El Tiempo Es Como Un Río

“Nunca te justifiques a ti mismo con nadie,
porque la persona que te quiere no la necesita,
y la persona que no te quiere no te creerá.
No dejes que alguien se convierta en prioridad en tu vida,
cuando tú solamente eres una opción en la suya.
Las relaciones son mejores cuando son balanceadas.
Cuando despertamos en la mañana, tenemos dos simples alternativas.
Volvemos a dormir y a soñar, o nos despertamos y perseguimos esos sueños.
La elección es tuya.
Hacemos llorar a los que se preocupan por nosotros,
y lloramos por aquellos que nunca llorarán por nosotros.
Esta es una realidad de la vida, es extraño pero cierto.
Una vez que te percates de ello, nunca será tarde para cambiar.
Nunca te justifiques a ti mismo con nadie.
No hagas promesas si estás contento.
No respondas si estás triste.
No tomes decisiones si estás enojado.
Piénsalo dos veces… actúa sabiamente.
Si vives diciendo lo ocupado que estás,
entonces tú nunca serás libre.
Si vives diciendo que no tienes tiempo,
entonces tú nunca tendrás tiempo.
Si vives diciendo que lo harás mañana,
tu mañana nunca llegará.
El tiempo es como el río.
No puedes tocar la misma agua dos veces,
porque lo que ya pasó nunca pasará otra vez.
Disfruta cada momento de la vida”.