Insomnio: Jugo, Yoga y Meditación

El insomnio es una intranquilidad nocturna que impide conciliar el sueño de forma profunda y constante. Dar vueltas en la cama sin poder dormir es en verdad no sólo incómodo sino puede causar severo estrés. Si sufres de insomnio quizá ya no recuerdes lo que era despertarse y sentir que el cuerpo y la mente han tenido un dulce descanso y un sueño profundo y reparador. Pues es momento de volver a dormir como un bebé.
¿Has observado alguna vez a un bebé dormir? Por lo general los bebes muy pequeños duermen plácidamente y parece que nada podría perturbar su sueño. Claro. Un bebé no tiene cuentas por pagar, ni pleitos, ni una larga lista de pendientes por solucionar al otro día. El bebé, se abandona cuando duerme.
Ansiedad nocturna
Por lo general, la causa más profunda del insomnio es el miedo. Las personas que tienen tendencia a estar pensando y controlando todo, y quieren solucionar las cosas cuanto antes o temen que no suceda lo que esperan, son propensas al insomnio. Si no puedes abandonarte y dejar en las manos del otro día lo que le corresponde, trataras de usar la noche para encontrar respuestas y soluciones.
Causas del insomnio:
  • Sistema nervioso débil o mal nutrido.
  • Desconfianza
  • El ego o tu personalidad está amenazada por algo, temes no hacerlo bien, quedar mal, etc.
  • Indecisión.
  • Culpa y remordimiento por no haber sido suficiente.
  • Miedo a no tener o ser.
  • Ambición: no disfrutas las pequeñas cosas de la vida por querer lograr mucho.
  • Miedo a ser atacado, sobre todo en casos de robo, violación, etc.
En cualquier caso, lo que necesitas es empezar a nutrir muy bien tu sistema nervioso. Para esto, te recomendamos evitar el azúcar blanca e irritantes, así como bebidas estimulantes como café y chocolate o bebidas muy endulzadas. En la noche no cenes demasiado, y procura comer una ensalada o algún alimento que sea sedante y relajador.
Jugo para dormir bien:
  • Un pedazo de manzana sin cáscara
  • Un pedazo de lechuga
  • Cuatro almendras o un vaso de leche de almendras en lugar de agua para licuar
  • Un poco de miel de azahar
Mezcla todo en la licuadora con un vaso de agua y bebe a sorbos despacio.
Infusión para dormir bien:
Prepara infusión de azahar y cuando este muy caliente agrega pedacitos de lechuga y deja reposar 5 minutos. Cuela y bebe.
Infusiones relajantes: Manzanilla, anís,hierbabuena, azahar,naranja, lechuga, pasiflora, etc.
Truco para bajar la tensión:
Hay varias formas para bajar la tensión en la noche. Un masaje de pies, por ejemplo en verdad tiene efectos sorprendentes. En los pies se concentra gran cantidad de tensión que al eliminarla causara sin duda un efecto sedante.
  • Remoja tus pies en agua caliente con manzanilla durante 5 minutos y luego pide a alguien que te de un masaje con crema de aloe o manzanilla.
  • Tiene que hacer presiones sobre la planta del pie con los nudillos del dedo, si hay dolor se presiona suavemente unos segundos y luego se retira la presión.
  • Toma en cuenta que si hay dolor en los pies o extrema sensibilidad esto habla de tensión. El dolor se convierte en tensión por lo general. Así que pide un masaje por 10 minutos en cada pie, que haya buena presión para descargar tensión.
  • Si no hay alguien que se anime a darte masaje, prueba a remojar tus pies y luego date el masaje con un limón. Ponlo en el suelo y luego pon encima tu pie, haciendo presión sobre el limón. Luego, coge tu mismo tu pie y presiona con los dedos de tus manos la planta del pie.
Yoga para relajarse:
El Yoga es una forma grandiosa de eliminar exceso de energía y tensiones corporales. Prueba una clase de yoga y luego un baño con agua caliente. También las actividades físicas como nadar, la gimnasia o el baile tranquilo ayudan a relajarse y a estimular un buen sueño.
Calma y distrae tu mente
¿Sabes por qué a muchos la televisión adormece? Porque la atención de los problemas y demás se distrae con los programas, por eso mucha gente prende la televisión para relajarse o se queda dormida al verla.
Sin embargo, aunque puede parecer un buen método, ver la tele no ayuda mucho a que domines un sueño profundo y nutritivo, porque es posible que te despiertes en la noche y vuelvas a no poder dormir. Si prendes la tele, procura que sea un programa que tenga información nutritiva, es decir, no violencia ni imágenes que estresen, porque esto lo registrara tu mente. Ve programas de la naturaleza, de los animales, o informativos de cosas agradables. Esto puede prolongar tu sueño.
Leer también es un buen método para distraer tu mente. Te sugiero leas cosas que te ayuden a enfocar la vida de nuevas formas para que aprendas a tener más confianza y a soltar las cosas.
Meditación para dormir mejor:                 
Antes de dormir y después del masaje de pies (opcional), te sugiero que medites un poco. Prende una vela y apaga todo. Cierra los ojos y respira hondo y muy suave, tratando de enviar el oxigeno hacia tu abdomen, y exhalando después todo el aire hasta que te quedes sin nada. Repite mientras te concentras en tu respiración, en tus pies, tu espalda, tus dientes, tus manos, y ve prendiendo cada parte detu cuerpo en la que te concentres con un color azul muy suave, hasta que todo el cuerpo quede prendido imaginariamente de color azul.
Si haces esto en este preciso momento, veras como te relajas de inmediato y tu cuerpo empieza a adormecerse. ¿Sabes por qué sucede esto? Porque la relajación ocurre solo cuando estas concentrado en el momento presente. Y si ves, todo lo que te quita el sueño está en momento pasado o futuro. Así que lo único que necesitas es concentrarte en el momento presente. Puedes hacer esta meditación concentrándote en un péndulo imaginario que se mueve de un lado al otro de tu imaginación.
Un secreto para dormir…
Si te despiertas en la madrugada a pesar de haber hecho todo lo anterior, lo peor que puedes hacer es querer volver a dormir. Abre los ojos y sal y mira por la ventana, ve al baño y bebe un poco de te hasta que vuelva solo el sueño. Y emplea el método “No me importa”. Esta frase la usaba a menudo cuando el trabajo me llegaba a hacer fuerte presión: “No me importa”. Eso decía cada vez que me llegaba, por la noche, algo en qué pensar, solucionar o crear. Y trataba de hacerme a la idea de que, pasara lo que pasara, no me importaba el resultado. No me importaba si salía mal, si no me quedaba, si decepcionaba o lo que fuera. Mañana lo resolvería. A veces es difícil frenar a mente, que parlotea constantemente tratando de solucionar cosas o recordando otras. Esto es muy eficaz en personas perfeccionistas, ansiosas y que tiene el ego elevado. Si sientes que no te funciona, dilo cada vez más despacio, más despacio…
Esto también aplica para cuando sientes culpa. Dite “No me importa, hice lo mejor que pude. Me amo y apruebo como soy” Repite esto varias veces en tu mente mientras respiras y dices la frase lentamente, veras que la culpa se empieza a desvanecer. El insomnio muchas veces tiene que ver con una incapacidad de amarse y aceptarse, y el castigo es severo, el insomnio lo refleja con “No merezco descansar por lo que hice”.
Así que pon en práctica todo esto y veras que si insistes poco a poco aprenderás a soltar y confiar más en ti y en lo que traerá el día de mañana.

Medicina Natural

Los hombres de medicina nativo-americanos, desarrollaron una rueda
 muy similar a la del yin / yang de la medicina asiática. 
El uso de las hierbas medicinales y otras formas alternativas de tratamiento, 
fueron la medicina de vanguardia en esos días. Este fue un enfoque holístico
 para el tratamiento médico, que se basó en gran medida en las plantas
 y sus beneficios únicos.
Lo que sigue es la lista de las plantas indígenas, árboles, frutas y flores únicas de América del Norte, que tienen beneficios sorprendentes como se define por las tribus nativo-americanas. Podría ser bueno mantener algunas de estas antiguas curas en mente. También son buenas para las necesidades diarias, si tenemos en cuenta la eficacia que algunas de ellas pueden tener.
El té de regaliz para el dolor de garganta, es un buen ejemplo. También es interesante que muchos de estos remedios naturales se encuentren todavía en uso hoy en día, incluyendo la cera de abeja, el polen de abeja, la manzanilla y otros. Es una buena demostración del beneficio de la sabiduría, desarrollada durante siglos.
Es difícil saber cómo los nativo-americanos determinaron que las plantas podrían tener propiedades medicinales, aunque el ensayo y el error fue probablemente uno de los enfoquesTambién se piensa que observaron a los animales enfermos comer ciertas plantas, y determinaron que esas plantas debían tener una cierta propiedad que valía la pena explorar.
Desde entonces, los estudios científicos han comprobado el valor medicinal de muchas plantas. De hecho, la aspirina común se deriva de la salicina, un producto químico en la corteza interior de árboles de sauce, que fue utilizado en la antigüedad para la fiebre y el dolor.
Estos medicamentos se administraban generalmente, a través de tés o pastas que fueron ya sea ingeridas o aplicadas externamente. A veces las plantas se comían como alimento, o eran añadidas a los alimentos, o al agua. Ocasionalmente, se aplicaba un ungüento o cataplasma sobre heridas abiertas.
Aquí está la lista:
1. Alfalfa: Alivia la digestión, y se utiliza para ayudar a la coagulación de la sangre. Los usos contemporáneos incluyen, el tratamiento de la artritis, la vejiga, condiciones renales, y la resistencia ósea. Mejora el sistema inmunológico.
2. Aloe: Una planta parecida al cactus. Las hojas gruesas pueden ser exprimidas, para extraer una savia espesa que se puede usar para tratar quemaduras, picaduras de insectos, y heridas.
3. Aspen: La corteza interna o xilema se utiliza en un té para tratar la fiebre, la tos y el dolor. Contiene salicina, que también se encuentra en los árboles de sauce y es el ingrediente base para la aspirina.
4. El polen de abeja: Cuando se mezcla con los alimentos puede aumentar la energía, ayudar a la digestión y mejorar el sistema inmunológico. Si eres alérgico a las picaduras de abeja, es muy probable que seas alérgico al polen de abeja.
5. La cera de abejas: Se utiliza como un ungüento para quemaduras y picaduras de insectos, incluyendo picaduras de abeja. Destinada únicamente a ser utilizada externamente.
6. Mora: cuando se aplastan la raíz, la corteza y las hojas, y se infunden en un té, se utilizan para tratar la diarrea, reducir la inflamación y estimular el metabolismo. Como gárgaras, trata  los dolores de garganta, úlceras en la boca, e inflamación de las encías.
7. Frambuesa Negra: Las raíces de esta planta se trituran y se utilizan como un té, o hervidas y en una pasta para aliviar la tos, diarrea y malestar intestinal en general.
8. Alforfón: Las semillas se utilizan en sopas, y para ayudar a disminuir la presión arterial, ayudar con la coagulación de la sangre, y aliviar la diarrea.
9. Cayena: Las vainas se utilizan como un calmante para el dolor cuando se toman con alimentos, o bebidas en un té. También se utiliza para tratar la artritis, y el malestar digestivo. Se aplica a veces a las heridas en forma de polvo, para aumentar el flujo de sangre, y actúa como antiséptico y anestésico para adormecer el dolor.
10. Manzanilla: Las hojas y flores se utilizan como un té para tratar problemas intestinales y náuseas.
11. Prunus virginiana (Capulín): Considerada por las tribus nativasamericanas como tratamiento medicinal para todo uso, las bayas son deshuesadas, se secan y aplastan en un té, o una cataplasma para tratar una variedad de dolencias. Estas incluyen la tos, los resfriados, la gripe, las náuseas, la inflamación y diarrea. Como un ungüento o cataplasma, se usa para el tratamiento de quemaduras y heridas. La semilla del capulín- al igual que las semillas de manzana – es venenosa en altas concentraciones. Asegúrate de deshuesarlas, si estás pensando en ellas para cualquier uso.
12. Echinacea: También conocida como equinácea purpúrea, se trata de un clásico de la medicina nativa americana, que se utiliza para fortalecer el sistema inmunológico, combatir las infecciones y la fiebre. También se utiliza como un tratamiento antiséptico y general para los resfriados, la tos y la gripe.
13. Eucalipto: El aceite de las hojas y raíces, es un tratamiento común cuando se infunde en un té para tratar la tos, dolor de garganta, gripe y fiebre. Se utiliza el día de hoy, como un ingrediente en pastillas para la tos.
14. Hinojo: Una planta con un sabor a regaliz, esta se utilizaba en un té o masticada, para aliviar la tos, dolor de garganta, ayudar con la digestión, ofrecer alivio a la diarrea, y era un tratamiento general para los resfriados. También se usaba como una cataplasma para el alivio del ojo, y los dolores de cabeza.
15. Santamaría: el día de hoy se utiliza, como un alivio natural para la fiebre y los dolores de cabeza – incluyendo fuertes dolores de cabeza como migrañas – también puede ser utilizada para problemas digestivos, asma y dolores musculares y articulares.
16. Feverwort (Triosteum): Otro remedio para la fiebre que también se utiliza para el dolor en general, picazón y rigidez en las articulaciones. Puede ser ingerida como un té, o masticada y machacada hasta obtener una pasta como un ungüento, o cataplasma.
17. Raíz de Jengibre: Otra super planta en la medicina americana nativa, la raíz era aplastada y se consumía con los alimentos, como un té, o como un ungüento o cataplasma. Es conocida el día de hoy por su capacidad para ayudar a la salud digestiva, también es anti-inflamatoria, ayuda a la circulación y puede aliviar los resfriados, la tos y la gripe, además de bronquitis y dolor en las articulaciones.
18. Ginseng: Esta es otra hierba contemporánea, que tiene una historia que se remonta a través de culturas durante miles de años. Las raíces fueron utilizadas por los nativos americanos como aditivo alimentario, un té y una cataplasma para tratar la fatiga, aumentar la energía, mejorar el sistema inmunológico, ayudar con el hígado en general, y con la función pulmonar. Las hojas y tallos también fueron utilizados, pero la raíz tiene la mayor concentración de principios activos.
19. Goldenrod (La vara de oro): Comúnmente conocida en la actualidad como una fuente de alergias y de estornudos, en realidad era considerada otro medicamento todo en uno por los nativos americanos. Como té, añadida a los alimentos, y como ungüento tópico, se usaba para tratar desde afecciones de la bronquitis y la congestión del pecho, hasta los resfriados, la gripe, la inflamación, el dolor de garganta, y como un antiséptico para los cortes y abrasiones.
20. Madreselva: Las bayas, los tallos, las flores y las hojas se utilizan para tratar tópicamente picaduras de abeja, e infecciones de la piel. Como té, se utiliza para tratar los resfriados, dolores de cabeza y dolor de garganta. También tiene propiedades anti-inflamatorias.
21. Lúpulo: Como un té se usa para tratar problemas digestivos y a menudo, mezclado con otras hierbas o plantas, como el aloe, para calmar los músculos. También se utiliza para aliviar el dolor de muelas y el dolor de garganta.
22. Regaliz: Raíces y hojas se pueden utilizar para la tos, los resfriados, dolores de garganta. La raíz también se puede masticar para aliviar los dolores de muelas.
23. Gordolobo: En forma de infusión en té, o añadida a una ensalada u otros alimentos, esta es una planta que se ha utilizado por los nativos americanos para tratar la inflamación, la tos y la congestión, y  las aflicciones pulmonares en general.  Es bastante común, y es probable que la tengas creciendo en tu patio trasero, o en algún lugar cercano.
24. Flor de la pasión: Las hojas y raíces se utilizan para hacer un té, para tratar la ansiedad y el dolor muscular. Una cataplasma para las lesiones de la piel, como quemaduras, picaduras de insectos, y también se puede hervir la flor de la pasión.
25. El trébol rojo: Crece en todas partes y las flores, las hojas y las raíces, suelen ser infundidas en un té, o se utilizan para una alimentación superior. Se utiliza para manejar la inflamación, mejorar la circulación y el tratamiento de enfermedades respiratorias.
26. Escaramujo: Esto es lo rojo de la baya de color naranja, que es el fruto de las rosas silvestres. Ya se sabe que es una fuente masiva de vitamina C y cuando se come entero, aplastado en un té o se añade a los alimentos, sirve para el tratamiento de los resfriados y la tos, los problemas intestinales, como antiséptico, y para tratar la inflamación.
27. Romero: Un miembro de la familia de los pinos, y se utiliza en los alimentos y como un té para tratar el dolor muscular, mejorar la circulación, y como un limpiador general para el metabolismo.
28. Salvia: Un arbusto de largo alcance en gran parte de América del Norte, es un repelente natural de insectos, y se puede utilizar para la lista estándar de los trastornos digestivos, resfriados y dolor de garganta.
29. Menta verde: Se utiliza constantemente por las tribus de nativos americanos para el tratamiento de la tos, los resfriados, la dificultad respiratoria, y como una cura para la diarrea y un estimulante para la circulación sanguínea.
30. La valeriana: La raíz como una infusión en un té, alivia los dolores musculares, el dolor, y se dice que tiene un efecto calmante.
Si eres un/una experto/a en remedios nativos americanos, estoy seguro de que puedes agregar muchos a esta lista. Hay algunos libros excelentes sobre las curaciones de la naturaleza, y las propiedades medicinales específicas, que las tribus nativas norteamericanas descubrieron. Los remedios naturales son dignos de consideración, tanto desde un punto de vista histórico,  como uno potencialmente práctico. Sólo asegúrate de identificarlos adecuadamente.

Desintoxicarnos Emocionalmente

Cuando nos desintoxicamos emocionalmente, atravesamos un túnel oscuro 
con una salida muy iluminada. Aprender a sacar aquello que ya no necesitamos, es importante. Inevitablemente sentiremos emociones desagradables,  pero valdrá la pena la recompensa: un mundo maravilloso y una paz infinita.

Muchas veces sentimos que no podemos más. Levantarnos de la cama resulta toda una proeza, y cuando estamos tristes, desmotivadas y con las vibraciones energéticas por el suelo, necesitamos un empujón que nos haga reaccionar. Pero tocar fondo no es tan malo como parece; cuando nuestros pies chocan con el piso, impulsarnos es algo irremediable: subir y salir a flote es nuestro siguiente paso. No es un proceso fácil, desintoxicarnos emocionalmente no se logra de un día para otro. Sin embargo, podemos obtener resultados estupendos si seguimos estos cuatro pasos para desintoxicarnos emocionalmente.

1. Reconozcamos nuestros problemas.

Aprender a reconocer nuestros problemas es una habilidad que debemos trabajar para lograr identificar lo que realmente es nocivo en nuestras vidas. La mejor forma de resolver cualquier dificultad es conociendo cuál es. Si escuchamos nuestro interior, podremos identificar lo que sentimos hacia ciertas situaciones. Cuando reconocemos aquello que nos incomoda, sabremos qué hacer para solucionar nuestros problemas y todo comenzará a fluir.

2. Dejemos ir aquello que nos perturba.

Una vez que hayas reconocido el problema real, debemos soltarlo. La mala costumbre de apegarnos a todo quizá nos dificulta este paso, pero para eliminar aquellas emociones y situaciones tóxicas hay que aprender a dejarlas ir. Todo lo que ya no cumple una función en nuestra vida y que resulta dañino para nosotras, debe ser apartado. Si observamos con detenimiento, podremos reconocer eso que tanto nos molesta, y podremos abrirnos a un mundo de posibilidades.

3. Perdonemos.

Aunque perdonar no es fácil, debemos aprender a hacerlo. Es un acto consciente sumamente liberador que requiere de mucho valor. Cuando lo hacemos desde nuestro interior, nos quitamos una gran carga emocional y podemos disfrutar la vida de manera plena. No se hace en un día, es un proceso que lleva tiempo pero una vez que se logra, nos sentiremos ligeras, tan ligeras como plumas.

4. Atraigamos lo positivo.

Para atraer aquello positivo debemos reconocer qué es importante, cómo queremos sentirnos y cuáles son los valores más significativos con los que deseamos vivir. Los valores son nuestro “GPS” interno, ellos nos guiarán para tomar las decisiones correctas.

Significado de las velas Amarillas

Esta vela se vincula con las ondas mentales del ser humano 
y con la expresión material. Simboliza el comercio, el orden,
 el razonamiento, el criterio, el sentido común y la lógica. 
Representa la perfección, la riqueza, la gloria y la fe.
El amarillo se relaciona con la sabiduría,
 el poder, la perfección y el gozo.

Este color de vela nos ayuda a llevar la alegría a alguien o a algo, ya que al interpretarse como el color del sol, ese sol que nos da calor y vida. Se busca con ella la vitalidad y ganas de vivir.  Nos da calidez, fuerza, luminosidad, luz e intelecto.

Es muy recomendable en casos de depresiones o tristezas. También puede ser utilizada para suavizar comportamientos ariscos, ásperos. Definitivamente, allí a donde haya que llevar luz y claridad mental, el amarillo será la vela ideal.

Es también para todo lo relacionado con las comunicaciones, 
los estudios, las conversaciones importantes y papeleos 
que se tengan que resolver.

El color amarillo en las velas nos brinda beneficios en lo económico por lo que tener velas de este color en casa nos puede ayudar mucho a tener mayor éxito en lo financiero.

Se dice que el color amarillo en las velas es el color primitivo en ellas, es por ello que son consideradas velas en estado puro. El amarillo está en relación con los aspectos materiales del ser humano, como pueden ser los intercambios comerciales. De acuerdo con esto, sus principales efectos están a nivel material.

Favorecen tanto al hombre como a la mujer y debido a su particular influencia en el ego de las personas, es muy beneficiosa aportando autoestima.

Sus principales beneficios se dice que están del lado del encuentro con la iluminación espiritual. Pero también encontramos que las velas amarillas tienen efectos sobre la salud, se menciona que la vela amarilla actúa de manera positiva sobre el aparato respiratorio y el sistema nervioso, a la vez que colabora en el desarrollo de las capacidades intelectuales.

También es muy favorecedora para establecer buenos vínculos sociales.

El momento ideal del día para encender una vela amarilla, es durante el mediodía, ya que es la ocasión donde sus principales beneficios surtirán efecto. De todas maneras recuerda que usarlas en cualquier momento del día es válido ya que muchas veces no podemos hacer uso de alguna vela en el momento específico que se recomienda, aunque  no se niega que cuando el sol está en su punto más elevado, es mejor hacer uso de estas velas amarillas.

Una vela amarilla puede ser usada para traer claridad de pensamiento, despertar el poder de la mente o las cualidades que ésta puede ofrecernos. Para el encanto también puede ser usada. Se recomienda encender una vela amarilla cuando se pase por algún momento de oscuridad y/o de tristeza, para que nos ayude a recibir una luz que nos oriente en el camino.

Si te gusta meditar te recomendamos el uso de las velas de color amarillo, recuerda que cuando hablamos de velas no solo puedes usar estas, sino también velones o cirios de  color amarillo, ya que este color simboliza al poder de la mente. Este color de velas es excelente para usar en la planificación y en las visualizaciones ya que es un excelente transmisor de las energías positivas. Nos ayudan a atraer cosas a través del pensamiento, fomenta la socialización y la confianza.

Encender una vela de este color nos dará fuerzas para seguir adelante en nuestro camino y para enfrentarnos a los retos que se nos presenten con más seguridad. Medita frente a una vela amarilla, esto te ayudara a que tú actitud ante la vida sea más positiva, olvidándote de todo lo negativo. Del mismo modo las velas amarillas tienden a atraer el dinero y los bienes materiales.

El Arte de Positivizar tu Hogar

Hay espacios donde la energía no contribuye a la armonía, al bienestar. 
En esos, la “limpieza de hogar” es una alternativa interesante a tener en cuenta.
 Hablamos con una especialista sobre el tema.

¿Qué es una limpieza de hogar?

Consiste en trabajar a nivel energético con la purificación de un espacio, transmutando la energía del mismo, es decir, elevando su vibración.

Uno limpia de manera diaria su casa para que se mantenga bien y se vea linda. Lo mismo se hace a nivel energético. La pequeña diferencia entre una limpieza física y una energética es que uno empieza a tomar conciencia de que un espacio (una casa, un negocio, etc.) es un ser vivo, igual que una persona, una planta o un animal, entonces trabajar con esas energías implica proporcionarle bienestar a ese espacio y a las personas que lo habitan.

Es importante destacar que cualquier inconveniente físico en un espacio (rotura de caños, problemas en las redes eléctricas, etc.) siempre comienza con un desequilibrio energético de los habitantes, luego del lugar y finalmente se manifiesta en un síntoma.

El hogar como síntoma de sus habitantes, como símbolo de un desequilibrio energético que quienes viven en él… ¡Es osado!

Podemos decir que esos síntomas manifiestan los planos o vehículos a nivelar (emocional, mental, etc.). Al lugar hay que interpretarlo como un ser vivo, percibir qué energías habitan en él e imprimir en su memoria todo aquello que produzca armonía, alegría y bienestar.

Muchas veces la gente llega a un lugar y dice “qué lindo” y en realidad lo que están percibiendo, es algo más que lo lindo, perciben una energía acogedora.

¿De qué lo limpiamos? ¿Qué buscamos que se vaya o desaparezca? ¿Cuál es la “suciedad” a limpiar?.

Es importante comenzar a cambiar el concepto de generar que algo se vaya o desaparezca, por el de “elevar la vibración”. Así es como comenzamos a transmutar, es decir, a llevar a positivo aquello que se polarizó en negativo.

Realizamos la limpieza energética para liberar todo tipo de memorias que hayan quedado alojadas a nivel etérico. En un hogar que ha sido habitado por personas violentas, por ejemplo, quedarán impresos esos registros y puede ocurrir que influyan sobre los nuevos habitantes del lugar.

En un lugar hay -como en todo el Universo- energía a disposición que es neutra. Nosotros la utilizamos y, al hacerlo, la calificamos. Si calificamos negativamente dicha energía (por ejemplo, en un berrinche o en un día de angustia) con sólo airear el lugar, limpiarlo físicamente, prender un incienso, podremos removerla. Pero si esto ocurre a diario, esa energía mal calificada se transformará en una impresión.

¿Quién realiza una “limpieza de hogar” y cómo se hace?

Una limpieza energética puede realizarla tanto una persona que se dedica a ello (y que lo hará muy bien), como también el dueño de casa o quien forma parte de la oficina, es decir ¡cualquiera de nosotros! Lo que se necesita en este último caso es que la persona se conecte con el espacio, con el lugar. El primer paso para limpiar un lugar es conectarse emocionalmente, sentimentalmente, con la casa. Yo le hablo a mi casa, me despido de ella cada vez que me voy, le pido a los ángeles que la cuiden y que permanezcan allí en mi ausencia realizando el trabajo de armonización que necesite. La saludo cuando llego y trato de estar en la mayor conexión posible con ella todo el tiempo.

Aprender y comprender cómo realizar un trabajo energético en nombre de nuestro Yo Divino y no desde nuestra personalidad cambia absolutamente todo el enfoque del asunto y nos previene y protege de quedarnos con cualquier tipo de remanente energético. Así, permitimos que operen las energías superiores, quienes tienen una visión más integral de lo que el lugar necesita para el más Alto Bienestar, tanto del lugar como de los que allí lo habitan.

¿Cómo sabemos si nuestro hogar o un lugar necesita una limpieza? ¿Qué cosas podemos registrar?

Funciona de la misma manera que cuando entramos a casa que, por más que esté ordenada, sentimos que es hora de mover muebles y limpiar profundo. Así, una vez que empezamos a “percibir” nuestro espacio, sabemos si necesita un plus (un incienso, un aroma…).

Podemos sentirnos inquietos o cansados en un lugar determinado, o diferentes a como solíamos sentirnos. También podemos darnos cuenta de que por más que limpiemos y ordenemos la casa, se desordena con más rapidez que de costumbre…

¿Qué podemos hacer para mantener en nuestros espacios buena energía? ¿Algunos tips?

Cuando se hace una limpieza profunda, recomendamos mover muebles, por lo menos un rato. Esto colabora en romper los campos magnéticos y hace circular la energía que se estanca. Aunque sean mínimos movimientos de muebles, como correr un sillón y alejarlo de la pared por un día, eso ya produce una circulación diferente de energía, tanto para la persona como para el espacio.

Si no tenemos la posibilidad de contar con productos específicos (pastas alquímicas o lociones de alta vibración), podemos conseguir un poco de incienso y sahumar la casa.

Además, las personas iniciadas en reiki pueden poner símbolos en el lugar a tratar, de modo que la energía transmute. Y, aunque nos parezca muy básico, una buena limpieza física, utilizando productos como cera en los muebles, que produce gran descarga, y lavandina (cloro) en baño y cocina -que elimina miasmas energéticos-, podremos remover grandes cantidades de energía mal calificada.

Tener una habitación aireada y extremadamente ordenada nos asegura una reparación nocturna óptima. No olvidemos que el momento en que dormimos es el lapso de mayor entrega. Cuidar nuestra habitación como un templo nos garantiza que las energías armónicas y protectoras lo habiten y son estas energías las que asistirán también a nuestro buen dormir.