentir, imaginar o visualizar como vamos respirando cada piedra y cómo su vibración va entrando y activando nuestra propia vibración mineral. Partimos desde el chakra raíz hacia el coronario y nos vamos deteniendo 2 o 3 minutos en cada uno. Cuando terminamos, nos encontramos energéticamente ordenados, en línea y en condiciones de dialogar con nuestro “Yo Superior”. Si preferimos, también podemos dejar la experiencia hasta aquí y esto ya es suficiente para actuar desde nuestro centro, en mayor comunión con nuestra “Esencia Divina”.

Cómo Saber Si los Chakras Están Bloqueados

Los Chakras son vórtices de energía a través del cual fluye la fuerza de vida a través de nuestro ser. Cada uno de lo chakras corresponden a diferentes aspectos de nuestro ser e influyen en los aspectos físicos, mentales y emocionales.
La mayoría de los terapeutas expresan que es buen indicio que nuestros chakras estén abiertos porque nosotros nos sentiremos en síntonía con el Universo y nuestras experiencias con el entorno y con otros.

Cuando tenemos los chakras bloqueados o cerrados experimentamos una sensación de bloqueo de energía en el cuerpo, la energía no llega adecuadamente y los órganos relacionados con los chakras se encuentran enfermos.

Cuando nosotros nos sentimos gozozos con la vida nuestros chakras se abren para recibir la energía de la alegría y del amor. Cuando experimentamos dolor, rabia y emociones bajas nuestros chakras tienden a cerrarse como un modo de protección, especialmente cuando nos encontramos en entornos caóticos o de estrés.

Cuando nosotros estamos en comunión con nosotros mismos, nuestros chakras brillan e irradian una magnifica energía lumínica que nos permite conectarnos en sincronía con la vida. Nosotros experimentamos una sensación de bienestar, de equilibrio, de estimulación y conexión con el Todo.

Los Chakras y su lenguaje
Primer Chakra: Yo tengo derecho a tener
Segundo Chakra: Yo tengo derecho a sentir
Tercero Chakra: Yo tengo derecho a obrar
Cuarto Chakra: Yo tengo derecho a amar y ser amado
Quinto Chakra: Yo tengo derecho a decir y a escuchar la verdad
Sexto Chakra: Yo tengo derecho a ver
Séptimo Chakra: Yo tengo derecho a saber
Las técnicas para desarrollar y mantener el equilibrio de los chakras son innumerables. Podrás encontrar mucha información de buena calidad sobre estos temas en la web o en libros. Pero para comenzar puedes realizar las siguientes preguntas para saber testear el estado de tus chakras. Luego con esta información inicial podrás buscar la manera de corregir y equilibrarlos de acuerdo a lo que te parezca más idóneo para ti.

Cuanto su respuesta es “sí”, el chakra probablemente se encuentre abierto. Si encuentras respuestas débiles o no te encuentras inseguro simplemente puedes centrarse conscientemente en el desarrollo de esa área de tu vida con el fin de lograr un mejor equilibrio.
Por lo tanto, a abrir la mente y a buscar atentos los síntomas de nuestro cuerpo y emociones, así encontraremos señales que nos permitan dilucidar el estado de nuestros chakras.

Test para saber si los Chakras están abiertos o cerrados

Chakra de la Raíz

¿Me siento físicamente vibrante, saludable y de gran alcance en el mundo? ¿Me siento como en casa aquí? ¿Me siento como si pertenezco a este mundo? ¿Tengo un fuerte deseo de vivir? ¿Amo mi cuerpo y lo aprecio como un tesoro maravilloso? ¿Soy una persona de alta energía, en constante movimiento, con audacia por la vida?

Chakra Sacro
¿Tengo un fuerte impulso sexual saludable? ¿Me siento confiado y plena/o sexualmente? ¿Puedo expresarme sexualmente,  dar y recibir placer? ¿Puedo expresarme creativamente, me siento de maravilla?

Chakra del Plexo solar

¿Sé lo que quiero, y tener confianza en ser capaz de manifestarlo? ¿Puedo tomar decisiones y actuar de acuerdo a ellas? ¿Estoy consciente de mis emociones y de poder controlarlas? ¿Soy capaz de resolver a través de mi mente en unión con mis sentimientos?

Chakra del Corazón

¿Tengo relaciones sanas? ¿Me amo a mí mismo/a, a mis amigos y a mis familiares?, ¿Tengo un fuerte sentido de compasión hacia todos los seres vivos? ¿Puedo aceptar a los demás como son, sin necesidad de que cambien? ¿Soy bueno/a cooperando? ¿Puedo quedarme en el momento presente,  y dejar los resultados para el Universo?

Chakra de la Garganta

¿Puedo expresarme con habilidad y facilidad? ¿Hago las cosas prácticas que tengo que hacer para estar saludable, feliz y exitoso/a? ¿Asumo la responsabilidad de mi vida en vez de culpar a otros por mis problemas,  o espero que otros a cuiden de mí? ¿Hago siempre lo mejor que puedo, y me siento digna/o de recompensa o compensación por mis esfuerzos? ¿Tengo suficiente fe en mí mismo/a a asumir riesgos, aceptar los desafíos, y crear vías de realización?

Chakra del Tercer ojo

¿Estoy mentalmente fuerte y soy capaz de resolver las cosas? ¿Tengo un montón de ideas creativas, y el hábito de tomar las medidas necesarias para hacerlas realidad? ¿Soy capaz de visualizar mis metas y sueños? ¿Puedo definir objetivos realistas y alcanzables?

Chakra de la Corona

¿Me siento como si yo fuera parte de algo grande y maravilloso? ¿Me siento conectado/a a Dios/Espíritu del Universo, y siento que mi vida tiene un propósito? ¿Soy capaz de verme a mí mismo/a con honestidad, y descubro las lecciones de mis experiencias con el fin de desarrollar la sabiduría?.

Significado de Chakras Bloqueados

Primer Chakra cerrado
La persona esta desvitalizada, su voluntad de vivir esta muy disminuida.

Segundo Chakra cerrado
La persona tiene dificultad para recibir y dar amor. No hay potencia sexual. No hay creatividad.

Tercer Chakra cerrado
Dificultad para sentir, bloquea sus sentimientos. No sentirá amor y aceptación por si mismo. Sentimientos de rechazo personal y desinterés de la propia salud.

Cuarto Chakra cerrado
Tiene dificultad para amar sin recibir nada a cambio. Ausencia de propósito y significado de su existencia. Tenemos la idea equivocada de que Dios y todos se oponen a nuestra voluntad.

Quinto Chakra cerrado
La persona no puede hacerse cargo de su vida. La comunicación no fluye. Profesionalmente esta frustrado, no hace lo que quiere.

Sexto Chakra cerrado
Existe confusión, ideas bloqueadas. Las ideas no tienen salida al plano material. Se convierte en frustración.

Séptimo Chakra cerrado
La persona no ha conectado su ser espiritual a su ser físico.