Adiós Bebidas Energéticas: Estimúlate Naturalmente

Según estudios consumir de una a tres bebidas energéticas al día podría causar serios problemas cardíacos, de presión sanguínea y hasta podrían afectar nuestros hábitos de sueño. Muchos pensamos que es mejor beber una bebida con altos niveles de azúcar y otros compuestos que estar cansados, sin embargo, consumir estos productos puede ser muy nocivo y no nos ayudan a confrontar el verdadero problema.

Si quieres dejar atrás este tipo de bebidas, te recomendamos algunas maneras de llenar tu vida de energía. Aquí te compartimos algunas de ellas:

Desayuna: según un estudio publicado en 1999, las personas que comen desayunos altos en fibra y carbohidratos se mantienen más alerta que aquellos que no desayunan.

Bebe agua: empieza tu día con un vaso de agua, esto mantendrá a tus células hidratas y además estimulará tu sistema digestivo.

Ejercítate: quizá no tengas ganas de hacer ejercicio cuando más cansado te sientas, pero las endorfinas y el movimiento te harán sentir mejor y fortalecerán tu sistema inmune.

na de las cosas que nos pueden ayudar a arrancar de una manera diferente el día es introducir algo de estiramientos y ejercicio que nos active. Una de las opciones que más me gusta es sin duda el SALUDO AL SOL.

¿QUÉ ES EL SALUDO AL SOL?

El saludo al sol, o Surya Namaskar, es la secuencia de 12 movimientos yóguicos con la que se suele iniciar cualquier clase de Yoga como pre-calentamiento y es una de las secuencias más completas que hay ya que nos permite calentar y estirar todo el cuerpo. Además es una práctica que nos permite concentrarnos y conectar con nosotras mismas.

(Lee como realizar el saludo al sol paso a paso aquì)

Continúa bebiendo agua: estar bien hidratado cambia todo, con solo tomar suficiente agua te sentirás mucho mejor en términos energéticos y físicos. Si no te gusta tomar agua busca una alternativa natural, como té o agua con limón.

Técnica de limpieza Kapalabhati

Esta técnica respiratoria se basa en cortas exhalaciones voluntarias. Sus beneficios para el cuerpo son muchos: revitaliza la respiración, además de los sistemas nervioso y digestivo; tonifica los músculos abdominales y mejora el metabolismo. En términos energéticos, hace que salgan los pensamientos negativos, el dolor físico, las enfermedades y los hábitos nocivos. Para empezar, siéntate cómodamente y respira normalmente un par de veces y relajar paulatinamente el cuerpo, comenzando por la cabeza, los hombros y el torso hasta las piernas. Posteriormente realiza este proceso:

1. Inhala profundamente por la nariz hasta que llegues al límite de tu capacidad.

2. Comienza con pequeñas y cortas exhalaciones a través de la nariz, al mismo tiempo que comprimes el abdomen siguiendo el ritmo de las exhalaciones.

3. Permite que la inhalación se desarrolle pasivamente, sin mucho énfasis.

4. Al practicar, visualiza aquello que estás dejando salir de tu cuerpo (problemas, dolores, pensamientos negativos).

5. Luego de 20 o 30 segundos, inhala profundamente por la nariz hasta tu máxima capacidad y luego exhala naturalmente.

6. Observa la calma de tu mente por unos 20 segundos mientras continúas respirando con naturalidad.

7. Repite 2 o 3 veces.

Podemos iniciar la práctica de la técnica Kapalabhati en dos sesiones de veinte segundos cada una, e ir aumentando la intensidad hasta tres sesiones de 30 segundos. Es un ejercicio poderoso que está contraindicado en caso de padecer enfermedades del corazón, alta presión arterial, hernia, asma o si al practicarla te mareas o sufres dolor abdominal o de espalda.

Come más salmón: los ácidos del omega 3 son ideales para la producción de energía, la circulación sanguínea y la salud cardíaca.