4 pasos para hacer antes de dormir

Según el Daily Mail, los científicos recomiendan quitar 
todos los aparatos electrónicos de la habitación
 para reducir las posibilidades de enfermedades graves como el cáncer.
Dormir es una de las funciones del cuerpo más necesarias para recobrar la energía consumida a lo largo del día. Sin embargo, la aceleración del ritmo de vida, el estrés y las preocupaciones, hacen que muchas veces se acumule el cansancio y no nos sintamos 100% a gusto.
Se ha demostrado a través de la ciencia que se puede conciliar el sueño y sentirse renovado con solo practicar estos sencillos consejos sorprendentes por las noches.

1. Imagínate en un lugar a gusto.

Trata de imaginar que te encuentras en el lugar que siempre quisiste. Una buena manera de empezar es moviéndote imaginariamente por ese espacio, recorriéndolo paso a paso. Trata de poner atención en cada detalle del lugar sin abrir los ojos.
Si lo hiciste y pasó demasiado rápido, intenta crear un nuevo espacio en tu mente. De esta manera pasarán gradualmente unos minutos hasta que vayas mejorando tu sueño, y una sensación de enorme bienestar invadirá tu cuerpo.
2. Concéntrate en tu respiración.

Trata de observar conscientemente tu proceso de respiración con un número específico de inhalaciones y exhalaciones, recordando contar cada una de éstas.

Ayuda a enfocar tu mente a través del conteo; esto hará que te relajes físicamente. Al suavizar los latidos de tu corazón relajándote, conciliarás un muy buen sueño.

3. Conciencia corporal.
Una buena técnica de relajación es tensar y relajar luego todos los músculos principales de tu cuerpo. Inicia tensando los dedos durante unos segundos y suéltalos lentamente.
A continuación aprieta los músculos en el arco de tu pie. Sigue hacia arriba con las piernas, los brazos y por último, el cuello. Este pequeño ejercicio ayuda a eliminar la tensión en todo el cuerpo y hará que te sientas renovado al otro día.
Dato curioso: se han realizado estudios que demuestran que la temperatura correcta para poder dormir mejor específicamente en las noche debería de ser de 15 y 20ºC. Si la temperatura pasa el límite adecuado es probable que ésta sea una de las causas por la cual no puedes conciliar el sueño.
 
4. Recapitula lo que sucedió en el día y crea el siguiente.
Aprovecha los últimos momentos antes del sueño para recordar todo lo que pasó durante el día.  ¿Qué logros obtuviste? ¿Qué te gustaría hacer diferente la próxima vez?
Si te sientes estresado, puedes reflexionar positivamente qué cambios podrías implementar en el día siguiente.
Visualiza de comienzo a fin cómo sería ese “día perfecto” cuando te despiertes y te levantes en la mañana. Imagínate levantarte sin contra-tiempos y tranquilo porque ya sabes cómo será tu día.
¡Te tomará tan solo unos minutos crear cómo quieres que sean tus días realmente!

Primer Chakra Muladhara

Características del Primer Chakra: Muladhara

  • Ubicación: Está situado en la base de la columna, en la zona del Coxis.
  • Nombre en Sánscrito: significa Fundación, es por eso que está asociado con la seguridad, con los fundamentos del templo humano, con la sede de la fuerza vital.
  • Sílaba mántrica: LAM.
  • Nota musical: DO.
  • Color: rojo.
  • Elemento: tierra.
  • Sentido: el tacto.
  • Órgano: glándulas suprarrenales, vejiga, espina dorsal.
  • Yantra: loto amarillo de cuatro pétalos, con un triángulo rojo invertido dentro de cuadrado.
Es un chakra que está orientado verticalmente al igual que el séptimo chakra, con el cual forma un dipolo energético que conduce la energía de la Voluntad, el primer aspecto de la deidad.
Este centro de energía, está relacionado con el prana planetario, aquello que la tradición acupuntural denomina energía ancestral.
Forma tres triángulos energéticos muy importantes. El primero de ellos, se vincula con las plantas de los pies, en donde se encuentran sendos chakras secundarios, a través de ellos, absorbe el prana planetario, la energía de la tierra que mencionamos anteriormente y la impulsa hacia arriba dando energía a todo el organismo.
La primera etapa de este ascenso se encuentra en la unidad formada por los riñones y las suprarrenales (sus órganos asociados) Con ellos forma un segundo triángulo energético y desde allí, a través de un nuevo triángulo que los riñones forman con el tallo cerebral, asciende esa energía, también llamada reticular, hasta la médula obolongata en el tallo cerebral.
Estos triángulos se denominan triángulos de energía reticular, la energía de la materia.

El Primer Chakra y el color rojo

De color rojo intenso cuando su vibración es saludable, y asociado con la nota fundamental de la escala musical, es un centro de energía de gran importancia, encargado de vitalizar todo el sistema energético aunque, según la tradición esotérica, es el último en despertar, en activarse completamente (un centro activo que conduce energías de la conciencia integrada, mientras no es despertado, tiene funciones automáticas, similares a las de las funciones vegetativas del organismo humano).
Se le considera un loto de cuatro pétalos. Es visualizado como una esfera de energía en la que se inscribe una cruz de líneas de fuerza.

Primer Chakra y emociones

En el chakra Muladhara reposa, latente, una de las energías fundamentales de la vida, llamada por los antiguos hindúes, Kundalini. Este fuego de la materia, es llamado también fuego serpentino porque se le representa como una serpiente enroscada en la base de la columna.
Su despertar natural ha sido asociado con el estado de iluminación mística, Nirvana, Samadhi. La activación natural de este chakra se consigue gracias a una vida armónica, coherente, responsable, en fin, comprometida con el crecimiento interior y el servicio desinteresado.
Intentar despertar esta energía de manera forzada, a través de mántras y ejercicios puramente mecánicos, puede acarrear la destrucción de los sutiles velos etéricos que garantizan la integración de la conciencia. Se advierte que su despertar prematuro puede producir trastornos físicos y síquicos de extrema gravedad. Es por esto que no se recomienda la meditación concentrada en este centro de energía.

Síntomas de desequilibrio del Primer Chakra

Si el primer chakra no funciona correctamente sentiremos un gran cansancio tanto físico como mental. Nos quedaremos sin energía y nuestras ganas de vivir disminuirán. Nos sentiremos malhumorados y la frustración se instalará en nosotros. Estos sentimientos negativos pueden favorecer la aparición de enfermedades como la obesidad, ciática, cólicos renales, impotencia, diarreas, esterilidad, etc.

Ejercicio para el Primer Chakra

En personas deprimidas, con síndrome de fatiga crónica y con problemas del metabolismo del agua, puede utilizarse la visualización de este sistema de triángulos en estados meditativos, impulsando mentalmente la energía en un sentido ascendente por ellos hasta el cerebro, para mejorar su estado energético general y luego, distribuyéndola a través del sistema nervioso por todo el organismo.
Para ello nos tumbaremos en una alfombra con brazos estirados y piernas estiradas y separadas, realizando ejercicios de respiración para relajar y tranquilizar la mente.
Debemos visualizar como el aire inspirado recorre todos los chackras hasta llegar al primero dónde debemos retenerlo durante unos segundos.
Al soltar el aire, muy despacio, debemos dejar ir toda la negatividad que nos está molestando y bloqueando el chakra. Hemos de repetir durante unos quince minutos y al terminar haremos una meditación sentados en posición de loto y visualizando el primer chakra abierto.

Consejos para rejuvenecer

Como rejuvenecer.

 

1.-Olvídate de la edad cronológica, es sólo un número.
2.-Mejora tus relaciones con los que te rodean, mejorará el aspecto de tu piel.
3.-Satisface tu sexo, hazlo creativo. Si cortas de cintura para abajo, provocas un desequilibrio insano.
4.-Juega por jugar, diviértete con lo que te gusta hacer. Cumple algún sueño infantil.
5.-Cuida tu alimentación, disfruta con ella, no te excedas en nada y equilibra las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas.
6.-Muévete, camina, nada, practica algún deporte. Ve probando hasta que encuentres lo que mejor le sienta a tu cuerpo.
7.- Aprende a ver en cada enfermedad un maestro, en cada bache de la vida una lección que aprender.
8.-Estés en la etapa de tu vida que estés, nunca renuncies a tus deseos.
9.-Aprende cada día algo nuevo, es un seguro contra enfermedades neurodegenerativas.
10.-Exprésate y escucha a los demás, abre nuevos canales de comunicación. Aprende a utilizar las nuevas tecnologías.
11.-Practica algún arte. Si no lo has hecho nunca, busca un maestro e imponte una disciplina. Disfrútalo.
12.-Aléjate de personas tóxicas, procura estar al lado de quien amas.
13.-No contamines tu cuerpo con lo que le perjudica.
14.-Abre tu corazón, no digas siempre “yo pienso”, incluye en tus mensajes “yo siento”.
15.-Haz todos los días algo diferente. Toma caminos distintos, tira lo que no te sirva, renueva tu vestuario, desordena alguna de tus rutinas, prueba a entrar en lugares nuevos.
16.-No te autolimites en la forma de vestir, en la decoración de tu casa, en la música que escuchas… todo lo que hace disfrutar, si no hace daño, está disponible para todas las edades.
17.-Encuentra todos los días una noticia positiva y compártela con alguien.
18.-Practica la bondad y el desapego.
19.-Aprende a recibir.
20.-Juzga menos (mejor nada), ama más.
21.- Vive cada momento en el presente.

Beneficios de Consumir Aceite de Coco

El Aceite de Coco es uno de los pocos alimentos que puede considerarse “superalimento”. Su combinación única de ácidos grasos de cadena media puede producir inmensos beneficios en su salud. Estos beneficios incluyen por ejemplo las pérdida de peso, la mejora de la función cerebral y una larga lista de efectos que no querrá dejar pasar. Estos son los 10 principales beneficios que conlleva el consumo de Aceite de Coco Virgen y que han sido confirmados con estudios científicos que avalan estas estas afirmaciones.
1. El Aceite de Coco contiene una combinación única de Ácidos Grasos que lo dotan de propiedades medicinales muy potentes.
En el pasado, se demonizó el uso del Aceite de Coco porque se trata de una grasa saturada. De hecho, el Aceite de Coco es uno de los pocos aceites de origen vegetal rico en grasas saturadas, con casi un 90% de su composición basada en ácidos grasos saturados. Sin embargo, todos los nuevos estudios apuntan a que el uso de las grasas saturadas en la alimentación es inofensivo y está más que demostrado que no existe relación alguna entre su consumo y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como le han hecho creer todos estos años. Además, el Aceite de Coco no contiene las grasas saturadas habituales que se encuentran en la carne roja o en el queso.
Al contrario, contiene unas grasas llamadas triglicéridos de cadena media, que también se encuentran en la leche materna, y que está más que demostrado que son altamente beneficiosos para el organismo. Los ácidos grasos de cadena media se metabolizan de manera diferente a como lo hacen los ácidos grasos de cadena larga, los habituales en la dieta. En concreto, pasan directamente al hígado desde el tracto digestivo, donde se utilizan como fuente inmediata de energía o se convierten en cuerpos cetónicos, que entre otras cosas pueden tener efectos terapeúticos en el cerebro de los pacientes de enfermedades como la epilepsia o el Alzheimer. 

2. Las poblaciones que toman mucho Aceite de Coco están entre las más saludables del planeta.

Podemos considerar el coco es una comida exótica en el mundo occidental, consumido principalmente por personas que se preocupan por su salud. Sin embargo, en algunas partes del planeta, es coco es uno de los cimientos de la alimentación desde tiempos ancestrales. El mejor ejemplo lo encontramos en las poblaciones que viven en el pacífico sur. Por ejemplo, la tribu de los Tokeluanos ingiere un 60% de sus calorías diarias del coco y son los mayores consumidores de grasa saturada del planeta. Esta tribu disfruta de una excelente salud y no hay evidencias de enfermedades cardiovasculares entre sus miembros. Otro ejemplo similar es el de los Kitavans, con similares resultados.
3. El Aceite de Coco puede acelerar tu metabolismo haciéndote perder más grasa.
La obesidad es uno de los mayores problemas con que nos enfrentamos en esta época. Mientras algunas personas siguen estancadas en la falsa creencia de que todo se debe a una suma y resta de calorías, la realidad es bien distinta: es igual de importante, si no más, controlar la procedencia de las calorías. No es lo mismo 10 calorías procedentes de carbohidratos, que de proteínas, o, como en el caso del Aceite de Coco, de la grasa saturada. Es un hecho científico probado que los distintos alimentos tienen efectos en nuestro organismo y sus hormonas de distinto modo. En este sentido, una caloría no es “una caloría”. Los triglicéridos de cadena media presentes en el Aceite de Coco pueden incrementar el gasto energético del organismo cuando los comparamos con la misma cantidad de calorías procedentes de los ácidos grasos de cadena larga. Un estudio reciente descubrió que ingerir entre 15 y 30 gramos diarios de triglicéridos de cadena media puede acelerar nuestro metabolismo hasta en un 5%, o lo que es lo mismo, unas 120 kcal para la mayor parte de las personas.
4. El Ácido Laúrico presente en el Aceite de Coco puede matar bacterias, virus y hongos, ayudando a eliminar infecciones.
El Ácido Laúrico supone casi el 50% del total de los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco. Cuando el Aceite de Coco es digerido enzimáticamente, se forma un monoglicérido llamado monolaurina. Tanto el ácido Laúrico como la monolaurina pueden matar patógenos como la bacteria, el virus o los hongos. Estas dos sustancias se ha demostrado que pueden matar, por ejemplo, la bacteria Staphylococcus Aureus (un patógeno muy peligroso) y el hongo en forma de levadura Candida Albicans, una fuente habitual de infección en la especie humana.5. El Aceite de Coco puede reducir tu apetito, ayudándote a comer menos sin tan siquiera intentarlo
Unos de los aspectos más interesantes del Aceite de Coco es que puede reducir tu apetito. Esto puede deberse a como los ácidos grasos que contiene son metabolizados, porque los cuerpos cetónicos que se forman pueden contribuir a reducir el apetito. En un estudio reciente, se suministró distintas cantidades de ácidos grasos de cadena media y larga a 6 adultos sanos. Los hombres que consumieron la mayor parte de los ácidos grasos de cadena media, comieron a lo largo del día 256 calorías menos de media que aquellos que tomaron ácidos grasos de cadena larga. En otro estudio similar en 14 varones sanos, se descubrió que aquellos que desayunaban más ácidos grasos de cadena media comían significativamente menos calorías durante el almuerzo. Estos estudios fueron cortos y realizados con pocas personas, pero si los efectos persisten en el tiempo, podría tener una influencia demoledora en la masa corporal de los sujetos en un período de varios años.

6. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco se transforman en cuerpos cetónicos, que pueden reducir las convulsiones.

La dieta cetogénica (muy baja en carbohidratos y rica en proteína y grasa) se está estudiando actualmente para tratar distintos tipos de enfermedades. El mejor uso terapéutico de esta dieta conocido hasta el momento es para tratar niños enfermos de epilepsia. En esta dieta se ingieren muy pocos carbohidratos y grandes cantidades de grasa, lo que produce un aumento de la concentración de cuerpos cetónicos en la sangre. Por algún motivo que se está estudiando, esto produce que los ataque epilépticos cesen en los niños que los sufren, incluso en aquellos que no han obtenido beneficio alguno de la medicación suministrada. Como los triglicéridos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco se transforman en cuerpos cetónicos en el hígado, el Aceite de Coco suele usarse en estos pacientes para inducir la cetosis.
7. EL Aceite de Coco puede mejorar tu nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.
El Aceite de Coco está cargado de grasas saturadas que no afectan el perfil lípido de la sangre como erróneamente se ha creído durante mucho tiempo. Las grasas saturadas elevan el HDL (colesterol bueno) y cambian el LDL por un subtipo más benigno. En un estudio realizado con 40 mujeres, el Aceite de Coco redujo el colesterol total y el LDL al tiempo que elevó el HDL cuando se le comparó con la ingesta de aceite de soja. En otros estudios llevados a cabo con ratas se ha demostrado que la ingesta de Aceite de Coco reduce los triglcéridos, el colesterol total, el LDL y aumenta el HDL, mejora la coagulación y el estado antioxidante de la sangre. Esto mejora los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.
8. El Aceite de Coco puede proteger el cabello del deterioro e hidratar la piel.
Además de para comer, el Aceite de Coco es muy útil en otro tipo de aplicaciones. Muchas personas lo utilizan con fines cosméticos, consiguiendo mejorar la salud y el aspecto de su piel y su cabello. Los estudios llevados a cabos en individuos con piel seca muestran que el Aceite de Coco mejora la hidratación de su piel y el contenido lípido de esta. Además, el Aceite de Coco puede proteger tremendamente el cabello y nutrirlo. Otras aplicaciones cosméticas del Aceite de Coco incluyen su uso como dentífrico, y, sobre todo, como enjuague bucal, que se ha demostrado que puede matar bacterias en la boca, mejorando la salud dental y eliminando el mal aliento.
9. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco pueden incrementar la función cerebral de los pacientes de Alzheimer.
El Alzheimer es una de las mayores causas de demencia senil y ocurre principalmente en la población más mayor. En los pacientes de Alzheimer, parece que el cerebro pierde la capacidad de utilizar la glucosa como energía. Los cuerpos cetónicos pueden proporcionar esta energía al cerebro y los investigadores están especulando con la idea de incrementar la cantidad de cuerpos cetónicos en la sangre para mejorar las funciones cerebrales de los pacientes y reducir los síntomas del Alzheimer. En un estudio llevado a cabo en 2006, el consumo de triglicéridos de cadena media en pacientes de Alzheimer moderado produjo una inmediata mejoría en su función cerebral. Otros estudios ofrecen los mismos resultados y por ello se están llevando a cabo estudios más intensivos con los triglicéridos de cadena media para su uso potencial terapéutico en pacientes con Alzheimer.
10. El Aceite de Coco puede hacerte perder grasa, especialmente la peligrosa grasa abdominal.
Dado que el Aceite de Coco puede reducir el apetito e incrementar el ritmo al que se quema la grasa, parece lógico que te pueda ayudar a perder peso también. El Aceite de Coco parece ser bastante adecuado para reducir la grasa abdominal, esa que se encuentra rodeando a los órganos vitales y que es de sumo riesgo. Esta grasa, también conocida como grasa visceral, es la más peligrosa y se asocia comúnmente con muchas enfermedades del mundo occidental. El contorno abdominal se mide con facilidad con una cinta métrica y es un buen indicador de la cantidad de grasa visceral que tenemos. En un estudio llevado a cabo con 40 mujeres con obesidad abdominal, suplementando su dieta con 30ml de Aceite de Coco al día redujo tanto su índice de masa corporal como su perímetro abdominal en un período de sólo 12 semanas. En otro estudio con 20 hombres obesos se notó una reducción en el perímetro abdominal de 2,86cm después de sólo 4 semanas tomando 30ml de Aceite de Coco al día. Aunque estas cifras puedan no parecer demasiado grandes, no hay que perder de vista el hecho de que ni realizaron ejercicio físico alguno ni redujeron en absoluto su ingesta calórica. Simplemente añadieron Aceite de Coco a su dieta habitual.

Cuatro Técnicas Para Reenergizarte Rápidamente

La respiración es uno de nuestros mecanismos vitales 
y mantiene constantemente conectados
 nuestro cuerpo y nuestra mente. 
Sin embargo, nos resulta tan automático y su funcionamiento es tan inconsciente que solo tomamos real noción de su importancia en situaciones puntuales, como cuando nos atoramos, hacemos ejercicio físico o nos sumergimos en el agua.
Si tomamos conciencia de ella podremos reconocer que seguramente respiremos sin utilizar toda nuestra capacidad. Quizás encontremos que lo hacemos de manera breve, entrecortada y superficial con nuestro pecho, pero ese hábito puede mejorarse para aprender a llevar a todo nuestro cuerpo aire fresco y renovado.
En esta nota podrás aprender algunos ejercicios respiratorios del yoga que se conocen como “Pranayama”, que te ayudarán a concentrar el “prana”, es decir, la energía vital, contenida en la respiración, para calmar la mente, limpiar los canales energéticos, sanar el cuerpo y renergizarte rápidamente.

 

1. Kapalbhati
Para hacer esta técnica mantén los ojos cerrados y síentate cómodamente con las piernas cruzadas en posición de loto. Inhala profundamente de manera relajada y, al exhalar, contrae los abdominales como si quisieras pegar tu ombligo con la columna vertebral. Vuelve a inspirar de manera relajada y natural.
Has cuatro ciclos de 20 ó 30 inhalaciones y exhalaciones en total. 
Esta técnica ayuda a clarificar la mente, favorecer la concentración, limpiar las vías respiratorias, eliminar impurezas, estimular el metabolismo del cuerpo, y fortalecer el abdomen. 
No es recomendable en casos de embarazo, hipertensión o enfermedades pulmonares y/o cardiovasculares.
2. Nadi Shodan
Para realizar esta técnica, siéntate con las piernas cruzadas en posición de loto, y cierra tus ojos. Mantén tu palma izquierda en el muslo izquierdo con el pulgar y el índice juntos. Ahora coloca tu pulgar derecho en el lado derecho de la nariz y tus dedos anular y meñique, en la fosa nasal izquierda. Tu dedo índice y medio pueden tocar ligeramente tu entrecejo.
Cierra ahora la fosa nasal derecha con el pulgar y exhala por la fosa nasal izquierda, contando ocho tiempos. Sin mover tus dedos, inhala a través de el mismo orificio que exhalaste, también en ocho tiempos. Ahora cierra la fosa nasal izquierda, abre y exhala por la fosa derecha, en ocho tiempos.
Inhala por la fosa nasal derecha. Cierra la fosa derecha con el pulgar y exhala por la izquierda. Baja la mano derecha y colócala sobre tu muslo derecho.
 
Esta técnica calma la mente, equilibrando el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro. Además, funciona para ayudar a sanar problemas circulatorios y respiratorios. 
3. Bhramri
Para realizar esta técnica de respiración, siéntate de manera cómoda y cierra los ojos. Con los pulgares cierra tus oídos, colocando tus dedos índices en la izquierda del rostro y los otros tres dedos ligeramente sobre tus párpados. Ahora inhala profundamente y, al exhalar, haz el sonido del zumbido de una abeja, intentando prolongarlo tanto como puedas. Luego, inhala de nuevo y continua. Hazlo de 5 a 10 minutos.
Cuando realices este ejercicio procura que tu mandíbula se encuentre relajada y los labios estén un poco cerrados para que puedas sentir y escuchar la vibración expandiéndose por todo tu cuerpo.
Esta técnica te ayudará a calmar la mente, aliviar el dolor de la cabeza, mejorar la concentración y ganar confianza en ti mismo.
4. Ujjaii
Para hacer esta técnica, siéntate con las piernas cruzadas, intentando mantener en una misma línea la columna y tu cabeza. Inhala profundamente por la garganta, contrayendo los músculos de la parte posterior de la glotis (que está en la base del cuello). Verás que, al realizarse la respiración en la garganta, el aire que entra por la nariz generará un sonido similar a un silbido al llegar a la laringe. Expira lentamente.
Esta técnica desarrolla la capacidad pulmonar, ayuda a eliminar el estrés y a enfocar la mente, contribuye a la salud de las glándulas, y ayuda a desacelerar el envejecimiento llevando a todos los órganos aire renovado.