Hábitos Budistas Para Practicar el Minimalismo

Nacido en la India, el Budismo es una doctrina filosófica y espiritual que propone
 la transformación social e individual para liberarse del odio, la codicia y la ignorancia. 

En este sentido, es un camino de enseñanzas y prácticas, como la meditación, para el desarrollo de la consciencia, la bondad y la sabiduría. 

A diferencia de lo que se cree, Buda es un título y no un nombre en sí. Significa “alguien que está despierto” y se debe al camino que realizó Siddharta Gautama hace 2,500 años en el norte de la India, y que lo llevó a la Iluminación mediante la meditación profunda.

5 Lecciones Que Aprendí Cuando Me Deshice De Las Cosas Que No Necesitaba

El minimalismo tiene mucho que ver con algunos de los principios que propone el Budismo. Averigua cuáles son los 5 hábitos que puedes desarrollar para quedarte solo con lo esencial y volver al centro de ti mismo.

1. Conserva sólo lo que consideres necesario.

Buda nació en la nobleza, pero a lo largo de su camino espiritual comprendió que muchos de los bienes materiales pueden ser insatisfactorios.

Por eso, el primer hábito que deberías aplicar es conservar a tu alrededor solo lo que creas necesario. De nada sirve comprar por comprar, acumular por acumular. Eso le quita claridad a tu pensamiento y apaga tus emociones. Obsequia lo que no uses, desecha lo que ya no pueda repararse, libera el espacio.

2. Cultiva tu generosidad.

La generosidad es el acto más noble, especialmente cuando la practicas de corazón, sin esperar nada a cambio.

Por eso, sé generoso, inténtalo. No solo a nivel material, sino también espiritual. Quítate de encima prejuicios y vanidades para darle lugar a la empatía y dejar de lado el ego.

3. Medita.

La meditación es una práctica que te ayudará a practicar el minimalismo en tu interior, dejando ir lo que ya no vale la pena, clarificando tu mente y deshaciendo ataduras que te impiden avanzar.

 

4. Enriquece tu sabiduría.

Al quitar de tu alrededor y de ti mismo todo lo que está de más, te perturba o te impide pensar con claridad, abrirás un terreno propicio para cultivar nuevas ideas. Busca qué y de quién quieres aprender, y sumérgete en ello. Un libro, por ejemplo, puede convertirse en un gran maestro. Encuentra el tiempo para cultivar tu propia sabiduría.

15 claves para llevar una vida minimalista

5. Practica el silencio.

Así como hiciste en primer lugar con el espacio, hazlo también con el ruido que te rodea. Miles de estímulos sensoriales nos perturban constantemente. Tómate el tiempo para estar en reposo, sin ruido ni distracciones. Recién ahí comprenderás lo importante que es liberar a la mente de tantas interferencias para tomar una actitud de escucha consciente hacia afuera, y hacia dentro de ti mismo.