El Universo siempre responde a tu actitud y vibración

Ningún ser humano atraería deliberadamente hacia sí algo que no deseara, pero, por desgracia, a lo lago de la historia muchas personas han padecido sufrimientos, tristezas y pérdidas porque no eran conscientes de que la Ley de la Atracción es la que más influye en nuestras vidas.

Has  pensado alguna vez en una persona y al día siguiente te ha llamado por teléfono o te la has encontrado por la calle? Esa es La ley de la Atracción en pleno funcionamiento.

Buda fue realmente uno de los primeros en introducir al ser humano en la ley de Atracción. Dijo: “En lo que se han convertido, es lo que han pensado”.

Se trata de un principio con el que los orientales se familiarizaron durante siglos antes de que empezara a llamar la atención en el hemisferio occidental.

Fue en el siglo XIX cuando La Ley de La Atracción comienza a ganar popularidad en occidente, cuando la gente comenzó a tomar conciencia y a apreciar el poder del pensamiento positivo y aplicarla a su vida.

Por tanto, La Ley de La Atracción no es algo nuevo. El concepto de que el pensamiento puede tener un efecto directo y predominante en el curso de nuestro destino ha sido enseñado por sabios durante siglos y ha dado lugar a una nueva era de creencias.

Afortunadamente gracias a la era de la información en la que nos encontramos, el conocimiento está disponible y al alcance de todo aquel que esté dispuesto a buscarlo.

En este artículo os ofrecemos las claves para comenzar a manifestar riqueza a través de La Ley de La Atracción:

  • CREER: Este es el primer paso para poder manifestar riqueza, o cualquier otra cosa que desees en tu vida, es arraigar el pensamiento de riqueza en tu mente inconsciente, tienes que pensar incondicionalmente que serás capaz de alcanzar la gran cantidad de riqueza que estás esperando.
  • VISUALIZAR: Es muy importante visualizar realmente la riqueza, tienes que pensar que la riqueza está ya en tu cuenta bancaria y qué harás ahora con ella, comienza a pensar qué harás con el dinero, aún cuando no lo tengas físicamente.La Ley de La Atracción dice que tienes que creer plenamente, y la visualización es la mejor manera de hacerlo.
  • SER AGRADECIDO/A: Inicia realmente agradeciendo al universo por proveerte de esa riqueza incluso cuando no te la haya provisto aún, pues no tienes duda alguna de que eso suceda, estás absolutamente seguro de que obtendrás la riqueza y por lo tanto ser agradecido es el siguiente paso.
  • ESCUCHA A TU CORAZÓN: Tu corazón te dirá muchas cosas en este momento, te dirá que hagas cosas particulares, (no subestimes cualquiera de estas “voces”) escúchalas atentamente, asegúrate de escuchar todas esas voces interiores, una de ellas podría ser la voz que abre las puertas de las oportunidades.
  • CONFÍA: Nunca debes renunciar, lo que buscas es que el Universo entienda que te mantendrás firme pase lo que pase, y no que tú deseo es vacilante. Tarde o temprano, tu confianza atraerá la riqueza a tu puerta, este punto es el que marca la gran diferencia entre quedarse sólo visualizando, decretando, meditando, etc., y realmente lograr manifestar en el mundo físico aquello que tanto añoras.

Cuanto más practicas la Ley de la Atracción, más elevas las vibraciones de tus pensamientos y sentimientos. No hay un límite superior para una frecuencia: cuanto más elevas tu vibración, más se eleva tu vida. Sin embargo, es un proceso paulatino, y la única forma de realizarlo es paso a paso.

Para controlar esta Ley, primero has de tener el control absoluto sobre ti mismo/a. Controla tus pensamientos y emociones, y dominarás la Ley de la Atracción porque habrás logrado el autodominio.

Procura sentirte lo mejor posible cada día, ten los mejores pensamientos que puedas, y lo conseguirás…

Cuando eras pequeño/a y jugabas a “hacer ver que”,¿recuerdas lo convincente que era todo? ¡¡Tu imaginación era capaz de cualquier cosa y además lo podías practicamente sentir!! Bueno, pues, esto es lo que has de hacer cuando quieras algo. Simula secretamente en tu interior que ya tienes lo que querías. Por ejemplo, si quieres amigos,“haz ver que” los tienes ya.

En el momento en que gracias a tu imaginación y sentimientos el plato de la balanza se incline hacia el pensamiento de que ya tienes buenos amigos ahora, en lugar de constatar que todavía no lo tienes, aparecerán esas amistades. Está sencilla fórmula se aplica en todo: amistades, trabajo, dinero etc.

Por tanto, siéntete como te sentirías si tuvieras lo que deseas ahora, y sigue sintiéndolo. Será el sentimiento más maravilloso del mundo. A medida que vayas practicándolo, se irá haciendo cada vez más fuerte. Empezarás a sentir que ya tienes lo que deseas. Cuando consigas hacerlo, La Ley te responderá.

Recuerda que la Ley no falla nunca en ninguna de sus empresas, ni tampoco fallará en tu caso.

La Ley de Atracción es infalible, y cuando no obtenemos los resultados esperados es porque no hemos sabido emplearla; en lugar de atraer lo que deseabamos, estamos creando no atraer lo que deseamos.De cualquier modo estamos creando. Recuerda que la Ley no falla, siempre te responde.

La Ley es exacta, precisa infalible, y cuando parece que no funciona, te garantizamos que no es la ley la que falla. El error sólo puede estar en la persona que la utiliza.

¿No necesitamos practicar para aprender a caminar? ¿Recuerda cuando necesitaste practicar para aprender a conducir? Con la práctica aprendimos a caminar y a conducir. ¿Verdad?

No tienes excusas para no dedicar dos minutos hoy a tus propósitos para mañana. La práctica es lo único que se interpone entre tú y todo lo demás…

Sé creativo/a y realiza acciones poderosas que estén de acuerdo con lo que deseas. Si quieres atraer a tu pareja perfecta, haz sitio en tu armario. Si quieres atraer un hogar nuevo, arregla tu casa para que te resulte más fácil hacer la mudanza. Si quieres viajar, prepara tus maletas, límpialas, consigue fotos del lugar y visualízate en ellas.

Piensa en lo que harías si ya se hubiera cumplido tu deseo, siente emoción, luego actúa de forma creativa para que quede claro que ya lo estás recibiendo ahora.

Prueba a ver que más puedes atraer a tu vida con el mero hecho de pensar en ello. Es verdaderamente sorprendente lo que llega a suceder cuando concentras tu mente en ello.

Y sobre todo, nunca se te olvide agradecer al Universo todo lo que tienes, pides y deseas; es importantísimo para activar la Ley de la Atracción.

Para que tus deseos se transformen en tu realidad, di con emoción “Gracias” sintiéndolo de verdad, siete veces seguidas:

Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias.

Nunca recibes un deseo sin que lo acompañe la capacidad de hacerlo realidad. Sin embargo, tendrás que luchar por él y tú tienes TODO para conseguirlo… ACTÚA !!!!   ASÍ FUNCIONA EL UNIVERSO…