Las 12 Leyes del Karma

¿Existe una máxima que debería ser la base 

de las acciones que uno toma a lo largo de su vida?

Seguramente es la máxima de la compasión: 

no hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti.

Confucio 

El Karma es el juez de nuestros actos, es la energía transcendente e invisible que se deriva de nuestros comportamientos y que va acumulando consecuencias y pagos conforme a ellos. El Karma simplemente nos dice que las fuerzas que pusimos en movimiento hace diez minutos o hace diez vidas volverán a nosotros.

Íntimamente ligado a las reencarnaciones venideras, se convierte en la energía que usaremos para limpiar el alma hasta que alcancemos la perfección. Mientras que el karma simboliza la responsabilidad y el pago por nuestras acciones, la reencarnación nos ofrece la oportunidad de seguir avanzando.

Según esto, nosotros tenemos la libertad de comportarnos como queramos desde la primera encarnación y, en consecuencia, acumularemos esta energía. La creación de karma bueno y malo e intencional o no intencional dictará lo que tenemos que enfrentar y resolver en la vida. Nuestra primera meta es aprender, a través de la experiencia, a ser mejores.

Así, la Ley del karma no da lugar a la casualidad y en ella encierra 12 leyes que dictaminarán cómo responderemos por nuestras acciones, pensamientos y sentimientos:

1. LA GRAN LEY  o la ley de causa y efecto: hemos crecido con esta ley muy presente aunque no lo sepamos,  simplemente nos dice que lo que sembramos es lo que cosecharemos.  Lo que ponemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros. La energía negativa enviada a otros volverá de nuevo a ti, pero 10 veces más potente, si siembras vientos recogerás tempestades. El Karma es el juez de nuestros actos que nos ayuda a reflexionar sobre nuestros sufrimientos.

2. LEY DE LA CREACIÓN: la vida requiere de participemos de ella. Somos uno con el universo dentro y fuera, somos parte de la corriente de nacimiento de la naturaleza y nuestras vidas se reproducen como el resto de ciclos naturales. Lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior. Crea las opciones que quieras tener en tu vida, .

3. LEY DE LA HUMILDAD: lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo. Si ante alguien o algo solamente ves a un enemigo o algo negativo, entonces no estás en un nivel superior de existencia. Cumplir esta ley significa aceptar sin entrar a valorar la superioridad.

4. LEY DEL CRECIMIENTO: donde quiera que vayas, siempre estarás tú. Para que podamos crecer en el espíritu somos nosotros los que debemos cambiar y no las personas, lugares o cosas que nos rodean.

Solo tendremos control sobre nosotros mismos en nuestra vida. Si procuramos cambiar nuestro interior nuestra vida también cambiará, esto ha de hacerse con cuidado para que redunde en un beneficio kármico, no faltes de amor a ti mismo.

5. LEY DE RESPONSABILIDAD: cada vez que algo malo sucede, hay algo mal en ti. Lo que nos rodea nos refleja y reflejamos lo que nos rodea; es importantísimo asumir la responsabilidad de lo que en tu vida está presente.

6. LEY DE LA CONEXIÓN: Incluso si algo que hacemos parece insignificante, es muy importante saber que se hace en conexión con todo el universo. Cada paso lleva al siguiente paso y así sucesivamente.Alguien hará el trabajo inicial para que alguien obtenga algo. Ni el primer ni el último paso son más o menos importantes porque ambos son necesarios para realizar la tarea. Todos estamos conectados en pasado, presente y futuro.

7. LEY DEL ENFOQUE: No se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo. Tienes que ir subiendo peldaño por peldaño. Cuando perdemos el norte en nuestra brújula despertamos a la inseguridad y a la ira.

8. LEY DEL DAR Y DE LA HOSPITALIDAD: Si tú crees que algo es verdad, entonces en algún momento de tu vida serás llamado a demostrar que es verdad. Da y otorga para poder poner en práctica lo que has aprendido.

9. LEY DEL AQUÍ Y AHORA: Mirar hacia atrás y vivir anclados en el pasado es lo que nos impide disfrutar del presente y estar totalmente en el aquí y ahora. Los viejos pensamientos, hábitos y sueños son los que nos impiden renovar nuestro alma.

10. LEY DEL CAMBIO: La historia se repite hasta que aprendamos las lecciones necesarias para cambiar nuestro camino.

11. LEY DE LA PACIENCIA Y LA RECOMPENSA: todas las recompensas requieren de un esfuerzo inicial.La mayor gratificación es la que demanda más dedicación, paciencia y persistencia. Amar nuestro sitio en el mundo recompensará nuestro esfuerzo a su debido tiempo, justo cuando hayamos aprendido la importancia de estos valores.

12. LEY DE LA IMPORTANCIA E INSPIRACIÓN: el valor de algo es el resultado directo de la energía y la intención que se pone en él. Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad.Las contribuciones mediocres no tienen ningún impacto en la totalidad, son tan comunes que se anulan entre ellas. Pon todo tu corazón en cada acto para que obtenga el valor necesario.

Creas o no en la filosofía kármica, lo cierto es que a veces parece que de lo único que podemos estar seguros es de que la primavera o el invierno volverán pero, en verdad, como dijo Voltaire, “no es más sorprendente nacer dos veces y no una; pues todo en la naturaleza es resurrección”.

62 opiniones en “Las 12 Leyes del Karma”

  1. En eso se basa la filosofía budista. Es el autor practicante de la filosofía? El gran reto es poner todo eso en práctica para vivir en un mundo mejor y convivir como seres humanos todos sin importar religión, raza, sexo, posición social, etc.

  2. es necesario e inportante que entendamos esa maravillosa ley del karma y estemos concientes de ello y entonces empezaremos a ser mas humildes y sabios en la vida empezaremos a cambiar y con sabiduria yconocimiento del karma porque nos toco vivir en esta vida en las condiciones que estamos pobres o ricos empezae a ser mas justos en la vida somos el produto del ayer y vamos a ser el producto del manana seamos mas justos y humildes y amemos a todos los hermanos humanos que nos rodean

  3. Efectivamente, creo el ella, opino que, sicada uno nos detubieramos a reconocee cada una se esas las leyes del karma,tendriamos mas familia unida, felices, humanos mas conprensivos, amorosos. Humildes sobre todo unidos, muy bueno el tema, gracias por pompartirlo.

  4. Hace 21 años tuve un despertar y senti q ya había vivido en otras vidas y q mi misión era hablar sobre ello. Luego encontré el libro de muchas vidas muchos maestros. Mi vida cambio p bien, pues sabia q cada acción tendría una reaccion

  5. OJALA DEN MAS DIFUCION A ESTAS LEYES, PARA Q LA GENTE ENTRE EN CONCIENCIA PLENA DE Q TODO LO Q HACEMOS SE NOS REGRESA, Y QUIZA ALGUNAS NO HAGAN EL BIEN POR LOS DEMAS; PERO POR LO MENOS POR ELLOS MISMOS, PORQUE YA HAN DESPERTADO SU CONCIENCIA A LA LEY DE Q TODO LO HACEMOS A LOS DEMAS; GENTE, PERRO, GATO etc. REGRESA A QUIEN LO HIZO INCREMENTADO.

  6. Gracias, muchas gracias. por compartir algo tan bonito y fácil de entender, en algunos artículos que he leído con anterioridad no lo he entendido también como ahora, os seguiré si me lo permites para continuar aprendiendo sobre cosas buenas para todos.

    Carmen

  7. Me resulta muy interesante y fascinante el tema del Karma, sobre todo el darme cuenta que somos los unicos responsables de nuestras acciones y que es necesario que tratemos de conocernos a nosotros mismos y andar despiertos para poder accionar correctamente….

    1. El karma es una ley universal, que se encarga de crear equilibrio entre todas nuestras acciones de las vidas pasadas. La función que cumple no es como algunos piensan que es crear castigo, sino crear experiencias donde el alma pueda desarrollarse y avanzar, en definitiva, el karma trabaja para nuestro aprendizaje.
      Cuando el alma cumple su aprendizaje, a través de todas las vidas que ha tenido y experimentando todas las situaciones posibles, el ser humano encuentra su evolución, y “despierta” entre tanta mentira, encontrando la grandeza de su ser, se convierte en un Ser Iluminado.
      Antes del “despertar” y alcanzar la iluminación, va experimentando una serie de situaciones difíciles, donde va pagando todas sus deudas karmicas.
      Las deudas karmicas no se van pagando simplemente por sufrir…..sino cuando aprendemos realmente la lección que veníamos a aprender. Por eso, algunas personas experimentan una y otra vez que les ocurre la misma desgracia, pensando que es fruto de su mala suerte, simplemente no aprendemos la lección.
      Es importante comprender que todo ocurre por alguna razón, y que siempre hay un aprendizaje escondido. Son precisamente aquellas situaciones difíciles que hemos vivido las que nos muestran de alguna manera, acciones negativas que hemos realizado en alguna vida anterior. Como también, existen los maestros disfrazados que vienen a recordarnos aquellas malas acciones que aún no hemos pagado o resuelto.
      Ahora lo importante es que si nosotros admitimos la teoría de que es probable que nuestros problemas actuales puedan tener su origen en vidas anteriores, podremos pensar que hemos elegido nuestras circunstancias actuales para resolver dichos problemas, muchas personas se equivocan cuando creen que el hecho de admitir unas circunstancias dolorosas como herencia KÁRMICA, se debe a que merecen la desgracia que les ha tocado, estas personas deducen que han hecho algo terrible en sus pasados KÁRMICOS, y que han sido malos, por lo que ahora han de sufrir los castigos KÁRMICOS, y tal vez acaben por sentir una gran culpa y resignación KÁRMICAS.

      No deja de ser una ironía el hecho de que con frecuencia la causa KÁRMICA del dolor experimentado en la vida actual, es una acción terrible del pasado, sino un sentimiento de culpabilidad, que no está justificado a una resignación excesiva ante el sufrimiento personal.
      A veces para resolver un problema solo necesitamos darnos cuenta de que podría ser de naturaleza KÁRMICA, ello deshace el misterio y elimina la confusión, de ese modo uno queda en libertad para hacerle frente desde un punto de vista práctico, en lugar de decir es un problema extraño que parece no tener ninguna causa, podemos decir sencillamente este problema parece tener sus orígenes en otra vida.

      Las relaciones kármicas son deudas que adquirimos de otra u otras vidas con aquellos que no actuamos de acuerdo a las leyes divinas, las cuales AMAR Y PERDONAR son las principales lecciones a entregar y aprender. Antes de nacer nuestra alma elige con quien encontrarnos de nuevo para tener la oportunidad de poder reparar el daño que les causamos, y con ello poder evolucionar espiritualmente. Esta deudas tanto las podemos tener, con nuestra pareja, como con nuestros padres hermanos e incluso amigos o compañeros de trabajo. La herencia KÁRMICA no es irrevocable, cualquier idea preconcebida en el sentido de que el KARMA es algo con lo que uno a de cargar, o tiene que ser resuelto de un modo doloroso, no es adecuada ni exacta.
      También existen maneras de ir pagando tu karma sin necesidad de sufrir, aunque habrá determinadas situaciones que hasta que no las aprendas y perdones de corazón a ti y los demás involucrados no podrás vencerlas. Existen terapias para trabajar tu karma.
      Para eliminar cargas karmicas en el caso de haber hecho promesas o juramentos lo mejor es decir a diario:

      – Invoco al Arcángel San Miguel para que me ayude a cortar todos mis contratos, juramentos y acuerdos que he hecho a todo ser vivo de esta vida o de mis vidas pasadas.

      – También pido perdón a todo ser vivo que haya dañado en esta vida o en mis vidas pasadas, como perdono a cualquier ser vivo que me haya hecho daño en esta vida o en mis vidas pasadas. (Esta frase en concreto tiene una energía tremenda, me la enseñaron mis guías y yo noto como la energía se expande y llega a cada ser con el que tengo una deuda o tiene deuda conmigo y ayudo a liberar karmas).

      Para liberar karma pasado lo mejor es pedir ayuda al Arcángel Zadkiel, el pertenece al rayo violeta, la energía violeta transmuta y libera todo, crea perdón. Por eso es bueno cada vez que queramos liberar karma, llamar al Arcángel Zadkiel, y pedirle que nos envuelva con su llama violeta para que nos aporte la energía de liberación y podamos sanar nuestras vidas pasadas.

      Para liberar karma presente o cortar ataduras con personas de esta vida, debemos invocar al Arcángel Miguel, pertenece al rayo azul, que proporciona protección y fuerza.

      Invocando a estos dos Arcángeles somos ayudados a liberarnos de cualquier karma.

      Existen oraciones que ayudan a liberar karma, usando la llama violeta:

      Decir con frecuencia sintiéndolo profundamente:

      “Yo soy” siempre un gigantesco pilar de fuego violeta consumidora, hecho de puro amor divino, que trasciende todos los conceptos humanos y derrama constantemente sobre mi y sobre toda la humanidad todo el triunfo y toda la perfección del Padre. Poderosa presencia “Yo Soy” asume el mando absoluto de mi mente, mi cuerpo y mi mundo: aplica tu cristalina llama violeta consumidora en mi y consume todos mis errores y defectos pasados y presentes, su causa y efecto, núcleo, raíz y disuelve todos mis problemas para siempre.
      SATNAM

  8. maravillosa enseñanza!.Mi madre era espiritista,y siempre me hablo de la rencarnacion,diciendome que nosotros venimos al mundo a reparar,volviendo hasta llegar al estado perfecto,que el de los seres inmateriales,que son solo espiritu!.Ella era de la Escuela Cientififica Basilio.Gracias por todo esto,se lo debo a alguien muy amado por mi!,y gracias de nuevo!!!

    }

  9. No sabia de las leyes del karma solo la primera me ha hecho reflexionar , trataré de llevar a cabo cada una de ellas, en verdad es horrible guardarse tanto tanto odio, rencor, envidia, espero sanar y empezar una nueva vida de paz. Muchas gracias

Deja un comentario