Saca el estrés en tu cuerpo con técnicas curativas de yoga

Para reflexionar: La conciencia, la respiración y la yoga asana son todas maneras en que podemos manejar el estrés crónico atrapado en nuestro cuerpo. Aprovecha los beneficios de liberar el estrés con estas prácticas de curación.

La mayoría de nosotros tiene movimientos habituales y patrones de movimiento en nuestro cuerpo que se activan cuando experimentamos estrés. Para algunas personas, sus hombros están tensos o su mandíbula se tensa. Otros se hacen nudos en el estómago o aprietan su espalda. El estrés se manifiesta físicamente de diferentes maneras para diferentes personas. En sí mismo, no hay un problema real con eso; de hecho, es una respuesta natural. Nuestros cuerpos están diseñados para experimentar el estrés y la estimulación, reaccionar ante él y finalmente, recuperarse de él.

El estrés crónico ocurre cuando nuestros cuerpos no tienen la oportunidad de recuperarse. Esto sucede cuando el estrés que experimentamos es tan frecuente que nuestros cuerpos se bloquean en patrones reactivos y nuestros músculos no se relajan. Después de un tiempo, el estrés queda atrapado en nuestro cuerpo.

El impacto a largo plazo del estrés y la tensión crónica puede ser grave. Entre otras cosas, puede conducir a una respuesta inmune baja, insomnio y un sistema digestivo comprometido. Es muy desagradable experimentar los dolores y molestias que acompañan a la tensión muscular crónica.

Si sientes que tu cuerpo se aferra al estrés, las siguientes técnicas y poses pueden ayudarte a descubrir el secreto para liberarlo.

“Secretos” yóguicos para desbloquear el estrés

Conciencia

El primer paso para desbloquear los patrones de estrés habituales del cuerpo es a través de la conciencia. Para empezar, intenta practicar esta conciencia en su tapete de yoga. A medida que te mueves en cada nueva asana, comienza por escanear tu cuerpo. Aprende a identificar qué músculos necesitas involucrar para sostenerte en una pose y cuáles no. Con propósito y suavemente, permite que los músculos que no necesitas se relajen. Una vez que hayas practicado la liberación de estas áreas en tu tapete de yoga, será más fácil hacer lo mismo fuera del tapete.

Estiramientos

Cuando los músculos se contraen habitualmente, el estiramiento es una excelente manera de alargarlos y ayudarlos a soltar su tensión almacenada. Elige posturas de yoga que se centren en las  áreas tensas, manteniendo el estiramiento hasta que sienta una liberación física y mental. Mantente atento con esto para que observes y recuerdes conscientemente cómo se siente al liberar esa tensión.

Respiración

No son solo nuestros músculos los que se aferran a la tensión. Nuestros patrones de respiración pueden mantener e incluso exacerbar el estrés en nuestros cuerpos. En general, cuando nos sentimos estresados, nuestra respiración se vuelve más superficial, a veces más rápida y, a menudo, más errática. Respiraciones lentas, profundas y completas son tus amigos. Con cada exhalación, visualízate liberando la tensión. En cada inhalación trae energía fresca, vida y calma. (Obtén más información sobre cómo aliviar el dolor muscular y la tensión con la respiración).

Movimiento

Mover tu cuerpo de maneras diferentes y nuevas es una excelente manera de romper los patrones de estrés habituales y liberar la tensión. Una forma de hacerlo es a través de un flujo dinámico de vinyasa. Alternativamente, intenta tomar un descanso de baile con tus canciones favoritas. Mover tu cuerpo de cualquier manera que se sienta bien es una manera fantástica de liberar la tensión.

Calma

En el yoga Yin, las poses se mantienen durante períodos de tiempo sostenidos sin mucho esfuerzo muscular. Esto puede ser más difícil de lo que parece. Cuando te mueves a un estiramiento profundo en una parte del cuerpo que tiene mucha tensión, por ejemplo, las caderas, notas la forma en que tu cuerpo se resiste a esta liberación. Incluso cuando relajas conscientemente músculos específicos, puedes notar que la forma en que tu cuerpo retiene el estrés no es estático. Cuando los músculos están habitualmente tensos, tratarán repetidamente de contraerse nuevamente. La clave es permanecer en la quietud de la pose. Cada vez que sientas que la tensión vuelve a crecer, dejalo ir conscientemente con la respiración. A medida que cabalgas en las olas de tu respiración, te liberas de tus patrones de sujeción.

Alivio de estrés crónico

Seguir estas simples estrategias puede tener un profundo efecto en tu bienestar físico y mental. Al tomarte el tiempo para desbloquear el estrés al que se aferra, puedes incluso evitar años de problemas de salud crónicos. El yoga puede ser tu arma mágica para encontrar la libertad y la liberación.

Deja un comentario