Mudras usar el poder sanador de tus manos para tener una vida más completa

¿Sabías que tus manos tienen un poder sanador innato que se ha utilizado durante siglos?

Los Mudras son posiciones de manos que mueven ciertas energías alrededor de tu cuerpo. Tienen un poder sanador tanto a nivel del cuerpo físico como de las emociones y el espíritu.

Por miles de años los Mudras se han utilizado en Oriente y han sido una práctica común de distintos líderes espirituales, incluído Buda. Hoy en día, todavía se usan en Yoga y meditación.

Top 10 Mudras para tu práctica de yoga

Si prestas atención a tus movimientos, verás que muchas veces pones las manos en estas posiciones inconscientemente. Es tu cuerpo utilizando el poder sanador de tus manos.

Pero también puedes usar ese poder de forma deliberada para ayudar a canalizar y estimular la curación de determinado aspecto de nuestra vida.

Hay cientos de Mudras, pero estos son algunos de los más comunes:

1. Gyan Mudra (Mudra del conocimiento)

La punta del dedo índice toca la punta del pulgar mientras los otros dedos permanecen rectos.

Beneficios: mejora el conocimiento, estimula la glándula pituitaria y las glándulas endocrinas, aumenta la memoria, ayuda a la meditación, previene el insomnio, puede aumentar el estado de ánimo y aportar claridad.

Práctica: En cualquier momento mientras está sentado, de pie o acostado en la cama.

2. Prithvi Mudra (Mudra de la Tierra)

La punta del dedo anular toca el pulgar mientras los otros dedos permanecen derechos.

Beneficios: reduce las debilidades físicas y espirituales, puede aumentar la fuerza de la vida, puede ayudar a limpiar la piel, promueve la funcionalidad del cuerpo.

Práctica: En cualquier momento.

3. Varuna Mudra (Mudra del Agua)

La punta del dedo meñique toca el pulgar mientras los otros dedos permanecen hacia arriba.

Beneficios: ayuda a equilibrar las emociones y ayuda a retener el agua por lo que sirve para aliviar el estreñimiento y los calambres. También puede ayudar a regular los ciclos menstruales y las condiciones hormonales.
Practica: 15 minutos, 3 veces al día.

4. Vayu Mudra (Mudra del Aire)

El pulgar se ajusta sobre el dedo índice mientras el resto de los dedos permanecen rectos.

Beneficios: ayuda a calmar una mente ansiosa, calmar una voz tensa y puede ayudar a disminuir el estrés. También puede ayudar a reducir la impaciencia y la indecisión.

Práctica: de 10 a 15 minutos, 3 veces por día.

5. Shunya Mudra (Mudra del Vacío)

La punta del dedo medio y la punta del dedo pulgar se tocan. Los dedos restantes están estirados.

Beneficios: reduce la falta de brillo en el cuerpo y también puede ser muy eficaz para los dolores de oídos. Puede ayudar a restaurar la confianza y aumentar la cognición mental.

Práctica: 40-60 minutos diarios

6. Surya Mudra (Mudra del Sol)

Dobla el dedo anular debajo del pulgar mientras el resto de los dedos permanecen rectos.

Beneficios: ayuda a estimular la glándula tiroides, disminuir el aumento de peso y reduce el apetito, estimula la digestión y ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés. También es un buen Mudra para meditar sobre tu propósito en la vida.

Práctica: de 5 a 15 minutos, dos veces al día.

2 Mudras para la ansiedad

7. Prana Mudra (Mudra de la vida)

El anular y el meñique se doblan para encontrarse con el dedo pulgar. Mientras tanto, el índice y el dedo medio permanecen rectos hacia arriba.

Beneficios: mejora la fuerza de la vida, ayuda a fortalecer la mente, el cuerpo y el espíritu, ayuda a promover la adopción de medidas, mejora la inmunidad y la motivación.También sirve para mejorar la visión y reduce la fatiga.

Práctica: En cualquier momento.

8.Apana Mudra (Mudra de Digestión)

El dedo medio y anular están doblados debajo del pulgar, mientras que el meñique y el dedo índice están parados hacia arriba.

Beneficios: ayuda a regular el sistema excretor, ayuda a desintoxicar y estimula las deposiciones. Útil para aliviar el estreñimiento y las hemorroides.

Práctica: 45 minutos diarios

9. Apana Vayu Mudra (Mudra del Corazón)

El dedo índice se dobla para tocar la base del pulgar mientras que el dedo medio y el anular se doblan para tocar la punta del pulgar. El dedo meñique permanece estirado.

Beneficios: estimula la curación del corazón y ayuda a proteger físicamente dicho órgano vital.

Práctica: 15 minutos, dos veces al día

Fuente:

Forever Conscious