Yoga para principiantes clase 35

En esta clase veremos una de kriya para liberar nuestras emociones

(Técnica japonesa para liberar tus emociones a través de los dedos de la mano)

En este artículo te proponemos una serie de claves que te ayudaran a purificar las emociones:

1. Trata de evitar tus intereses egoístas. Siempre que introduzcas tu interés personal en tus pensamientos, acciones o palabras, estás creando feas emociones y suscitando emociones feas en los demás. Si tomas cualquier problema del mundo, desde problemas familiares hasta problemas comerciales y de política internacional, y ahondas en sus causas, siempre encontrarás los gusanos del interés personal que están comiéndose los cimientos. El interés personal siempre te lleva en la dirección equivocada.

2. Evita la vanidad. La vanidad es una forma de autoengaño, en la que piensas que eres algo que no eres. Cuando yo era muy niño, mi padre me contó un cuento para instruirme acerca de la vanidad. Un día un cuervo vio a un pavo real de bellísimas plumas que él admiraba muchísimo. Aguardó durante muchos días hasta que el pavo real empezó a cambiar sus plumas. Entonces las recogió y se adornó con ellas. El cuervo estaba muy ufano con su aspecto.

Fue al espejo para admirarse. Llamó a muchos pájaros para que acudieran a ver cuan bello había llegado a ser de repente. De pronto, un fuerte viento que llegó sopló todas las plumas de pavo real y el cuervo quedó de pie, frente a sus amigos, como un pájaro negro desnudo. “De ahora en adelante” —me dijo mi padre solemnemente— “no te adornes con las plumas de los otros”. No uses los logros y el talento de otras personas para parecer más grande. Esto es vanidad.

3. Evita la ira. La ira daña los pétalos de tus centros superiores. Tal vez esto no pueda demostrarse, pero es un hecho que después que estás enojado, durante varias horas no tienes energía. La ira es también peligrosa porque a menudo te hace hacer cosas que nunca habrías hecho si estuvieras en tus cabales.

4. Evita la codicia. La codicia altera la brújula de tu vida. Cuando te atrapa la codicia, te pareces a un avión atrapado en la corriente de un jet, que no puede hallar su rumbo. La codicia hace que a su tiempo quedes atrapado por una fuerza de la que no podrás liberarte. Esto imprime una carga tremenda de presión sobre tus cuerpos físico y mental, y perturba tu equilibrio. Cuando tu equilibrio emocional está perturbado, tu naturaleza física y mental no te servirán sino que te traicionarán. 5.

Evita el temor. El temor hace que te identifiques con valores falsos y suposiciones falsas. Uno de mis Maestros en el monasterio me dijo una vez: “Sólo en la intrepidez absoluta está contenida la claridad de la consciencia”. Si tienes miedo, tu consciencia se disipa. Siempre que venzas todo temor, purificas tu consciencia y tu cuerpo, y ayudas a tu supervivencia y tu longevidad. Tu temor hace que los demás te controlen, y todo ser humano controlado por otros se está suicidando. Pero nos gusta controlar a los demás, en vez de dejar que sean personas que se realizan solas. Cuando ejercitas el temor sobre los demás, eres un criminal, pero eres un criminal mayor si permites que otras personas te controlen inyectándote temor.

6. Evita la ostentación. La ostentación construye una personalidad falsa, y una personalidad falsa vive mediante emociones negativas. Una vez que empiezas a hacer ostentación, deberás alimentar continuamente esa personalidad falsa con emociones negativas para hacer que continúe existiendo.

7. Trata de comprender los puntos de vista de los demás. No saltes de inmediato a tus propias conclusiones cuando las personas se comportan de cierto modo. “Aquél no me saludó hoy. Debe estar enojado conmigo”. De inmediato, al decir esto, ya creaste mil y una emociones en tu corazón. Aunque tu conclusión fuera acertada, no necesitas crear esas emociones: por lo tanto, no saltes a conclusiones.

8. Reemplaza cada emoción negativa con una emoción positiva a través de la imaginación. La gente piensa que el pensamiento puede controlar a las emociones. Esto no es cierto. La imaginación controla a las emociones. Las emociones son más fuertes que los pensamientos en esta altura de nuestra evolución porque vivimos en el torbellino emocional; todavía no entramos en el torbellino mental.

Siempre que tengas una emoción negativa, trata de reemplazarla inmediatamente con la contraparte positiva. Por ejemplo, siendo niño, un amigo y yo pasábamos la noche en una cabaña en la montaña. Mi amigo estaba muy asustado. Decía: —Alrededor de la casa hay muchos osos y coyotes, ¡irrumpirán cuando estemos dormidos y nos comerán! El pobrecito estaba atrapado en sus emociones negativas. Le dije: —Hace cinco minutos vi cuarenta ángeles bailando alrededor de nuestra cabaña.

Tenían enormes alas doradas y mantos de bellos colores… Y hay uno sentado en cada rincón de la cabaña. Si algún animal se atreve a entrar aquí, el ángel sacará su espada y le cortará la nariz… Hice una pausa. Él ya estaba durmiendo. Por desgracia, la mayor parte de la humanidad es víctima de sus propias alucinaciones. Debemos liberamos de nuestras alucinaciones. En una ocasión, una mujer vino a pedirme consejo porque odiaba a otra y no podía soportar verle la cara.

Trabajé con ella durante una hora efectuando los siguientes ejercicios una y otra vez: Primero, imagina que caminas por la calle, y que ella camina hacia ti. Mírala y aparta tu rostro… Ahora ella viene de la dirección contraria y tú de pronto pasas junto a ella, la saludas y luego miras a otra parte… Ahora tropieza con ella al pasar y dile: “Discúlpame, no quise hacerte año”… La cuarta vez que pases junto a ella, estréchale la mano. La quinta vez, abrázala y dile: “Te quiero”… La semana siguiente, la mujer a la que yo aconsejara entró en una reunión.

Al detenerse luego de trasponer la puerta, se volvió y vio a la misma mujer a quien antes odiara, que estaba de pie junto a ella. ¡De pronto, la abrazó! Siempre que reemplaces una emoción negativa con una emoción positiva, rompes cristalizaciones de viejas imaginaciones y las reemplazas con imaginaciones sanas.

9. Aumenta diariamente tu imaginación positiva y creadora. Por ejemplo, por la mañana, bien temprano, cuando subas a tu auto para ir a trabajar, no pienses: “Me va a ocurrir un accidente… Los negocios andarán mal… Ese hombre va a venir de nuevo…” Todas estas cosas son posibles. Pero en lugar de ello, di: “¡Qué bello día es hoy! Hoy todo va a andar magníficamente…”. Esta clase de actitud te equipa con energía positiva para afrontar los hechos negativos. Esta es no sólo una técnica útil; puede salvarte realmente la vida.

10. Toma los hechos que podrían causarte irritación, ira, y emociones negativas, y mediante tu imaginación procura que no puedan influir sobre ti. Mírate en tu imaginación estando muy calmo y alegre. Es importantísimo destruir tus apegos a objetos, personas y deseos porque todo aquello a lo cual te apegas mina tu energía. No dejes que la gente se apegue a ti o se identifique contigo, y tampoco te identifiques con ella. De este modo tendrás relaciones humanas más sanas. En mi experiencia como consejero, hallé que personas que acuden con problemas terribles de unas con otras, estuvieron en un tiempo fundidas, identificadas y apegadas; en pocas palabras: pegadas entre sí.

11. No busques las faltas de los demás. Siempre que empieces a tratar de encontrar defectos en los demás, ya sean éstos reales o irreales, verás que de ti emanarán emociones negativas. Cuando las emociones negativas empiezan a circular en tu organismo, ya intoxicaste tu organismo; contaminaste tu propia esfera de la consciencia .

12. No te alegres con los fracasos de los demás. A cada uno de nosotros le gusta alegrarse cuando otras personas que no nos gustan fracasan. Pero al hacer esto, no sólo herimos a los demás; también nos herimos… porque “”ellos” son esencialmente “nosotros”.

13. Imagina diariamente, durante uno o dos minutos, que estás sentado junto a tu Maestro, cualquiera que éste sea. Esto te quitará muchas emociones negativas, y las destruirá.

14. Intenta diariamente efectuar durante unos momentos un silencio emocional total.

Si aprendes esta técnica, será una gran bendición para ti. Una cosa es decir: “En la reunión de hoy no hablaré… No discutiré con esa mujer”. Algunas personas obtienen grandes resultados cerrando la boca; pero, ¿podrás silenciar tus emociones y no tener una reacción emocional, no importa lo que alguien te diga o haga? Esta es una técnica importante que hay que dominar, porque quien domina sus emociones se vuelve amo de su vida. Puedes tener gran dominio mental, pero si no tienes dominio emocional, puedes destruirlo todo alrededor de ti.

15. Desarrolla la ternura. La gente piensa que ésta se refiere a dulces sonrisas, expresiones melifluas, movimientos melodiosos y ojos almibarados. La verdadera ternura no radica en las formas externas sino en el significado de las palabras, la voz y los modales tuyos.

Si en tus expresiones hay amor, luz, belleza, justicia y libertad, eres una persona tierna. Pero si en ellas hay mala intención, calumnia, traición, mentiras e hipocresía, entonces no importa cuáles sean tus expresiones, eres una persona tosca. Algunas de estas quince reglas tal vez parezcan juegos, pero debajo de ellas hay una gran ciencia sobre el uso de la energía en el conocimiento creador. Estas son quince reglas para el dominio de la vida.

Yoga para principiantes clase 34

En esta clase veremos una de kriya para liberar el enojo interno.

(Ejercicio de respiración para calmar mente y cuerpo)

La mente

La mente tiene una forma de tomar el control. Los científicos la llaman a nuestra Amígdala, la región de nuestro cerebro que está a cargo de los sentimientos de ansiedad, miedo, ira y negatividad, nuestro “cerebro primitivo o reptiliano”. ¿Por qué cerebro de reptiliano? Porque esta área de nuestro cerebro evolucionó hace muchísimo tiempo, cuando nuestras preocupaciones primitivas eran mucho más frecuentes. Esta es la razón por la que nuestra respuesta al estrés biológico, por ejemplo, a una fecha límite inminente, sigue siendo tan dramática como cuando nos enfrentamos, por ejemplo, a un tigre que se avecina.

La amígdala, dos pequeños órganos en el cerebro, cada una del tamaño de una pequeña almendra, puedne sobreestimularse debido a los factores estresantes en curso y comenzar a hacer estragos en nuestras vidas. Cuanto más sentimos la respuesta al estrés, más se activa la amígdala. Mientras más activada esté la amígdala, más comenzamos a sentir que este estado es normal. El miedo, la ira y la negatividad se convierte en nuestro modus operandus principal. El cerebro reptiliano toma el control.

Hay una técnica la cual sirve para identificar nuestros sentimientos y pensamientos que ocasiona nuestro cerebro reptiliano. Trabajar con los pensamientos y etiquetarlos es una forma muy efectiva de contrarestarlos.

5 maneras de trabajar con tu cerebro reptiliano

  • Dale un nombre. Darle un nombre a tu cerebro reptiliano te ayuda a recordar que estos pensamientos vienen de un área de nuestro cerebro, no de todo nuestro ser. No son necesariamente “Verdades”.     
  • Trátalos con compasión. La compasión es la única forma de seguir adelante. La resistencia genera que los pensamientos se arraiguen. Tratar a nuestras pensamientos primitivos con amor y compasión te ayuda a sentir que puedes calmarte, trata de tomar un tiempo para ti lo suficientemente largo como para relajarte y que puedas hacer después lo que realmente deseas hacer.     
  • Presta atención a lo que tienen que decir. Desde un sentimiento de compasión, podemos ser testigos y escuchar lo que nuestros pensamientos internos tienen que decir.
  • Respira profundamente. Nuestra respiración es la mayor conexión que tenemos con nuestro sistema nervioso. Nuestra respiración es la manera más rápida, más rápida y científicamente probada de hacer que nuestro sistema nervioso regrese a un lugar de equilibrio; y ayudarnos a regresar a un lugar con menos estrés, ansiedad, enojo y negatividad, regresar a un estado neutro.   
  • Actúa. Actúa como si el miedo, la ira o la negatividad que cerebro reptiliano siente por lo que sea que este sucediendo nunca estuviera allí. No lo has ignorado. No estás pretendiendo que no lo sientes. Simplemente estás reconociendo su presencia y estas tomando decisiones y actuando de todos modos.

Yoga para principiantes clase 33

En esta clase veremos una de kriya llamada varuyas kriya, es una kriya para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

(Aprende más acerca del arte de no enfermar)

El escritor Gene Stone, en su libro The Secrets Of People Who Never Get Sick, ofrece interesantes consejos para dejar de enfermarse. Repasemos algunos de ellos:

Estar activo en la oficina
Estar sentado por períodos prolongados de tiempo puede ser “altamente perjudicial para la salud, incluso si se realiza regularmente ejercicio”, dice Stone en su libro. Un informe realizado en el año 2009 y cita

do por el escritor reveló que “la gente que más tiempo pasa sentada, posee mayor riesgo de muerte”. Por esto, se recomienda caminar en la oficina, tomar descansos cortos y moverse en la medida de lo posible.Optar por duchas frías
Aunque en invierno puede resultar cruel, las duchas frías brindan una gran cantidad de beneficios: mejoran la circulación, fortalecen la piel, refuerzan el sistema inmunológico, mejoran el estado de ánimo y vigorizan el cuerpo. Se recomienda tomar duchas frías de no más de cinco minutos.

Estar con amigos
Las personas que tienen un fuerte sistema de apoyo social cuentan con “sistemas inmunológicos robustos y menos probabilidades de sucumbir ante enfermedades inflamatorias”, dice Stone. Un reciente estudio sueco reveló que “con pocos o ningún amigo cercano aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón por primera vez en cerca de 50 por ciento”. Por esto se recomienda ver frecuentemente a los amigos y tratar de hacer nuevas amistades.

Consumir ajo
El ajo presenta un sinfín de beneficios: reduce la presión arterial y los niveles de colesterol, combate las infecciones por estafilococo y actúa como un poderoso antioxidante. De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad de Australia, las personas que regularmente consumen ajo reducen los días de enfermedad a la mitad, según cita Stone. Por esto se recomienda el consumo de ajo crudo o cocido.

Hacer una pausa al mediodía
La falta de sueño “limita la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo”, dice Stone. Por esto se recomienda tomar una siesta cuando sea posible. El momento ideal es de 1pm a 3pm en la tarde ya que, según Stone, “es cuando nuestros cuerpos están más necesitados de descanso”.

Beber alcohol con moderación
Beber con moderación incrementa la longevidad y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas entre un 20 y un 50 por ciento, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo.

Hacer Yoga
“Los médicos dicen que los ejercicios de yoga fortalecen y equilibran el sistema inmunitario, para destruir con mayor eficacia los microbios que causan enfermedades”, dice Stone. Realizar yoga también puede invertir varios factores de riesgo de enfermedades cardíacas como presión arterial alta, azúcar en la sangre y obesidad.

Reducir la ingesta calórica
Comer menos tiene “efectos positivos sobre la salud en general. Una dieta baja en calorías en la que los participantes comen hasta 25 por ciento menos de lo que normalmente comen reduce el colesterol total, triglicéridos y presión arterial”, dice Stone. Sin embargo, vale asegurarse de tener una dieta completa y nutritiva.

Decir no al estrés
Los estudios han demostrado que un alto nivel de estrés puede causar “insomnio, falta de energía, dolores de espalda, diarrea, estreñimiento, depresión, hinchazón, calambres, cambios en el apetito, apatía, irritabilidad, erupciones cutáneas, urticaria, síndrome de colon irritable, diabetes y presión arterial alta”, dice Stone. Para evitar el estrés se recomienda hacer ejercicio tres veces a la semana, reírse y pasar momentos agradables con amigos.

 

Yoga para principiantes clase 32

En esta clase veremos una de kriya para activar el sistema nervioso central y trabajar nuestras emociones.

( Aprende más acerca del Yoga para la tristeza)

Ser humano es experimentar una gran variedad de emociones.

Los animales también tienen sentimientos, y esto me recuerda cada vez que salgo de casa y mi perro comienza a temblar y gimotear. La psique humana es única, sin embargo nuestro sistema nervioso es altamente sensible y receptivo, procesa un complejo rango de emociones humanas que van desde la alegría y el éxtasis hasta la desesperación y el dolor.

En la tradición del yoga, tiende a existir un sesgo hacia los estados de ecuanimidad y alegría (sentir om shanti o paz). Los estudiantes llegan a creer que el verdadero estado del yoga es un amor efusivo y expansivo para todos en todas las situaciones. Esto puede deberse a la descripción en el yoga clásico de ” anandamaya kosha”

Este sutil interior de la mente-cuerpo se identifica como sublime y eternamente alegre. En hatha yoga, acceder a este cuerpo semidivino es en cierto modo la cumbre del entrenamiento.

Ciertamente no pretendo degradar este estado de exquisita alegría. En un buen día en mi propia meditación, cuando me hundo en la profundidad de mi ser y descanso en un océano de calma, siento un delicioso éxtasis.

Sin embargo, en la práctica del yoga, tanto dentro como fuera del tapete de yoga, también es importante poder atender a las emociones difíciles.

Yoga para principiantes clase 31

En esta clase veremos una de kriya para vitalidad física y mental.

(Conoce 7 consejos espirituales para no envejecer)

La próxima vez que te hagan esta pregunta, medita la respuesta. Según Deepak Chopra hay tres edades en cada uno de nosotros:

1.- La edad cronológica: tiempo transcurrido desde el día que nació, según el calendario. Es la única fija, y la menos confiable de las tres. Una persona de 50 años puede ser tan saludable como cuando tenía 25 años, mientras que otros pueden tener el cuerpo y mente de una de 70 años. Su edad biológica le dice cómo el tiempo le ha afectado el cuerpo, los órganos y tejidos, comparados con otras personas de la misma edad cronológica. El tiempo no afecta todo el cuerpo de modo uniforme. Sin embargo, casi toda célula, tejido y órgano está envejeciendo a su propio ritmo, lo que hace que la edad biológica sea más compleja.

2.- La edad biológica: cuán viejo es un cuerpo en términos de signos de vida críticos y procesos celulares. Esta edad también tiene sus límites, como una herramienta de medida. El proceso de envejecimiento, considerado como pura biología, se mueve tan lento que sus efectos fatales raramente cuadran con las enfermedades galopantes. La mayoría de los órganos críticos de las personas pueden funcionar bien al 30% de su capacidad. Si su cuerpo está perdiendo 15% de su funcionalidad por año, luego de los 30 años, tomaría 70 años (hasta que tuviera 100 años), antes que el envejecimiento desestabilice un órgano particular.

Las influencias sociales y psicológicas están siempre latentes,y su estilo de vida individual lo hace sujeto a las condiciones diferentes que tienen los demás. La edad biológica puede ser cambiable, ya que con el ejercicio físico regular puede reversar muchos de los efectos más típicos de la edad biológica, incluyendo: alta presión sanguínea, grasa corporal excesiva, balance inapropiado de azúcar, y pérdida de la masa muscular. Los gerontólogos han encontrado que las personas mayores que han adoptado un estilo de vida sano mejoran su calidad y tiempo de vida en unos 10 años. En fin, su cuerpo puede volverse más joven o viejo, biológicamente, dependiendo de cómo usted lo trate.

3.- Edad psicológica: cuán viejo se siente una persona. El factor determinante en el envejecimiento es la edad psicológica la más personal y misteriosa de las tres, y la que más importa para reversar el proceso de envejecimiento. Su edad psicológica es aún más flexible que su edad biológica. Nadie tiene la misma edad psicológica, dado que no han tenido las mismas experiencias. En lugar de responder con un número fijo a la pregunta ¿cuántos años tienes? Deberíamos crear una escala paralela que muestre cuán rápido se están moviendo las tres edades en relación una con otra.

¿Qué edad tienes?

Es una pregunta muy fácil de responder, la cifra nos sale de los labios de forma automática. Pero también puede contener cuestiones complejas que van más allá de los cumpleaños que hayamos celebrado. Como siempre, el lenguaje coloquial demuestra ser sabio para expresar lo que sobrepasa la literalidad de las palabras.

-Tiene 80 años y es un chiquillo.

-A los 60 rebosa juventud.

-Este niño de 3 años es un actúa como un viejo.

¿Cuántos tipos de edades existen?

Deepak Chopra defiende que además de tener nuestra edad cronológica, tenemos una edad biológica y otra psicológica. Aunque la más fija es la cronológica, es la menos confiable de las tres. La edad biológica nos habla de nuestra salud, de como funcionan nuestros órganos, mientras que la edad psicológica, está determinada por como nos sentimos de jóvenes o de viejos y repercute de manera directa en nuestra edad biológica.