4 maneras de ser más feliz

Las preguntas son complicadas y las respuestas son simples “- Dr. Seuss

Nunca deja de sorprenderme lo buenos que somos todos (y me refiero a la medalla de oro) al hacer las preguntas de la vida muy complicadas. La buena noticia es que, independientemente de cuán complejas formulemos las preguntas, las respuestas sobre cómo logramos la felicidad son simples. Aquí hay cuatro de estas respuestas basadas en mi vida de lecturas y experiencia de yoga.

1. EL CAMBIO ES CONSTANTE: APRENDAMOS A FLUIR

No hay nada estático en el universo, todo siempre esta en constante transformación.

Las enseñanzas yóguicas incluyen una forma de ver las cosas llamada parinamavada, la idea de que el cambio constante es una parte inherente de la vida. En la vida, el cambio es constante. Las cosas siempre están comenzando, disolviéndose, terminando. Por lo general, somos más conscientes de la naturaleza siempre cambiante de la vida en los momentos desgarradores de la pérdida, la muerte y el desamor.    

La filosofía yóguica consiste en acercarse al flujo cambiante de la vida aprendiendo a relajarse, rendirse y dejarse llevar: Básicamente, aprender a seguir el ritmo.

2. ESTÁ BIEN ADMITIR QUE NO SABEMOS

En realidad, no sabemos qué viene después. Al igual que hay posturas en esta práctica, que no las entendemos, o no podemos hacer, o nunca podremos hacer. 

  • Cuando practicamos yoga, estamos realmente reconociendo que en el camino de la vida, no sabemos exactamente qué viene después.     
  • Además, reconocemos que a veces realmente no tenemos idea de hacia dónde vamos o incluso dónde se encuentra el camino.     
  • No estamos destinados a entender por qué suceden algunas cosas, y es posible que nunca lo entendamos.

3. VIVE EN EL PRESENTE      

Nos crucificamos entre dos sufrimientos: arrepentimiento por el ayer y temor por el mañana “. ~ Fulton Oursler

¿Qué tiene de importante estar en este momento? El yoga nos enseña que el momento presente es la fuente de curación, amor, inspiración y felicidad. De hecho, la forma más pura de felicidad se encuentra en el momento presente. Los yoguis llaman a este poder de presencia shakti. Pero para cosechar estos beneficios, no podemos simplemente tener momentos fugaces de presencia. Tenemos que permanecer lo suficiente en el momento presente para realmente empaparnos de la felicidad. 

  • Tómate un tiempo alejado de tus dispositivos electrónicos y ten una conversación cara a cara (en lugar de celular a celular).

4. HAZ LA PACES, ENCUENTRA LA ARMONÍA     

 El verdadero enemigo de la felicidad son las fijaciones e ilusiones de la mente. Mira la situación de manera diferente; ve la verdad y el sufrimiento será menor. Si tienes la actitud correcta, puedes superar cualquier cosa, puedes ser feliz, no importa qué “. – Dalai Lama

Un ser humano consta de 75 billones de células, cada una de las cuales tiene tareas específicas necesarias para mantener la vida. Los científicos relacionan metafóricamente estos 75 billones de células con los músicos en una enorme sinfonía. El ser humano consciente nunca podría conducir esta sinfonía, pero el ser humano consciente es absolutamente responsable de proporcionar un entorno armonioso en el que la sinfonía pueda jugar con facilidad.

  • Pierda tu hábito a ser “víctima”.     
  • Deja de inventar cosas que se interpongan en tu felicidad. Nadie quiere atraparte.     
  • Aprenda a conectarse con otros, crea comunidad y llevarse bien con los demás.

Comentarios cerrados.