5 consejos simples para convertirse en un maestro de la meditación

 ¿Quieres empezar a meditar?

Aquí hay 5 consejos que te pueden ayudar:

Siéntate.

Aprender a sentarse puede ser un desafío. Haz algunos estiramientos ligeros antes de sentarte y luego comienza con solo 5 minutos de sentado: observa como te sientes. Recuerda que hay muchas formas diferentes de sentarse. Busca un asiento cómodo para ti, en una silla, en una esquina del cuarto, sentado sobre tu tapete, sentado sobre una manta o una almohada. Asegúrate de estar sentado en un lugar en el que te sientas feliz. Para mí hay una habitación en mi casa donde la luz de la mañana entra mágicamente. Me gusta sentarme allí.

2. Observa tus pensamientos.

La mente siempre está en movimiento, al principio la meta no es simplemente desconectar la mente (porque eso no es posible y te volverás loco con solo intentarlo), sino más bien observarla. No te permitas huir con tus pensamientos, siempre regresa a una respiración muy natural. Solo observa tus pensamientos, comienza a darte cuenta de que no eres esos pensamientos. En realidad eres el observador de los pensamientos. Una vez que te das cuenta de que no eres tu mente, es cuando la mente comienza a asentarse, pero este es un proceso, así que no te rindas si tu meditación al principio es un viaje mental ajetreado

3. Deja que tu mente se entretenga.

Algunos se quejan de que la meditación es aburrida. Sin embargo, ver nuestra mente en acción es bastante entretenido. Luego vienen las formas, los sonidos, las diferentes voces, las montañas y los interminables lagos azules profundos, luz que brilla justo a través del tercer ojo y se expande y contrae alrededor. En la quietud de la sesión de meditación, uno puede encontrar la libertad de todos nuestros pensamientos. Para todos, lo que sucede en este espacio es diferente, ¡pero definitivamente no es aburrido!

4. Procura hacerte tiempo para meditar

Debemos hacer y tomar el tiempo para meditar. Si la meditación pudiera terminar con la guerra interior dentro de ti, ¿te harías el tiempo? Si la meditación pudiera terminar con tu insomnio, ansiedad o depresión, ¿te tomaría sel tiempo? Si la meditación pudiera llevarte a perdonar, si la meditación puede eliminar esa carga de peso que llevabas toda la vida, ¿podrías encontrar el momento? Si la meditación pudiera hacerte feliz, ¿estarías feliz de encontrar el momento? Recuerde que el tiempo es una excusa hecha por el ego para evitar que se enfrente al verdadero tú.

5. ¡Solo hazlo!

Suena como un cliché, pero lleva 40 días formar un hábito. Eso significa que después de hacerlo durante 21 días, se convertirá en parte de su rutina habitual. Solo sigue haciéndolo y estarás encamino hacia un ser más feliz y más consciente.

 

Deja un comentario