25 maneras de ser amable

No necesitas una razón para ayudar a las personas. Recordemos ser amables el uno con el otro. No siempre es evidente en el exterior cuando enfrentamos luchas en el interior. Después de todo, cuando este maravilloso viaje termine, todo lo que realmente importará es cómo nos tratamos el uno al otro.

Cuando ingresamos a este mundo, nuestro Coeficiente de bondad está intacto. Podemos mantenerlo así a través de nuestras acciones. La amabilidad es como un músculo: se vuelve más fuerte cuanto más lo usamos … o se atrofia si no lo haces.

No necesitas una razón para ser amable con las personas. En cambio, aquí hay 25 sugerencias e ideas de formas de ser amable.

25 maneras de ser amable.     

  1. Sonríe y haz que el día de alguien sea un poco más dulce     
  2. Busca maneras de promover la paz     
  3. Sólo escucha     
  4. Ofrece un abrazo
  5. Invita a alguien nuevo a tu círculo de amigos     
  6. Envía un correo electrónico o una tarjeta    
  7.  Dale a alguien un cumplido genuino     
  8. Ayuda a alguien     
  9. Mantén abierta la puerta para la persona detrás de ti.     
  10. Alienta a un amigo o familiar cuando estén inseguros o desmotivados     
  11. Haz las paces con alguien que te ha lastimado     
  12. Entabla una conversación con un extraño     
  13. Deja que alguien entre en su carril mientras conduce     
  14. Pague por la persona detrás de usted     
  15. Dale tu tiempo a un amigo o alguien que lo necesite     
  16. Di gracias y por favor todos los días sin falta     
  17. Medita en la misericordia: que seas feliz, saludable, pacífico y libre de sufrimiento y que mis acciones contribuyan de alguna manera a la felicidad, la salud, la paz y la libertad de todos.     
  18. Di “Te amo” un poco más a menudo a tu familia y amigos    
  19.  Haz una pausa antes de hablar: elige palabras con intención positiva     
  20. Ayuda a alguien a descansar   
  21. Levanta la basura que ves tirada incluso si no es tuya     
  22. Elimina tus  quejas  por una semana     
  23. Regala algo significativo para alguien: presta un libro, da unas flores, comparte tu comida   
  24. Haz una donación     
  25. Renuncia a tu asiento en el transporte público 

Me gustaría con este articulo  inspirar a otros a traer la Bondad a su vida diaria. Seamos más activos en nuestros esfuerzos no porque tengamos que hacerlo, sino porque queremos hacerlo. Y ni siquiera porque otros hayan sido amables con nosotros, sino porque ser amable es el camino del corazón.

La amabilidad es siempre una elección. Cuanto más condicionados estamos a responder con amabilidad, más natural se vuelve. Es a propósito con un propósito. ¡Hoy, únete a mí para comenzar un movimiento de bondad y juntos podremos elevar nuestro coeficiente intelectual de bondad global!

Ámate a ti mismo, ama tu día, ama tu vida!