7 Consejos de meditación para principiantes

A pesar de los múltiples beneficios para la salud que ofrece la meditación para la mayoría de las personas en general, esta técnica de relajación no llega a ser lo suficientemente atractiva como para llamar su atención y ponerla en práctica.

Esta percepción generalizada se fundamente muchas veces en el pensamiento de no tener tiempo o un lugar adecuado para realizarla, no obstante hoy queremos compartir 7 consejos de meditación para principiantes que seguramente harán más sencilla su adopción como parte de una rutina diaria o regular.

1) Comenzar con 3 o 5 minutos.

Al igual que una rutina de ejercicio físico, en la meditación no es necesario emplear una gran cantidad de tiempo, de hecho bastan 3 o 5 minutos, incluso menos, para comenzar a meditar. Simplemente hay que enfocarse, por ejemplo, en la sensación que se percibe al realizar tres respiraciones.

Vídeo: Cómo meditar en un minuto

2) Sonreír levemente mientras meditas.

Está demostrado que la sonrisa afecta fisiológicamente a determinadas áreas del cerebro responsables del bienestar mental. Esto funciona también aunque la sonrisa sea forzada.

3) Medita con el estómago relativamente vacío.

Con el fin de meditar correctamente, es útil tener el estómago vacío. La mediación funciona mejor antes de las comidas o al menos dos horas después de haber comido. Cuando el estómago está lleno uno puede sentirse mareado o incluso distraído por la indigestión.

Por otro lado es mejor no tratar de meditar cuando estás muy hambriento o de lo contrario es posible que la única cosa que haya en tu mente sea la idea de comer.

4) La meditación combate el estrés.

Es importante entender los beneficios asociados a la técnica de la meditación, particularmente en el tema del estrés, la ansiedad y la irritabilidad.

Muchas personas encuentran que la meditación les ha ayudado a disminuir su tendencia a la ansiedad y a calmar el sistema nervioso. La meditación ayuda con estos padecimientos porque permite que la persona aprenda a reconocer los pensamientos irritables que los desencadenan.

5) Comprender los principios básicos de la meditación.

Aunque con frecuencia se piensa que el objetivo primordial de la meditación es alcanzar un punto en el que la persona pueda concentrarse a tal grado que nada puede distraerla, sin embargo también es importante estar consciente de que la mente ya se ha distraído antes. Se dice entonces que es imposible reestructurar pensamientos si no se ha desarrollado antes la capacidad para identificar los pensamientos.

6) Haz la meditación a tu manera.

Significa que no es obligatorio realizar la posición de loto para conseguir la meditación. De hecho una caminata ligera puede ser el comienzo para ir avanzando en la meditación. La recomendación aquí es distribuir el tiempo de la caminata en percibir sensaciones, por ejemplo, 1 minuto para prestar atención a la respiración al caminar, 2 minutos a la sensación del aire sobre nuestro cuerpo, 3 minutos a escuchar, 4 minutos a ver, etc.

7) Pensar en la meditación como un todo o nada.

No todas las personas estarán dispuestas a practicar la meditación sobre una base regular, sin embargo lo que si pueden hacer es establecer escalar poco a poco posiciones y eventualmente incorporar la meditación como parte de una rutina diaria o regular. Se puede iniciar con la meditación simplemente con prestar atención a las sensaciones que provocan las respiraciones al llevar a cabo determinadas tareas que se hacen diariamente. Esto permitirá familiarizarse y conseguir la suficiente comodidad como para integrarla por completo a nuestra vida diaria.