Carta a mi yo del futuro

✏︎ Anímate a escribir tu propia carta a tu yo del futuro:

En realidad es algo personal y si he decidido compartirla contigo es para animarte a hacer este sencillo ejercicio. Como ves no son más de un puñado de palabras que puedes escribir sin emplear mucho tiempo pero te aseguro que te servirán hoy y con el tiempo, cuando las vuelvas a leer.


Es una estupenda forma también de dedicarte hoy un poco de espacio a ti misma (o a ti mismo), para entablar de forma escrita y por tanto más consciente ese continúo diálogo que mantenemos con nosotras mismas y que no siempre controlamos. ¿Eres consciente de las palabras que empleas contigo, del mensaje que te das?

Te invito a hacer este rápido y sencillo ejercicio de reflexión:

Silencia o deja lejos el móvil o el celular, cierra el internet, las distracciones, ponte cómoda y agarra una pluma y papel. Escribe, escríbete. Deja atrás los prejuicios, las correcciones, escribe sin releer, escribe sin juzgar, dejándote llevar. 

Puedes empezar con un querida …. o hacerlo como quieras, pero no olvides poner la fecha para que te haga ilusión cuando lo vuelvas a leer. Y sobre todo, escribe, escribe sin juzgar, escribe sin releer. Escribe y háblate. Escribe una carta a tu yo del futuro, imagina cómo serás, qué harás, dónde estarás. Piensa si te gusta lo que ves o dedícate a idealizar.

Para conseguir algo lo primero es proyectar. Así que proyecta y escribe a esa proyección de ti. Proyéctate y escríbete. El resto, es todo juego y todo magia guardada en tus palabras.

Y ya sabes, si te gusta la iniciativa o si tienes alguna amiga a la que crees que le pueda gustar, comparte o mándaselo en un mensaje. Yo te espero como siempre en los comentarios para que me cuentes si has hecho el ejercicio y qué te ha parecido o para qué te ha servido. Qué es lo qué has descubierto.

En mi caso, como te digo, me ha ayudado a poner el tiempo en perspectiva, a ver todo lo que he crecido, todo lo que he aprendido y todo lo que me he desarrollado, en solo 4 años y en este sentido, ha sido un fuerte chute de autoestima y de energía. Quién sabe todo lo que habré conseguido y crecido en solo 4 años más.

Ahora cuéntame ¿a ti para qué te ha servido?

Fuente: Lapíz nomada