Perdió sus 2 piernas y como el yoga lo cambio

“Cuando logré mi primera postura, todos mis pensamientos negativos se detuvieron y me sentí conectado con la tierra por primera vez en 10 años”

La adversidad y los problemas siempre llegan de manera distinta. A veces es a través de enfermedades, rupturas amorosas, accidentes, etc. Sin embargo, lo importante es ser capaz de levantarse y continuar luchando por aquello que creemos es lo mejor. Fiel reflejo de esto es un hombre que perdió ambas piernas y sufrió un grave daño cerebral en el año 2004, luego de que una bomba explotara bajo su auto. Es terrible, muchos habrían preferido morir, pero él no. Él decidió marcar la diferencia y hoy es un ejemplo para millones de personas.

Conoce a Dan Nevins, un ex soldado de guerra Estadounidense de 43 años, profesor de yoga y orador motivacional que vive en Ponte Vedra, Florida.
Instagram: @dannevins
Instagram: @dannevins

Tras el accidente, Nevins pasó 2 años y fue operado 36 veces en el centro médico Walter Reed en Washington D.C.

“Inicialmente conservé mi pierna derecha, pero luego de un año tuvieron que amputármela porque el dolor y las infecciones en los huesos eran insoportables. Fue la mejor decisión que pude haber tomado”, señaló. Hoy, Nevins usa una prótesis bajo cada muslo.

“Cuando comencé a caminar con ellas me ayudó mucho en el ego porque a la gente le gustaba. Los niños creían que yo era un Transformer y a las mujeres con las que salía ni siquiera les importaba que yo fuera amputado”, agregó.

Dan comenzó a ser un atleta minusválido en el año 2007, pero no empezó a practicar yoga hasta el 2014, cuando se dio el tiempo para recuperarse de la cirugía y combatir contra el estrés post combate. 

Además del yoga, comenzó a jugar golf, practicó bicicleta e incluso escaló el monte Kilimanjaro. ¿Puedes creerlo? 

Y, como si eso fuera poco, comenzó a trabajar en el proyecto Wounder Warrior que busca generar consciencia y apoyar a los soldados retirados de guerra que han sufrido daños físicos o psicológicos.

Sin embargo, nada de eso igualó la satisfacción que le entregó el yoga.

Instagram: @dannevins
Instagram: @dannevins
“Cuando logré mi primera postura, todos mis pensamientos negativos se detuvieron y me sentí conectado con la tierra por primera vez en 10 años”, aseguró Nevins.

Y claro, para él era altamente necesario.

Según fuentes de Buzzfeed, 22 veteranos de guerra se suicidan en Estados Unidos cada día.

“Yo no quería ser parte de esa estadística”, dijo Nevins. “Entonces me acerqué a un amigo para pedirle ayuda, él me introdujo en el maravilloso mundo del yoga”.

Instagram: @dannevins
Instagram: @dannevins

Actualmente, él enseña yoga a miles de personas alrededor del mundo, da charlas motivacionales e incluso ha participado en eventos para ayudar a niños discapacitados junto a la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

Un ejemplo de superación único…

¿Qué opinas al respecto?