¿Qué son los Mudras?

¿Qué son los mudras?

Descubre los mudras y mejora tu salud espiritual

Los mudras son gestos muy importantes que se usan en el yoga. La palabra Mudra es una palabra sánscrita que se traduce como “signo” o “sello”. Son gestos físicos que incorporan las manos, los dedos, los ojos y otras partes del cuerpo. Las Mudras en realidad provienen del hinduismo y se han utilizado en muchas formas de danza hindú, como Kathakali, Manipuri y Kuchipudi. En estas formas de danza, los mudras se utilizan para expresar diversas emociones. Los textos yóguicos como Gherana Samhita, Hatha Yoga Pradeepika y Siva Samhita explican los mudras en detalle, al igual que los textos tántricos como los Upanishads. Estos textos enumeran aproximadamente veinticinco mudras que son particularmente importantes para los yoguis.

Los veinticinco mudras yóguicos más importantes son:     

  • Maha mudra   
  • Nabho mudra   
  • Uddhiyana   
  • Mahabandha   
  • Mahavedha 
  • Viparitakari     
  • Yoni     
  • Vajroli     
  • Jalandhara   
  • Mulabandha   
  •  Shakti Chalini   
  • Kechari     
  • Panchadharana   
  • Ashvini     
  • Pashini     
  • Tadagi     
  • Mandavi     
  • Sambhavi   
  • Kaki     
  • Matangi   
  • Bhujangini

Estos mudras se utilizan para influir en el prana (fuerza de la vida). Al sostener estos mudras movemos prana alrededor del cuerpo de una manera particular, y esto puede influenciar nuestro estado físico, mental y espiritual. Podemos dirigir prana hacia regiones específicas del cuerpo o la mente, lo cual se hace con fines curativos, o podemos usar mudras para crear un estado de conciencia más elevado.

La importancia espiritual de los mudras se explica en el Gherana Samhita, en el que el Señor Shiva le dice a la Diosa Parvati que los mudras le otorgarán gran felicidad y salud. El Hatha Yoga Pradeepika, mientras tanto, afirma que los mudras son una forma poderosa de activar la energía Kundalini. Cuando practicamos mudras, la energía Kundalini pasa a través del centro pránico de la columna vertebral (Sushuman nadi).

A partir de ahí, el prana se mueve a través de los chakras, activando cada uno a su vez, lo que lleva a muchos beneficios de salud espiritual. Hay 60 mudras de uso común hoy en día, cada uno ofrece sus propios beneficios de salud únicos. Por ejemplo, el mudra Makara activa la energía del riñón y puede usarse para combatir la depresión. Mientras tanto, el mudra Hakini mejora la comunicación entre los hemisferios del cerebro, lo que conduce a una función cognitiva mejorada.

Uno de los mudras más importantes para los yoguis es el Khechari mudra, que se dice que es el rey de los mudras. Es un mudra potente que llena el cuerpo con una energía divina llamada Amrita, que en el hinduismo se describe como la bebida de los devas, que les otorga la inmortalidad. Los adoradores en realidad consumen una bebida de sabor dulce llamada Amrita, que es similar a la miel. Se dice que ayuda a la mente a alcanzar estados superiores de conciencia, a saber: Dharana, Dhyana y Samadhi.

Se dice que practicar Kehchari mudra ofrece los mismos beneficios. Estas prácticas espirituales avanzadas no son tan populares hoy en día. Más populares son los mudras como el Chin mudra y el Jnana mudra, los cuales se usan comúnmente en la práctica del yoga. Estos mudras usan los pulgares y los dedos para crear nudos pránicos que dirigen la energía a partes específicas del cuerpo.

Otra visión de los mudras es la visión filosófica esotérica. Según la filosofía, los pulgares y los dedos representan cosas específicas. El pulgar representa la Realidad Última (Brahman) y el dedo índice representa la Realidad Interior (Jiva). Por lo tanto, cuando tocamos los pulgares y los índices juntos, unimos la Realidad Última con la Realidad Interna. En esta explicación de los mudras, los tres dedos restantes representan los gunas: Satva, Rajas y Tamas.

Prácticas como la reflexología han demostrado que partes específicas de las manos y los dedos se asocian con partes específicas del cuerpo. Las almohadillas de los dedos índices, por ejemplo, están asociadas con los senos paranasales. Estimular estas áreas de las manos y los dedos, por lo tanto, activa la energía dentro de la región asociada del cuerpo. Y debido a esto, podemos usar las manos y los dedos para sanar el cuerpo.

Echemos un vistazo a algunos mudras populares que te podría gustar probar:

Anjali Mudra: El mudra de Anjali es el mudra más conocido del mundo. Es la misma posición de mano utilizada para la oración. Este mudra nos conecta con lo divino y produce paz interior. Shambhavi Mudra: Este mudra se realiza mirando el punto entre las cejas, donde se encuentra el tercer chakra del ojo. Este mudra activa el tercer ojo, mejorando la percepción y los poderes psíquicos.

Abhaya Mudra: El mudra de Abhaya es básicamente una señal de alto. Para realizar Abhaya, sostenemos la palma de la mano hacia afuera justo debajo de la altura del hombro. Este es un mudra muy importante en el budismo y se dice que detiene el miedo.

Dharmachakra Mudra: El Dharmachakra mudra se realiza sosteniendo el dedo medio de una mano entre el pulgar y el índice de la otra mano. Este mudra representa el ciclo de la vida y la muerte y se dice que nos inspira a contribuir a la sociedad.

Jnana Mudra: Este es otro mudra muy conocido. Es el gesto de la mano que más comúnmente asociamos con la meditación. Realizamos el jnana mudra colocando las almohadillas del pulgar y el índice juntas. Esto aumenta la sabiduría y nos conecta con nuestra deidad.

Los mudras son una forma poderosa de mejorar nuestra práctica de yoga y de curar el cuerpo y la mente. Y también tienen una historia fascinante, que hemos visto anteriormente. Hay sesenta mudras diferentes de uso común, y cada uno ofrece sus propios beneficios únicos, por lo que es probable que haya al menos uno o dos mudras que sean aplicables a tu propia situación.

Si quieres conocer más acerca de los mudras da click aquí.

Comentarios cerrados.