Alivia el dolor de la artritis con yoga

Si te gusto el contenido, ayúdame compartiéndolo

La artritis es más que dolores y molestias ocasionales. La afección es causada por la inflamación de las articulaciones y puede provocar hinchazón, dificultad para moverse y dolor intenso. Puede afectar a casi cualquier persona, desde niños hasta ancianos, y puede causar que las actividades más simples se conviertan en un desafío. Los medicamentos a menudo se recetan para aliviar el dolor y la inflamación, pero muchos proveedores de atención médica ahora también recomiendan yoga para el alivio de la artritis.

Yoga consiste en una combinación de movimientos suaves, estiramientos y ejercicios de respiración. Investigadores de la Universidad John Hopkins han determinado que los pacientes con artritis que realizan yoga de forma regular tienen menos hinchazón, mayor movilidad y menos dolor. Esto se debe a que los movimientos realizados durante el yoga aumentan el fluido alrededor de las articulaciones.

¿Cómo empezar?

Hay algunas cosas que los pacientes con artritis deben considerar antes de comenzar un programa de yoga. Es necesaria una visita al médico para asegurarse de que la persona esté lo suficientemente sana como para realizar los ejercicios y que otras condiciones no se vean agravadas por los movimientos de yoga. También es importante elegir una clase de yoga con un instructor certificado, preferiblemente uno que conozca los beneficios del yoga para pacientes con artritis. También hay clases de yoga en sillas que son útiles para las personas con artritis que no pueden sentarse en el piso.

Una clase de yoga para principiantes es la mejor opción en la mayoría de los casos porque los movimientos son más fáciles de realizar. También se pueden realizar estiramientos, ejercicios de respiración o incluso cantos antes de comenzar los movimientos reales. Estos ayudan al cuerpo a relajarse y son una parte integral de muchas rutinas de yoga.

Una variedad de posturas suaves se realizarán durante la clase. Algunos pueden ser un poco difíciles al principio, pero serán más fáciles a medida que los músculos se acostumbren a la actividad. Los pacientes con artritis solo deben realizar aquellas poses con las que se sientan cómodos. Después de las primeras clases, es de esperar un poco de dolor, pero se deben evitar las posiciones que causan incomodidad extrema.

Practicar Yoga en casa

Si bien las clases son esenciales para aprender las técnicas de yoga adecuadas, el alivio del dolor de la artritis es mayor si los ejercicios también se realizan diariamente en el hogar. Existen numerosos videos de yoga disponibles, incluidos algunos dirigidos a quienes padecen artritis. Debido a que la condición tiende a estallar en momentos específicos, como durante un clima extremadamente húmedo o frío, puede ser útil aumentar los ejercicios de yoga durante estos períodos.

Aquí hay dos posturas suaves para probar en casa:    

  •  Pose de gato / vaca: la pose de gato / vaca fortalece y estira la columna vertebral. Comienza sobre tus manos y rodillas. Para las rodillas adoloridas, use una toalla o una manta para obtener una posición más comfortable. Para muñecas adoloridas, pon tu mano en forma de puño en vez de las palmas extendidas en el piso. Redondea la espalda hacia el techo y baja la cabeza. Vuelve a la posición neutral y luego baja el estómago hacia el piso creando un arco en su espalda. Mantén la cabeza ligeramente hacia arriba, mira hacia adelante. Repite lentamente con respiraciones profundas.   
  • Estiramientos lateral: el estiramiento lateral mejora el equilibrio y estira los isquiotibiales. Comienza de pie con los pies separados a la altura de los hombros y retrocede un gran paso con un pie. Junta las manos detrás de la espalda, inclínate hacia adelante en la cintura y relaja la cabeza y sostén un buen estiramiento.

El yoga parece ser un remedio poco probable para aquellos que luchan contra el dolor de la artritis, pero tiene beneficios muy reales. No solo aumenta la relajación, lo que hace que todos se sientan mejor, sino que ayuda a disminuir la incomodidad y aumentar la fuerza muscular con el tiempo. Es una forma maravillosa, incluso para aquellos con movilidad limitada para moverse y encontrar un alivio duradero.

Comentarios cerrados.