Pequeñas cosas que puedes hacer para irradiar y atraer vibraciones positivas

Hoy en día es normal sentirse estresado. Problemas como la ansiedad y la depresión abundan. Es que cada vez son más las cosas que es necesario hacer, y menos el tiempo disponible para ellas. Por eso, decidir irradiar vibraciones positivas es una decisión que puede generar un verdadero cambio.

Pero a veces puede ser difícil. Después de todo, nadie está exento de los estragos del mundo. Todos vivimos inmersos en la velocidad, y a veces encontrar tiempo para ser positivos puede ser difícil.

Sin embargo, con pequeños gestos podemos no sólo mejorar nuestra vida, sino también ser ejemplo para otros.

¿Te animas a irradiar positivismo en quienes te rodean? Puedes implementar cualquiera de estas ideas (o todas las que quieras).

vibraciones positivas

1. Sonríe

La sonrisa es, quizá, la herramienta más poderosa para irradiar vibraciones positivas. Además, es una idioma universal: desde bebés hasta ancianos de culturas completamente diferentes a la nuestra entienden una sonrisa.

Sonríe cuanto puedas, a todo el mundo. ¡Verás cómo se contagia rápidamente!

2. Haz pequeños regalos porque sí

De camino al trabajo, puedes comprar una caja de bombones o una bolsa de caramelos y repartirlos entre tus compañeros. ¡Verás cómo con tan poco les alegras el día!

También puedes llevarle un regalito sorpresa a tu pareja, aunque no sea su aniversario, o regalarle a tu mamá eso que tanto quiere y nunca se decide a comprar. Vibraciones positivas aseguradas.

3. Habla con tus vecinos

Muchas veces vivimos rodeados de personas que ni siquiera conocemos. En el ascensor del edificio, o en el kiosco del barrio, saluda a tus vecinos, diles quién eres, y asegúrales que pueden contar contigo ante cualquier problema.

Ese inesperado gesto puede hacer grandes cambios en sus vidas, aunque no sea más que para saber que pueden pedirte una taza de azúcar si se han quedado sin ella.

vibraciones positivas

4. Deja post it con mensajes alentadores

Los post it son una buena manera de irradiar vibraciones positivas. Lo puedes hacer para ti mismo, poniéndote a la vista frases que te inspiren. Pero… ¿Por qué no hacerlo con los demás también?

En la oficina, en tu casa si vives con alguien, o hasta en la parada del bus. Sácale una sonrisa a alguien acercándole una frase inspiradora.

5. Deja una propina… y algo más

Si te atienden bien en un café o restaurante, se acostumbra dejar propina, y es un gesto que seguramente agradecerán.

Pero si de verdad quieres alegrarle el día al mesero, junto con la propina puedes dejarle un mensaje: “muchas gracias por tu atención, has sido muy amable”.

Eso le recordará que ser amable con la gente no sólo tiene beneficios económicos, sino también espirituales.

6. Rescata algo bueno del otro

Si estás hablando con alguien y te gusta mucho su corte de cabello, no tengas miedo de decírselo. No desde un lugar de filtreo, sino desde la pura honestidad. “¡Me encanta lo bien arreglado que tienes el cabello!”

Seguramente, esa persona ha cuidado su imagen y saber que tiene un efecto positivo en los demás le va a alegrar el día.

7. Agradece

Una buena manera de irradiar y atraer  vibraciones positivas es, al final de cada día, tomarte 5 minutos para agradecer todo lo bueno que te haya pasado. Eso te recordará que la vida es maravillosa, y que hay pequeños gestos que hacen mucha diferencia.

Pero si quieres dar un paso más, comparte esa lista con las personas que forman parte de ella. Si agradeces que tu compañero de trabajo te salvó la última entrega: ¡Díselo! Si estás agradecido por la familia que te tocó, mándales un mensaje agradeciéndoles por estar para ti.

Si ya reconocer lo importante que son algunas personas en tu vida, no te lo guardes para ti. Devuelve el favor haciéndoselos saber.

 vibraciones positivas

8. Cede el paso

Todo el tiempo nos estamos empujando, ¿te has dado cuenta? Luchando por pasar primero, por pagar antes, por llegar primero a la fila.

Empieza a practicar el hábito de ceder el paso. Ya sea arriba del coche, en el súper o antes de entrar al ascensor.

Le sacarás una sonrisa a más de uno, y lo ayudarás a tranquilizarse.

9. Pide perdón

Ser orgulloso no es bueno para ti y, sin dudas, no es una manera de irradiar positivismo a los demás. Si has estado mal y lo sabes, no te calles para “ganar”.

Sé humilde y pide perdón. Aunque hayan pasado unos días. “Oye, ¿recuerdas que el otro día en la reunión te contesté muy mal?¡De verdad lo siento! Tenía un mal día, pero no era tu culpa”.

Así de sencillo. Pues no tienes idea de cuánto puede estar necesitando el otro esas palabras.

10. Da el ejemplo

Creo que todas estas actitudes ya serán un ejemplo a seguir por muchos de los que te rodean y atraeras vibraciones positivas sin dudar. Pero intenta siempre seguir esa máxima que dice “no le hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti”.

Si quieres irradiar y atraer vibraciones positivas , no trates mal a alguien porque sí, no ensucies tu entorno, no te enfades todo el tiempo. Trata de ser positivo contigo mismo, de quererte y respetarte, y de entender que eres parte de un todo.

Como decía Gandhi: ¡Sé el cambio que quieres ver en el mundo!

Claves budistas para librarte de lo que ya no necesitas física y emocionalmente

Tal vez una de las cuestiones por las que el budismo es tan llamativo desde hace más de medio siglo es porque pone en tus manos el control de tu destino. En lugar de obligarte a través de castigos y amenazas, te ayuda a entrar a tu mente y ver que todo lo que crees que está mal, no es más que cuestión de percepción.

Es por eso que mucha gente ha recurrido a las enseñanzas de Buda para cerrar ciclos, despedirse y de una vez por todas, dejar ir. Para la filosofía que habla de la impermanencia, de renacer sin apegos, esto no debe ser muy difícil. Todo comienza con un pequeño paso y lo único que puede suceder es que encuentres la paz interior que creías perdida.

Usar las adversidades para el crecimiento espiritual según el budismo

Toda existencia es insatisfactoria

budismo

El sufrimiento es inevitable, la felicidad eterna no existe y eso es algo que hemos dejado de creer en el mundo occidental lleno de publicidad y antidepresivos que le pone un precio a nuestros sueños. Aceptar que vivimos buscando algo imposible es lo primero que necesitamos para dejar ir.

Como transformar el odio en amor según el budismo

El sufrimiento proviene del deseo, el apego y la ignorancia

budismo reflejo

Nuestra cultura es una cultura del deseo. Se nos enseña a desear desde que somos bebés. A los dos años un niño ya puede tener marcas favoritas, por lo que no puedes sentirte culpable por crecer con cierto grado de banalidad. Pero al aprender que hay otros caminos, puedes cambiar.

Desear solo nos convertirá en personas más egoístas, apegadas a lo que no necesitan e incluso manipuladoras (el deseo de querer que alguien esté con nosotros).

El sufrimiento puede ser vencido

budismo cambio

Cambiar nuestra percepción de las cosas es un paso importante, nos demuestra que las situaciones a las que nos aferrábamos no tienen que quedarse atrás, sino que giran sobre su propio eje. Esa persona que no quieres dejar atrás tal vez tiene que recorrer su propio camino, si se encuentran en un futuro o se alejan aún más, no puedes forzarlo. El cambio es inevitable y eso es bueno; de él solo viene la transformación y ése es un camino para terminar con el sufrimiento.

Los siete principios del budismo zen para una vida mejor

Hay un camino para lograrlo

budismo valle

El budismo es un noble camino que te lleva a autodescubrirte y que transforma tu vida para siempre. Pero incluso si no deseas entrar totalmente en sus costumbres y religión (este cuarto punto implica buscar el nirvana), te ayuda a entender que la aceptación de los puntos anteriores junto a un balance en tu nueva vida es la clave para realmente desapegarte de lo que no necesitas.

El budismo sí es una religión, pero puede ser tomado como un estilo de vida, pues su propósito nunca es egoísta. Aprender sus verdades y transformarse constantemente harán de ti una nueva persona lista para sobrellavar todas las adversidades.

Mudras usar el poder sanador de tus manos para tener una vida más completa

¿Sabías que tus manos tienen un poder sanador innato que se ha utilizado durante siglos?

Los Mudras son posiciones de manos que mueven ciertas energías alrededor de tu cuerpo. Tienen un poder sanador tanto a nivel del cuerpo físico como de las emociones y el espíritu.

Por miles de años los Mudras se han utilizado en Oriente y han sido una práctica común de distintos líderes espirituales, incluído Buda. Hoy en día, todavía se usan en Yoga y meditación.

Top 10 Mudras para tu práctica de yoga

Si prestas atención a tus movimientos, verás que muchas veces pones las manos en estas posiciones inconscientemente. Es tu cuerpo utilizando el poder sanador de tus manos.

Pero también puedes usar ese poder de forma deliberada para ayudar a canalizar y estimular la curación de determinado aspecto de nuestra vida.

Hay cientos de Mudras, pero estos son algunos de los más comunes:

1. Gyan Mudra (Mudra del conocimiento)

La punta del dedo índice toca la punta del pulgar mientras los otros dedos permanecen rectos.

Beneficios: mejora el conocimiento, estimula la glándula pituitaria y las glándulas endocrinas, aumenta la memoria, ayuda a la meditación, previene el insomnio, puede aumentar el estado de ánimo y aportar claridad.

Práctica: En cualquier momento mientras está sentado, de pie o acostado en la cama.

2. Prithvi Mudra (Mudra de la Tierra)

La punta del dedo anular toca el pulgar mientras los otros dedos permanecen derechos.

Beneficios: reduce las debilidades físicas y espirituales, puede aumentar la fuerza de la vida, puede ayudar a limpiar la piel, promueve la funcionalidad del cuerpo.

Práctica: En cualquier momento.

3. Varuna Mudra (Mudra del Agua)

La punta del dedo meñique toca el pulgar mientras los otros dedos permanecen hacia arriba.

Beneficios: ayuda a equilibrar las emociones y ayuda a retener el agua por lo que sirve para aliviar el estreñimiento y los calambres. También puede ayudar a regular los ciclos menstruales y las condiciones hormonales.
Practica: 15 minutos, 3 veces al día.

4. Vayu Mudra (Mudra del Aire)

El pulgar se ajusta sobre el dedo índice mientras el resto de los dedos permanecen rectos.

Beneficios: ayuda a calmar una mente ansiosa, calmar una voz tensa y puede ayudar a disminuir el estrés. También puede ayudar a reducir la impaciencia y la indecisión.

Práctica: de 10 a 15 minutos, 3 veces por día.

5. Shunya Mudra (Mudra del Vacío)

La punta del dedo medio y la punta del dedo pulgar se tocan. Los dedos restantes están estirados.

Beneficios: reduce la falta de brillo en el cuerpo y también puede ser muy eficaz para los dolores de oídos. Puede ayudar a restaurar la confianza y aumentar la cognición mental.

Práctica: 40-60 minutos diarios

6. Surya Mudra (Mudra del Sol)

Dobla el dedo anular debajo del pulgar mientras el resto de los dedos permanecen rectos.

Beneficios: ayuda a estimular la glándula tiroides, disminuir el aumento de peso y reduce el apetito, estimula la digestión y ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés. También es un buen Mudra para meditar sobre tu propósito en la vida.

Práctica: de 5 a 15 minutos, dos veces al día.

2 Mudras para la ansiedad

7. Prana Mudra (Mudra de la vida)

El anular y el meñique se doblan para encontrarse con el dedo pulgar. Mientras tanto, el índice y el dedo medio permanecen rectos hacia arriba.

Beneficios: mejora la fuerza de la vida, ayuda a fortalecer la mente, el cuerpo y el espíritu, ayuda a promover la adopción de medidas, mejora la inmunidad y la motivación.También sirve para mejorar la visión y reduce la fatiga.

Práctica: En cualquier momento.

8.Apana Mudra (Mudra de Digestión)

El dedo medio y anular están doblados debajo del pulgar, mientras que el meñique y el dedo índice están parados hacia arriba.

Beneficios: ayuda a regular el sistema excretor, ayuda a desintoxicar y estimula las deposiciones. Útil para aliviar el estreñimiento y las hemorroides.

Práctica: 45 minutos diarios

9. Apana Vayu Mudra (Mudra del Corazón)

El dedo índice se dobla para tocar la base del pulgar mientras que el dedo medio y el anular se doblan para tocar la punta del pulgar. El dedo meñique permanece estirado.

Beneficios: estimula la curación del corazón y ayuda a proteger físicamente dicho órgano vital.

Práctica: 15 minutos, dos veces al día

Fuente:

Forever Conscious

Distinguir los pensamientos intuitivos para poder aprovecharlos

¿Cuántas veces has sentido un impulso intenso que no tenía lógica si te detenías a pensarlo con la cabeza?

Si te ha pasado muchas veces… ¿Cómo resultó seguir ese impulso?

Esa sensación que no es racional, pero que nos lleva hacia una dirección clara, normalmente es la intuición.

Hay quienes afirman que “se dejan llevar siempre por la intuición”, y quizá te encantaría poder hacer lo mismo, pero creas que tu intuición no es muy fuerte.

En realidad, seguramente no sabes escucharla como corresponde. Por eso, te damos algunos consejos para distinguir y aprender a escuchar tu intuición.

 

Dos ojos vendados ven mucho más claro que una mente ciega… ¡confía en tu intuición!

Cómo reconocer la intuición

1. Aquello que te venga dado por la intuición no tiene una explicación racional. La intuición no es mental, sino que es una sabiduría interna que viene desde otra parte de nuestra existencia.

No intentes explicar la intuición, porque seguramente no podrás distinguirla, y mucho menos seguirla. La intuición no es un argumento, es un impulso.

2. A veces cuesta distinguir la intuición porque es un voz suave en nuestro interior. Nunca será tan fuerte como para generarte urgencia, o una necesidad radical de hacer algo.

La intuición es más como un consejo que como una orden. Si sientes que un pensamiento te genera urgencia por hacerlo, posiblemente sea producto de otra fuente (como el miedo).

3. La intuición genuina es ligera, y muchas veces fugaz. Es como un momento de lucidez, parecido al que tenemos ni bien nos despertamos de un sueño.

Creemos que lo recordaremos por siempre, pero enseguida se borra, dejando paso a nuestros pensamientos habituales.

Cuando tengas una chispa de intuición, escríbelo para no olvidarlo.

4. El cuerpo está muy vinculado a la intuición. Si ante una idea o impulso tu cuerpo se siente bien y quiere ir en esa dirección, pues seguramente es un pensamiento intuitivo.

Como desarollar la intuición

El abdomen, en especial, es un buen punto para detectar la intuición. Préstale mucha atención a las sensaciones que una idea te genere en esa parte del cuerpo.

5. La intuición se vincula muchas veces con la creatividad. Si ante un problema te nace una respuesta creativa, seguramente esté ligada a ella.

¿Puedes convertir la idea en una expresión artística como dibujarla o escribirla? Entonces es intuición verdadera.

 

La bioguia