La Fibromialgia y la alimentación

La fibromialgia es una condición caracterizada por dolor generalizado, respuesta dolorosa a la presión, rigidez matutina, fatiga, alteraciones del sueño y puede incluir muchos otros problemas de salud.

Intenta tener una dieta balanceada

Comer una dieta balanceada es una buena idea para cualquier persona, independientemente de si tiene fibromialgia. Esa dieta debe incluir frutas y verduras frescas, granos integrales, grasas saludables, lácteos bajos en grasa y proteínas. Evita los alimentos no saludables, incluidos los procesados ​​o fritos, y las cantidades excesivas de grasas saturadas. Además, limita la cantidad de sal y azúcar en tu dieta.

La fibromialgia puede hacer que se sientas cansado y agotado. Comer ciertos alimentos puede darte más energía. Evita los dulces, que solo te darán un impulso rápido de azúcar. Tu cuerpo se sentirá bien por un momento pequeño pero su efecto pasará rápidamente dejándote más cansado. En su lugar, consume alimentos que te den más energía para superar tu día. Combina proteínas o grasas con carbohidratos para ralentizar su absorción. Elige alimentos frescos y enteros altos en fibra y bajos en azúcares agregados, como:     

  • almendras y otras nueces y semillas     
  • brócoli     
  • frijoles     
  • tofu     
  • harina de avena     
  • verduras verdes    
  • aguacate

Cambiar a una dieta vegetariana

Algunos estudios han analizado cómo ciertas dietas afecta la fibromialgia. Hay evidencia desde 2000 de que comer una dieta vegetariana o vegana, que es rica en antioxidantes vegetales, podría ofrecer algún alivio de los síntomas. Un estudio en BMC Complementary and Alternative Medicine descubrió que las personas que comían una dieta vegetariana principalmente cruda tenían menos dolor. Sin embargo, este tipo de dieta es muy restrictiva y no es para todos. Consulta a tu médico antes de intentarla.

10 alimentos para aliviar la fibromialgia

1. Cúrcuma, alimento altamente antiflamatorio

Alimento altamente antiinflamatorio y desintoxicante. Mézclala  con pimienta negra recién molida y un poco de aguacate para absorberla mejor.

Tómala de 2-3 veces al día, fresca o en polvo.

Cúrcuma milagrosa: sácale todo el partido en la cocina

2. Aguacate, contiene omega 9 y vitaminas

Una fuente rica  en grasas saludables : los omega-9, también tienen una acción antiinflamatoria.

Además aporta buenas dosis de las vitaminas E y C, muy antioxidantes.

Disfruta de medio aguacate cada día.

3. Aceite de coco

Tiene una acción antiinflamatoria en el organismo, como otras grasas saludables.

2 cucharaditas al día son suficientes.

4. Chucrut, lo puedes preparar en cas

Es muy fácil de preparar en casa. Aporta microorganismos beneficiosos a la flora intestinal y tiene un sabor ácido que ayuda a la digestión y a la función hepática.

Añade a tu dieta 1 cucharadita diaria.

4 fermentados deliciosos (y cómo prepararlos en casa)

5. Rúcula, ayuda al hígado y su funcionamiento

Su sabor amargo ayuda a la función y limpieza del hígado. Además las hojas verdes son ricas en clorofila, que ayuda a limpiar y oxigenar la sangre.

Toma 1 puñado al día y altérnala con otras hojas verdes.

6. Manzana, altamente antioxidante

Rica en quercetina, un fitonutriente antioxidante que también encontramos en las cebollas.

Todos los alimentos ricos en fitonutrientes previenen las reacciones de oxidación y, como consecuencia, la inflamación.

Consume 1 al día, con todo y  la piel.

Bravitas de manzana

7. Brócoli , rico en vitamina C

Son ricos en vitamina C (antioxidante y antiinflamatorio) y en glucosinolatos, sustancias que disminuyen la inflamación.

1 taza al día.

8. Aceite de lino, rico en omega-3

Rico en grasas de la serie de los omega-3, tiene que pasar por una fase en el hígado para convertirse en EPA y DHA, los ácidos grasos que se asocian a la disminución de marcadores inflamatorios.

Tómalo en crudo, 1 cucharadita al día.

9. Ajo

Sus compuestos azufrados disminuyen sustancias derivadas de las vías metabólicas inflamatorias y evitan la expresión de genes y proteínas.

1 diente al día, mejor crudo y machacado.

¿Por qué es tan sano el ajo negro? Conoce todas sus propiedades

10. Semillas de chía y de sésamo molidas

También aportan grasas saludables omega-3 con acción antiinflamatoria en el organismo, así como fibras fermentables que alimentan la microbiota intestinal.

Toma 2 cucharaditas al día.

Comentarios cerrados.