Feng Shui para tener una vida armoniosa

Si te gusto el contenido, ayúdame compartiéndolo

El Feng shui es una técnica para activar la energía en tu hogar y en tu vida.

Lo primero que tienes que tener claro es el orden. Este es el primer mandamiento del Feng shui. Tenemos la tendencia de ir acumulando cosas en casa y muchas, si lo miras bien, ya no forman parte de tu vida, otras que no necesitas y algunas otras ni te gustan.

Empieza a observar tu casa, nuestro hogar es muy importante, es tu refugio, donde duermes, comes, estás tú, sola o con tu familia, tu mascota y recibes a tus amigos…etc.

En muchas ocasiones hablo de la energía, por ejemplo cuando hablo del Reiki, de mis terapias, pues bien, hoy volveré a hablar de ella. Todo es energía, el “chi”, energía en japonés, también circula por nuestra casa. Cuando hablo de energía bloqueada en nuestro cuerpo y no nos deja fluir, es fantástico poder recibir una sesión de Reiki ¿verdad?, pues lo mismo ocurre en nuestro hogar. El Feng shui deja fluir la energía estanca en casa, de manera suave y distribuyendo bien el mobiliario ayudarás a que esto ocurra. Limpia tu hogar con cariño, ordena los cajones y armarios de las habitaciones y demás estancias de la casa, despacho, cocina, baño, recibidor, pon detalles de color y sobretodo siéntete bien en ella. Hay personas que se sienten bien en su desorden, ¡perfecto! Pero si hay cosas en tu vida que quieres cambiar, que fluyan o tu estado de ánimo es bajo o deseas que el trabajo te vaya mejor o deseas pareja, el Feng shui puede echarte una mano.

Consejos básicos

Si no recuerdo mal, me enseñaron un truco para empezar a poner orden en mi casa, es decir “en mi vida”. Prepara tres bolsas, en una, tiras aquello que ya no quieres, en otra con cosas para regalar y otra con lo que dudas, que cerrarás y si dentro de un año no la has abierto, no la abras, tírala pues significa que no forma parte de tu vida, aquello ya no lo necesitas.

Con los años he aprendido a desprenderme de aquello que no me es útil. Para muchas no es fácil, estan tan apegadas a las cosas que cuesta desapegarse pero si lo probáis iréis más ligeras por la vida. No nos damos cuenta, en nuestro día a día, con la mochila que cargamos. Imagina esa mochila llena de piedras, cada piedra simboliza algo, una relación que no funciona, un trabajo que no te gusta, tus quejas constantes, una cuñada o amiga tóxica… cada una que piense en algo que le pese. Si ordenas tu casa es posible que ordenes tu vida y no estoy hablando de ese orden “enfermo”, obsesivo porque este “orden” es reflejo de una persona rígida e intolerante. Hablamos de un orden armonioso, tranquilo, feliz, donde se respire relajación y te sientas bien contigo misma y con tu entorno. Aprende a hacer un espacio para cada cosa, aprende a tirar. Si vives en pareja y con hijos respeta el ritmo de ellos, enfócate en tus cosas y las zonas compartidas de casa.

Paso a paso

Seguramente, en tu armario hay ropa que ya no usas, o bien está pasada de moda o bien usas otra talla, si te sabe mal tirarla, hay personas que la necesitan, puedes hacer una buena acción, además. Revisa las fotos, pon fotos de buenos recuerdos, de personas que quieres y sonrientes, así la energía correrá alegremente. No pongas en casa objetos que te regalo alguien y por compromiso lo tienes allí, es tu casa y es “tu vida”, regálalo o tíralo. La mente también necesita una limpieza. Hay patrones antiguos que ya no tienen por qué estar en tu vida, ni en tu mente. Decora tu hogar con velas, dan energía y calidez, no guardes cosas rotas, no sirven para nada y si le tienes cariño a algo roto o consideras que todavía es útil, es sano renovar, ten lo presente. Hay una frase que dice: ”renovarse o morir”. Todo son símbolos y mensajes, mucho más importantes de lo que piensas. Tu mundo se abrirá a nuevos desafíos, nuevos proyectos.

La aromaterapia y el Feng Shui

Crea un ambiente relajante en casa. La aromaterapia tiene propiedades curativas, beneficios sanadores y una gran diversidad de efectos sensoriales, sensación de paz, de bienestar incluso puedes poner un aroma curativo si tienes algún enfermo en casa. Algunos aceites tienen propiedades limpiadoras. Después de realizar el orden de armarios, cajones, estanterías, rincones…etc. la lavanda es un aceite maravilloso, si prefieres otro aroma, como el limón, la naranja y todos los cítricos son revitalizantes, son estimulantes y dan buenas vibraciones en el ambiente, con un vaporizador. Aceites para una limpieza general, el pino, el eucalipto, el enebro son ideales. Si deseas un ambiente más espiritual, la mirra, el sándalo en un quemador o incienso también puedes hacerlo. Piensa que las hierbas se han usado durante siglos y ayudaron en épocas donde había más enfermedades, menos limpieza, menos recursos y por suerte la naturaleza sigue haciendo su camino, beneficiándonos de sus maravillas que son un gran regalo y todas tienen su magia.

Ceremonia en el hogar con aceites ¡Prepara un vaporizador!

En un frasco de cristal o de plástico con atomizador, pon agua y unas gotas del aceite que hayas escogido. La mezcla dura unos tres o cuatro días, después hay que renovarla. Los aceites tienen propiedades purificadoras con la capacidad de disipar la energía estancada de la casa. Primero empieza por ti, una ducha y vístete cómoda, sintonízate con tu casa. Es ideal hacerlo después de una época de estrés para descargar el ambiente o si alguien ha estado enfermo o simplemente el ambiente está cargado. Para esta ocasión, si es por un momento de mucho estrés, el aceite escogido podría ser el Sándalo, de todos modos es muy importante que el aceite te guste. Vaporiza cada rincón de tu hogar y te sentirás mucho mejor. No es necesario, hacer siempre un ritual, un vaporizador lo puedes tener siempre a mano y que forme parte de tu día a día. También es bonito realizarlo con cuencos tibetanos. ¡Su sonido es precioso!