Los Yamas

Si te gusto el contenido, ayúdame compartiéndolo

Definición – ¿Qué quiere decir Yama?

Un yama es un deber u observancia recomendado por la filosofía y la enseñanza del yoga como parte del camino de  las ocho ramas del yoga. En los Yoga Sutras de Patanjali, describe cinco yamas como su primer “rama” del yoga.

La palabra, yama, originalmente significaba  “rienda” y se refiere a la naturaleza restrictiva de los yamas. Estas yamas son prácticas que se consideran observancias externas. Son una forma de aplicar los códigos de conducta del yoga a la forma en que el yogui se relaciona con el mundo. Se los considera una guía valiosa y altamente relevante para ayudar a los yoguis a vivir una vida ética.

Se dice que practicar los  yamas le da al yogui la oportunidad de vivir de una manera más sana y pacífica. Pueden mejorar las relaciones con los demás, fortalecer el carácter y ayudar al yogui a progresar en su camino espiritual. También se cree que reduce o incluso previene la acumulación de mal karma, que se puede acumular cuando uno vive sin conciencia u honestidad.

El Mundo del Yofa explica los Yamas

Antes de los niyamas, que componen la segunda rama del yoga, los yamas describen las restricciones necesarias para vivir una vida ética, mientras que los niyamas describen las observancias necesarias. Esto también se puede pensar como los yamas siendo los “no hacer” y los niyamas siendo el “la acción o hacer”.

En Los ocho miembros del yoga, tal como lo describe Patanjali, los cinco yamas son:

  1.  Ahimsa: no violencia o no dañar a todas las criaturas, incluyéndonos a nosotros mismos. La violencia física, mental y emocional deben evitarse y, como tal, a menudo se considera que ahimsa guía a los yoguis a practicar la compasión y la falta de juicio como una herramienta para cultivar la no violencia.
  2. Satya: veracidad u honestidad en palabras y acciones. Es importante que esto se practique junto con el primer yama de no violencia ya que la necesidad de decir la verdad debe equilibrarse con la necesidad de no dañar a otro.
  3. Asteya: no robar la propiedad o el tiempo de otra persona. Esto significa no tomar nada que no haya sido otorgado de manera libre y voluntaria, e incluye no cometer o ser cómplice de robo, explotación u opresión.
  4. Brahmacharya: castidad, que también se puede interpretar como restricción sexual o fidelidad matrimonial. Esto también se puede considerar como continencia o moderación en todos los impulsos del yogui, no solo en los sexuales. Se cree que Brahmacharya ayuda al yogui a volverse más saludable, más sabio y más fuerte, ya que se dice que conservará energía, que luego podrá emplearse mejor para alcanzar objetivos espirituales superiores.
  5. Aparigraha: no codicia. Esta es una práctica de dejar ir todo lo que no es necesario y solo poseer lo que es completamente necesario. Se dice que esto ayuda al yogui a ver la única cosa que realmente tiene, Atman (verdadero Ser), sin la distracción de aferrarse a las posesiones.

Se cree que hay al menos 60 textos sagrados antiguos que describen los yamas, muchos de los cuales están escritos en sánscrito. Estos incluyen variaciones en la lista de cinco yamas de Patanjali, con algunos textos que enumeran hasta 10 yamas. Las otras variaciones ordenan los yamas de manera diferente y enfatizan diferentes aspectos.