Propiedades Curativas de las Piedras

Las Gemas y Piedras Semipreciosas han sido empleadas 

como amuletos y ornamentos desde la antigüedad, 

rodeadas siempre por cierto misticismo.

La litoterapia consiste en la utilización de piedras, gemas, cuarzos y cristales para obtener un efecto terapéutico. Esta disciplina alternativa propone que las piedras guardan propiedades curativas, y pueden ayudar a equilibrar el cuerpo y mente para conseguir así una salud óptima.

Según la litoterapia podemos vernos beneficiados de sus propiedades de formas distintas, desde masajes hasta las aguas de piedras.

Piedras y salud.

Las piedras semipreciosas o gemas, son una especie de roca que se utilizan usualmente para ornamentos, las vemos comúnmente como parte de collares, pulseras, y accesorios varios, sin embargo, se cree que poseen propiedades energéticas que pueden beneficiar al organismo.

Piedras de origen inorgánico: son minerales, como los cristales, el cuarzo, y suelen formarse en la corteza terrestre.

Piedras con origen animal: aunque sus componentes suelen ser también minerales, las piedras pueden tener un origen orgánico, un claro ejemplo es la perla, que forman los moluscos bivalvos como una reacción de protección ante un objeto extraño.

Piedras de origen vegetal: Un ejemplo es el ámbar, que es resina fosilizada  en un proceso de miles de años.

De acuerdo a la litoterapia, las piedras tienen la capacidad de “absorber” energía de la tierra o de su medio, y que al entrar en contacto con nuestro cuerpo esta energía tiene propiedades curativas.

Tipos de piedras y función de acuerdo a la gemoterapia.

Aunque se parezcan, no todas las piedras son iguales, y no todas ejercen la misma función en nuestro organismo, cada una de ellas posee diferentes propiedades dependiendo de su vibración cromática y molecular.

Ágata: Es una piedra útil contra el estrés ya que ayuda a desintoxicar el cuerpo de sus efectos. La ágata de tonos azules, favorece la relajación, mientras que la roja favorece la energía.

El ámbar: apreciado por varias culturas, para los chinos, el ámbar es una piedra que guarda la esencia de la vida, mientras que la cultura egipcia la empleaba con fines religiosos y medicinales. Esta piedra ayuda a absorber energía negativa y fortalece el órgano sobre el cual se coloque.

Aguamarina: al igual que la ágata, se trata de una piedra útil para combatir el estrés, y favorece el buen funcionamiento de la tiroides.

Cuarzo o cristal de roca: En la antigüedad, era utilizado como piedra mágica, el cristal de roca, activa la energía, y purifica. Se dice que sirve para todo, desde aliviar el dolor, hasta armonizar  nuestro entorno.

Cuarzo rosa: Está vinculada al amor y la creatividad, combate la tristeza y es reconfortante en las pérdidas. Favorece una buena autoestima.

Cuarzo amarillo: Brinda energía vital, y suele recomendarse para tenerse en la cocina, ya que favorece una buena nutrición y otorga abundancia.

Coral: Es empleado para mejorar la circulación, el coral también favorece el entusiasmo y la determinación.

Esmeralda: Es considerada útil contra los trastornos del sueño. Mejora la memoria, y la fertilidad. También ayuda a purificar el ambiente alejando las vibraciones negativas.

Jade: Considerada una piedra que otorgaba protección por los chinos, esta piedra brinda fortaleza física y emocional. Además, se relaciona con la longevidad, y el éxito de los negocios.

Granate: Se le confieren poderes afrodisiacos. El granate  atrae el amor y es útil en mejorar las relaciones sociales. Mejora la fertilidad y estimula el sistema inmunológico.

Lapislázuli: Es útil frente al estrés y favorece un buen estado de ánimo así como las relaciones con amistades. El lapislázuli también ayuda a regular la presión arterial y combate lo dolores de cabeza recurrentes.

Ojo de tigre: Ayuda a la concentración, se considera útil en lugares de estudio y oficinas, regula nuestra energía y buen humor.

Malaquita: Piedra que ayuda a depurar el hígado y evita los cólicos, también favorece la tranquilidad y el equilibrio. Se puede colocar en la cocina o el cuarto de baño.

Ónix: Se trata de una  piedra beneficiosa contra estados depresivos, ayuda a calmar el miedo a lo desconocido y estabiliza la mente.

Perla: Ayudan a regular las funciones reproductoras femeninas, la perlas favorecen la dulzura y tranquilidad, por lo que son consideradas muy femeninas.

Rodocrosita: Se aconseja utilizar en pares, es decir, de dos en dos, son útiles para desbloquear emociones reprimidas, y activan la energía del amor.

Turmalina: Favorece la energía positiva, se utiliza para tratar los dolores cuyo origen es emocional.

Agua de piedras.

Esta interesante aplicación de las piedras, consiste en pulverizarlas y añadirlas al agua, que después se beberá para obtener sus beneficios. Se basa en antiguos remedios empleados en China y la América precolombina.

Un ejemplo es el agua de rubí, que actúa como purificadora, y se utiliza con el fin de mejorar el funcionamiento de intestinos y corazón en enfermedades que se relacionan con estos órganos.

El agua de esmeralda, se emplea para fortalecer al organismo y  promover la energía.

Masajes de piedras.

Se trata de una técnica oriental antigua que consiste en la aplicación de piedras calientes o frías, para combatir el dolor en articulaciones y musculares. El masaje es muy relajante e incluso puede ejercer un efecto sedante.

Este masaje ayuda a estimular la circulación sanguínea promoviendo la oxigenación y favorece la relajación.

El Nervio Vago: Regeneración y Sanación

¿Qué es el Nervio Vago?.

Es el décimo de los nervios craneales, a menudo llamado el “Nervio de la compasión”, porque cuando está activo, ayuda a crear las “ondas calurosas” que sentimos en nuestro pecho cuando nos dan un abrazo o nos conmueve algo.

El nervio vago es un conjunto de nervios que se origina en la parte superior de la médula espinal. Éste activa diferentes órganos en todo el cuerpo, tales como el corazón, los pulmones, el hígado y los órganos digestivosCuando se activa, puede producir esa sensación de expansión caliente en el pecho, por ejemplo, cuando nos conmueve la bondad de alguien o cuando apreciamos una hermosa pieza de música. 

El neurólogo Stephen W. Porges de la Universidad de Illinois, en Chicago, sostuvo, hace mucho tiempo, que el nervio vago es “el nervio de la compasión”, -por supuesto, sirve para muchas otras funciones también-. Hay varias razones que justifican esta afirmación. Se cree que el nervio vago estimula ciertos músculos en la cavidad vocal, permitiendo la comunicación. Reduce la frecuencia cardíaca. Ciencia muy nueva sugiere que puede estar estrechamente relacionado con las redes de receptores para la oxitocina, un neurotransmisor implicado en la confianza y el vínculo maternal.

Nuestra investigación y la de otros científicos sugieren que la activación del nervio vago se asocia con sentimientos de cuidado y de la intuición ética de que los seres humanos de diferentes grupos sociales (incluso contradictorios) comparten una humanidad común. Hemos encontrado que las personas que tienen alta activación del nervio vago en un estado de reposo son propensas a sentir emociones que promueven el altruismo, la compasión, la gratitud, el amor y la felicidad.

La psicóloga Nancy Eisenberg de la Universidad del Estado de Arizona ha encontrado que los niños con una línea de base de alta actividad en el nervio vago son más cooperativos y propensos a dar. Esta área de estudio es el comienzo de un nuevo y fascinante argumento sobre el altruismo: que una rama de nuestro sistema nervioso ha evolucionado para dar soporte a tal comportamiento. 

Estrés y el nervio vago.

Los niveles de hormonas del estrés de tu cuerpo son regulados por el sistema nervioso autónomo (SNA). El SNA tiene dos componentes que se balancean entre sí, el sistema nervioso simpático (SNS) y del sistema nervioso parasimpático (SPS).

El SNS aumenta la actividad del sistema nervioso. Nos ayuda a manejar lo que percibimos como emergencias y está a cargo de la respuesta de huir-luchar.

El SPS disminuye la actividad del sistema nervioso y nos ayuda a mantener la calma. Promueve la relajación, el descanso, el sueño y la somnolencia al desacelerar nuestro ritmo cardíaco, lo que disminuye la velocidad de nuestra respiración, contrae las pupilas de los ojos, aumenta la producción de saliva en la boca, y así sucesivamente.

El nervio vago es el nervio que proviene del cerebro y controla el sistema nervioso parasimpático, que controla tu respuesta de relajación. Y este sistema nervioso utiliza el neurotransmisor, la acetilcolina. Si tu cerebro no puede comunicarse con el diafragma a través de la liberación de acetilcolina desde el nervio vago (por ejemplo, afectada por la toxina botulínica), entonces dejarás de respirar y morirás.

La acetilcolina es responsable del aprendizaje y la memoria. También es calmante y relajante, es utilizada por el nervio vago para enviar mensajes de paz y relajación a todo el cuerpo. Una nueva investigación ha encontrado que la acetilcolina actúa como un freno importante para la inflamación en el cuerpo. En otras palabras, estimulando el nervio vago envías acetilcolina por todo el cuerpo, no solo relajándote, sino también apagando el fuego de la inflamación que se relaciona con los efectos negativos del estrés.

Una nueva y emocionante investigación también ha vinculado el nervio vago a la mejora de la neurogénesis, el aumento de la producción de BDNF (el factor neurotrófico derivado del cerebro es como un fertilizante estupendo para las células de tu cerebro), la reparación del tejido cerebral y una verdadera regeneración en todo el cuerpo.

Salud, longevidad y envejecimiento.

A medida que envejeces, tu sistema inmunológico produce más moléculas inflamatorias, y tu sistema nervioso activa la respuesta al estrés, promoviendo así un colapso del sistema y el envejecimiento. Esto no es hablar por hablar, está respaldado por estudios científicos. Por ejemplo, Kevin Tracey, director del Instituto Feinstein para la Investigación Médica, descubrió cómo el cerebro controla el sistema inmune a través de una conexión directa basada en los nervios. Él describe esto como el reflejo inflamatorio. En pocas palabras, es la forma en que el sistema inmune responde a la mente.

Me explico. Tu sistema inmunológico es controlado por un nervio llamado nervio vago. Pero éste no es cualquier nervio. Es el nervio más importante que viene desde el cerebro y viaja a todos los órganos principales. Y tú puedes activar este nervio – a través de la relajación, la meditación y otras prácticas antiguas, tales como el sistema de la Lengua de Luz maya, combinada con “técnicas de activación del nervio vago” dadas por el Grupo y Steve Rother, el nervio vago se puede activar y trabajar energéticamente a través de la geometría, la frecuencia, el color y la luz. 

¿Cuál es el beneficio de esto?. 

Pues bien, mediante la activación del nervio vago, tu puedes controlar tus células inmunes, reducir la inflamación e incluso prevenir la enfermedad y el envejecimiento.

Es cierto. Mediante la creación de estados cerebrales positivos – como maestros de meditación han hecho durante siglos – se puede activar el nervio vago y controlar la inflamación. En realidad puedes controlar la función de los genes por este método. Activa el nervio vago, y podrás encender los genes que ayudan a controlar la inflamación. La inflamación es uno de los factores centrales de la enfermedad y el envejecimiento.

Regeneración celular.

Aún más fascinante fue el descubrimiento de que nuestro cuerpo se puede regenerar a cualquier edad. 

Diane Krause, MD, PhD, de la Universidad de Yale descubrió que nuestras propias células madre adultas innatas (células de nuestra médula ósea que pueden convertirse en cualquier célula en el cuerpo) pueden transformarse en las células del hígado, el intestino, los pulmones y la piel.

Este es un avance fenomenal. He aquí el por qué. 

Esto significa que tenemos el poder de crear nuevas células y renovar nuestros órganos y tejidos a cualquier edad.  ¿Y cómo se controlan estas células madre?. Lo has adivinado: el nervio vago. Por ejemplo, Theise et al. han encontrado que las células madre están conectados directamente al nervio vago. La activación del nervio vago puede estimular a las células madre a producir nuevas células y reparar y reconstruir tus propios órganos.

Así que la relajación – un estado de calma, paz y tranquilidad – puede activar el nervio vago. Y el nervio vago, a su vez, activa las células madre para regenerar y renovar tus tejidos y órganos. 

Relajación y meditación.

Los científicos incluso han demostrado que la meditación hace más grande y mejor al cerebro. Ellos trazaron la función cerebral de los “meditadores profesionales” trayendo al laboratorio a Lamas tibetanos entrenados en la concentración y el control mental.

¿El resultado? Ellos encontraron niveles más altos de ondas cerebrales gamma y cortezas cerebrales más gruesas (las áreas asociadas con las funciones cerebrales superiores) en los meditadores. La relajación puede tener otros efectos poderosos en nuestra biología. En biología, ser un sistema complejo que puede adaptarse a su entorno y que es resistente y flexible es fundamental para la salud.

Lo mismo es cierto para nosotros. Cuanto más complejos y flexibles somos, más saludables estamos. Tomemos, por ejemplo, los latidos del corazón. Su complejidad se llama variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) o variabilidad latido a latido. Cuanto más compleja sea la VFC, más saludable es. La frecuencia cardíaca menos compleja es la peor – una línea plana.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con la relajación? 

La VFC también es controlada por el nervio vago. Como puedes ver, encender la respuesta de relajación y la activación de ese nervio vago es fundamental para la salud.

La activación del Nervio Vago:

  • Reducirá la inflamación
  • Ayudará a regenerar tus órganos y células mediante la activación de las células madre
  • Aumentará su variabilidad de la frecuencia cardíaca
  • Aumentará el espesor de su cerebro (que normalmente se encoge con la edad).
  • Aumentará la función inmunológica
  • Modulará tu sistema nervioso
  • Reducirá la depresión y el estrés
  • Mejorará el rendimiento
  • Mejorará su calidad de vida

¡Nada mal por simplemente aprender a relajarse! 

Compasión y ADN.

Elizabeth Blackburn, PhD, quien descubrió los telómeros, ha explicado que, en última instancia, éstos se hacen tan cortos que, al final, nuestro ADN se desenreda y ya no se podemos replicar nuestras células, por lo que mueren.

Sorprendentemente, el estrés mental produce un acortamiento más rápido de los telómeros – y conduce a un envejecimiento más veloz.

¿Qué es aún más notable? 

En un estudio en cuidadores de pacientes enfermos, ¡la salud de los telómeros de los cuidadores fue determinada por su actitud!. Parece imposible, pero es cierto. Los cuidadores que sentían que el cuidado era una carga tenían telómeros más cortos, mientras que los que veían su trabajo como una oportunidad para ser compasivos no presentaban acortamiento.

El Dalai Lama dijo que el asiento de la compasión es en realidad biológico – y necesario para la supervivencia. Tal vez el desarrollo de la compasión y la sabiduría para hacer frente a las condiciones de vida desfavorables es la verdadera clave de la longevidad.

Simplemente puede ser que el trabajo de comprender nuestra verdadera naturaleza a través del cultivo de nuestras mentes y corazones con las prácticas positivas, como las técnicas de meditación o similares, es fundamental para la salud y la longevidad.

 

Las formas en que podemos cambiar nuestro cuerpo a través 

de cambiar nuestra mente ya no son simplemente teorías. 

Hay un nuevo lenguaje científico para comprender cómo las cualidades de la mente controlan el cuerpo a través de los efectos sobre el nervio vago, las células inmunes, las células madre, los telómeros, el ADN, y mucho más.

Recuerda que tu cuerpo tiene todos los recursos y los sistemas infinitamente adaptables a autorregularse, repararse, regenerarse y prosperar. 

Simplemente tienes que aprender a trabajar con tu cuerpo, en lugar de trabajar contra él. Entonces puedes tener una vida próspera y saludable – y vivir toda tu vida útil, ¡que puede ser de hasta 120 años!.

Amor.

Pero hay algo aún más genial – la investigación que Dacher Ketlner, director del Laboratorio de Interacción Social de la Universidad de California, Berkeley, está llevando a cabo, muestra de que la estimulación del nervio vago no solo es buena para ti – ¡es buena para el planeta!.

“Nuestra investigación y la de otros científicos sugieren que la activación del nervio vago se asocia con los sentimientos de cuidado y de la intuición ética de que los seres humanos de diferentes grupos sociales (incluso contradictorios) comparten una humanidad común.Se ha encontrado que las personas que tienen alta activación del nervio vago en un estado de reposo son propensas a sentir emociones que promueven el altruismo – la compasión, la gratitud, el amor y la felicidad.

Ahí lo tienes. Hazlo por amor.

Los Cordones de Apego – Lazos Energéticos

También conocidos como cordones “etéricos” o kármicos, la mayoría de los sanadores/intuitivos energéticos están extremadamente conscientes de que estos cordones existen en una miríada de patrones en el campo energético humano. Algunos se originaron en la encarnación actual, mientras que otros existen en dimensiones paralelas, aparentemente un cordón emocional suficientemente fuerte puede permanecer a través del tiempo y del espacio.
Verdaderamente nuestro cuerpo emocional y la química que son nuestras emociones, es una de las fuerzas más poderosas en el Universo y uno de los dones que hemos recibido de la Fuente Divina. Vale la pena comprender el impacto y la increíble fuerza de poder que son nuestras emociones y dirigir este poder sabiamente. Vayamos a investigar el acordonado.
CORDONES/ADHERENCIAS DE APEGO
Los cordones de apego etéricos (lazos energéticos) comúnmente se forman entre personas, lugares, líneas de tiempo y objetos, especialmente cuando las conexiones son de una naturaleza profundamente emocional. Estas adherencias  aparecen como largos cordones finos fibrosos, como grandes cables de teléfono largos, etéricos. Cuando estos apegos o adherencias permanecen entre la gente se pueden convertir en un conducto por el cual se drena la energía desde lo lleno a lo vacío.
Generalmente esto proviene de la persona que ha hecho el esfuerzo consciente o inconscientemente de energizar a la que es un vampiro energético.
Estos cordones también pueden enviar y recibir dolor, culpa, miedo y cualquier cantidad de pensamientos y sentimientos que ni siquiera pueden ser suyos. También traumas experimentados en diversas épocas en la vida de uno pueden crear un acordonado o fracturar su energía para que se quebrante y ser reducida hacia el pasado a la fuente del evento. Por consiguiente la importancia de estar presentes en el eterno momento del “ahora”, dado que uno tiene disponibles todos los recursos energéticos cuando la conciencia se halla consciente en el tiempo actual.
Muchas enfermedades y desequilibrios se producen por fuentes vaciadas de energía, pensadas para el uso en el momento actual, sin embargo, el cuerpo mental está zumbando obsesionado por un dolor de una experiencia del pasado, dejando que el cuerpo quede severamente agotado.
Es posible que muchas veces estos cordones drenan la rejilla energética de su cuerpo etérico, en donde se halla adherida la adherencia, vaciando el área del chi (energía vital) y llevando hacia el desequilibrio o a la enfermedad. Frecuentemente estos problemas pueden ser percibidos como un ataque psíquico cuando fuertes emociones hacen explosión. Se puede emplear el testeo muscular o la orientación con el péndulo para ver claramente si lo que están sintiendo es de hecho un apego y luego tomar las medidas para limpiar y liberar.
Cuantas más adherencias uno tiene, tanto mayor es la cantidad de conductos de problemas potenciales y pérdida de energía y entramado en su campo. Esto también desacelerará su incremento vibratorio en el esfuerzo de evolución, dado que su cuerpo de luz está tratando de construir más entramado para mantener el nivel y vibración de la energía. El liberar apegos con perdón y aceptación va de la mano con el crecimiento espiritual.
Las adherencias que se forman pueden ser emociones desequilibradas o conflictivas que estamos cargando en nuestras creencias y/o conexiones frente a otros. Al faltarnos la conciencia de nuestros límites personales, entregamos pedazos de nosotros mismos energéticamente debido a culpa, amor condicional y así permitimos que nuestro poder sea drenado cuando actuamos en concordancia con las expectativas de otro, sin permitir la aceptación de quienes nosotros somos al nivel auténtico.
Para liberar plenamente los cordones uno tiene que ser capaz de identificarlos y de hacer un inventario honesto del comportamiento emocional personal y de los hábitos de uno. Todas las emociones conflictivas deberían ser separadas. Si uno confunde el amor con el apoyo hacia la co-dependencia, o asume la responsabilidad por la felicidad de otros, entonces ustedes se están abriendo a si mismos para la invasión de otros, y las ambigüedades de estas interrelaciones pueden evitar que puedan cortar totalmente estos cordones.
Examinando el verdadero ser de uno mismo en comparación con los sutiles abusos a los que nos vemos expuestos para forma fuentes externas, tales como nuestra crianza, religión, expectativas sociales y otras programaciones, es importante el obtener claridad total para recuperar nuestra autonomía.
Como practicante de sanación energética me ha quedado claro que los conflictos emocionales del pasado, que no han sido resueltos, van a crear una respuesta simpatética en órganos, tejidos, áreas del cuerpo en donde el trauma puede ser “proyectado” y almacenado energéticamente, dentro de todas las capas del cuerpo y su campo.
Ese evento especial de trauma percibido o de sufrimiento será ubicado como una masa “oscura” de ‘goo’ (sustancia pegajosa) negativa o energía similar al alquitrán, algunas veces con cordones múltiples, capas de adherencias conectadas a diversas experiencias de otras vidas que produjeron la misma respuesta producida debido al evento original del trauma.
Esto combina el trauma original con aún más basura acumulada y ante mi visión interior aparece algo como un oscuro pulpo con tentáculos que se originan en diversas líneas de tiempo y eventos que provocan el bloque oscuro original de energía, el cual activa al cuerpo emocional para que experimente sensaciones de dolor adicionales. Generalmente experimento con clientes la percepción de una sensación de una profunda herida de trauma, digamos por ejemplo, establecido como un niño muy pequeño. La línea temporal del trauma a la edad del niño se astilla, un pedazo del espíritu del alma se fragmenta debido al dolor de la experiencia y cierra diversas funciones energéticas que se desarrollan como heridas psico-espirituales más adelante como un adulto.
Heridas profundas que no han sido resueltas forman una senda desde los cuerpos energéticos al cuerpo físico y ubican y almacenan los patrones del trauma en las células, y el cuerpo físico comienza a crear un desequilibrio único frente a los genes encarnados, a los patrones ancestrales/kármicos y otros factores. La liberación emocional, recuperación del alma y trabajo corporal físico adicional, tal como en la reestructuración neuro-muscular, se requiere cuando las heridas son profundas y datan de un largo período de tiempo atrás.
También voy a agregar que, en mi experiencia personal he presenciado una entidad energética, adherencias espirituales, personalidades múltiples o simplemente un ser oscuro apegado a esta “herida” y que manipulaba la respuesta emocional de acuerdo a su deseo en lugar del de su sujeto inconsciente. Es por esto que es claramente importante el salirse de la caja de la 3D, a la que hemos sido condicionados como nuestra realidad absoluta, y comprender estas dinámicas y no permitir en nuestros campos energéticos nada que no haya sido invitado.
Un antídoto simple a este fenómeno es mantener su poder personal con la conciencia divina incorporada, que tienen en su interior, sus facultades intuitivas y manifestar su mando. Ustedes tendrán que ser responsables para su sanación para que la misma sea permanente. Muchas veces su niño interior o sub-personalidades estarán saboteándolos por sus miedos emocionales acumulados y reprimidos.
Un factor interesante para tener en cuenta el acto energético y físico de la sexualidad y sus implicaciones en el campo energético. El compartir fluidos entre dos personas crea un lazo espiritual o cordón de energía que no puede ser quebrado energéticamente, salvo que sea conscientizado, liberado de conflicto y trasmutado. Es así que lazos psicológicos pueden ser quebrados una vez que una relación seria ha terminado, sin embargo el cordón energético espiritual sigue existiendo. ¡Es asombroso! Estos cordones son como cables eléctricos con la energía que pasa a través de ellos ida y vuelta, basándose el poder en la profundidad e intensidad de la conexión.
También es importante comprender que los pensamientos y emociones que se tienen o el estado de conciencia que están teniendo cuando tienen sexo, es lo que están implantando en su pareja. Estando naturalmente enamorados, teniendo pensamientos amorosos con el deseo de servir a su pareja, es la meta cuando se fusionan a este nivel con otro ser. El impacto de amor emocional increíble es una fuerza compartida y fusionada en una unión del alma, puede quemar el karma e incluso contribuir como una fuerza asombrosa de transformación para otros. Al comprender estos lazos kármicos que se crean con la gente cada vez que tienen una interacción sexual, seguramente crea un mayor discernimiento en la elección de una pareja.
Más abajo he incluido una “Visualización para el Corte de Cordones” como un lineamiento para su trabajo de liberación y sanación de estos cordones de apegos.
VISUALIZACIÓN PARA EL CORTE DE CORDONES
Encuentren un espacio tranquilo, donde no serán interrumpidos, para que se relajen y hagan tres inspiraciones de limpieza profunda. Imagínense parados en un hermoso lugar pacífico, un prado, a la costa de un lago o a orillas del mar. Tómense unos cuantos momentos con su imaginación, para sentir la naturaleza que los rodea. Pídanle a su ser superior que se fusione con ustedes o que esté presente. Crean una gran zona plana en su espacio pacífico y dibujen un círculo de luz a su alrededor, delineando el círculo su espacio protegido.
Invoquen al ser superior de la persona con la cual quieren liberar los cordones adheridos. Dibujen otro círculo de luz (no tocando su propio círculo) alrededor de ellos a medida que los visualizan parados frente a ti. Explíquenle el motivo por el cual están haciendo este ejercicio, de que quiere estar libre de viejos condicionamientos emocionales y de cordones psíquicos que se han ido construyendo en el pasado, o de expectativas del futuro. Que ustedes tienen la intención de mantener fluyendo amor incondicional entre ustedes y de ser liberados de expectativas mutuas para el mayor bien.
Fíjense y vean si notan cordones simbólicamente y de cómo se manifiestan los mismos.
A medida que los perciben, córtenlos con una gigante tijera dorada, primero de ustedes mismos, cortándolos y quitándolos y sanando y sellando los lugares con luz, y luego quitando los de la otra persona. Asegúrense de que corten todos los cordones que sienten, incluso fijándose en la espalda de ambos. Los cordones cortados pueden ser apilados al costado o dejados al costado. Siempre que sea posible, dejen que el amor incondicional, el perdón y aceptación fluya a todas partes, como una energía de intención, a cada célula y poro a través de ustedes y de la otra persona.
Luego vean a la persona en su círculo de luz en un espacio separado del de ustedes. Junten todos los cordones y vean como en un pilar de fuego violeta los mismos son trasmutados y quemados. (También pueden invocar a la llama Violeta de Transmutación del 7º Rayo, y pedir que todos los cordones sean transmutados en la pureza de la perfección de Dios). Tómense un momento para percibir la sensación de como el fuego de la Llama Violeta energiza, calienta y sana su cuerpo, a medida que visualizan como el fuego destruye todos los cordones y simultáneamente los revitaliza. Envuélvanse en un tubo o burbuja de luz abarcando a todo su ser. Regrese con su atención a su cuarto y tómese unos momentos para reajustarse e inspirar. Emplee su técnica de anclaje o visualice que de sus pies salen vides de energía profundamente hacia el centro de la tierra.

Consejos Para Meditar

Sentarse con las piernas cruzadas y los ojos cerrados, cantar mantras u observar la respiración en una sesión de yoga son sólo tres técnicas de las muchas que se pueden practicar para aprender cómo salirnos de nuestra mente mecánica durante unos instantes y reconectar con nuestra esencia, por debajo de todas las capas de condicionamiento y protección que se han ido creando desde nuestro nacimiento.
Diferentes técnicas se adaptan a diferentes personas en diferentes momentos. De hecho, cualquier actividad en la vida puede llegar a convertirse en una meditación porque hacer cada acto con conciencia nos trae al momento presente en el que la mente no nos domina.
Al educar la mente a través de la meditación es posible apagarla cuando ésta no es necesaria. Esto nos da paz y silencio, nos lleva más cerca de reconocer quiénes somos realmente, incrementa nuestra creatividad y jovialidad y permite a la mente descansar, por lo que funcionará de manera más inteligente y eficiente después.
En cada momento multitud de pensamientos buscan nuestra atención. Meditación significa simplemente observar estos pensamientos sin tener que analizarlos o involucrarnos en ellos, pues ellos no son nuestra realidad. Ningún pensamiento es nuestro, vienen de fueraNo podemos evitar que vengan a nosotros, pero sí que podemos dejar de poner la atención en ellos. Este proceso supone atestiguar los pensamientos.
Poco a poco, en la medida que nos volvemos maduros a la hora de observar los pensamientos, un día dejarán de abordarnos; estarán ahí, pero sin afectarnos o distraernos. Entonces estaremos en el momento presente. Lentamente, iremos entendiendo a la mente y sus juegos y comprendernos cómo somos atrapados por ella una y otra vez.
La meditación no intenta cambiar el mundo externo ni las actividades de la vida diaria, tiene como objetivo modificar la manera de hacer las cosas. Se trata de un viaje interior que cambia la calidad interna con la que actuamos.
La esencia de todas las técnicas de meditación es ser testigo y preguntarnos qué es lo que realmente somos y qué hacemos para encontrar de nuevo la conexión con nuestra verdadera naturaleza.  A continuación verás algunas de ellas, aunque si ya estás sintiendo silencio, paz, una bella energía mediante la espontaneidad o creatividad, si encontraste relax y momentos de dejarte ir de una forma natural, entonces este es tu camino. Olvídate de las técnicas y sigue haciendo aquello que sientas cercano a tu corazón.
Consejos para acceder a la meditación:
  • Mientras estás leyendo, observa cómo estás leyendo.
  •  
  • Toma conciencia de cómo estás sentado (o tumbado o de pie). ¿Estás en una posición cómoda o  tu cuerpo necesita algún ajuste para estar completamente relajado?.
  •  
  • Sé testigo de tu inspiración  y exhalación, sin necesidad de cambiar nada. Observa si respiras por la boca o por la nariz, si se eleva más el abdomen o el pecho, fíjate sin esfuerzo en los detalles. Y luego observa el intervalo que existe entre ambas. Sólo pon la atención en esto.
  •  
  • Atestigua los pensamientos, los deseos, las expectativas como un espectador, como si vieras escenas de una película; permíteles ir y venir, sin pausa o repetición o aferrarte a ninguna de ellas.
  •  
  • Toma conciencia de todo lo que está sucediendo a tu alrededor, integrando los sonidos, los olores, la temperatura, cada pequeño detalle.
  •  
  • Cuando sientas que estás en  medio de un gran cortocircuito mental puedes decirte a ti mismo “esto es sólo la mente.” Sólo eso, sin juzgar, condenar o luchar contra ella.
  •  
  • Si tienes un problema y puedes detectar qué es lo que está consumiendo toda tu energía en este momento (ira, celos, avaricia, miedo, etc.), señala tres veces que eso está ahí. Si es ‘ira’, por ejemplo, puedes decirte a ti mismo ” ira, ira, ira ‘. Esto ayuda a ver y entender que la ira está ahí, pero tú estás separado de ella.
Inspirado en discursos de Osho y Eckhart Tolle.

Estrés

¿De dónde viene el estrés? ¿De los problemas económicos?

¿De los problemas en casa? ¿De que somos incapaces de gestionarlo? 

Llevamos más de medio siglo creyendo que el estrés viene de circunstancias 

como estas, que es un producto de nuestros ancestros, que es una respuesta al miedo, 

y que lo mejor que podemos hacer es aceptarlo e intentar vivir en paz. 

 
Hay muchos mitos sobre el estrés que nos impiden vivir más tiempo, más felices y vidas más saludables. Aquí están ocho de los más conocidos:
1. El estrés es fruto de las circunstancias. Esto parece ser cierto, al igual que la Tierra parece plana. Pero el estrés en realidad proviene de los efectos que los pensamientos tienen sobre tus circunstancias, no las circunstancias en sí mismas. Esto explicaría por qué las personas tenemos reacciones diferentes frente a una misma circunstancia.
2. El estrés es un factor motivacional. Es necesario distinguir entre el estrés y la estimulación hacia una motivación concreta. Tener metas, plazos, objetivos y empujarte hacia algo, en sí mismo no es malo. El estrés surge cuando estás ansioso, enojado o frustrado, y por ello reduces drásticamente tu capacidad de ser operativo con los propósitos que te habías marcado. Hay personas que consiguen el éxito gracias a su motivación, y no gracias al estrés.
3. Un poco de estrés es bueno. Otro mito popular, creada inicialmente por el Dr. Hans Selye, el fundador del concepto de la tensión moderna. Selye descubrió que las actividades como los deportes y el sexo también producen un aumento de las hormonas del estrés, por lo que promovió la idea de estrés bueno. Pero la investigación desde entonces ha demostrado que el estrés contribuye al 75% -90% de trastornos médicos, incluyendo las seis principales causas de muerte. La motivación es buena, el estrés no lo es.
4. Sin estrés en la vida, no hay emoción. Algunas personas están tan acostumbradas a experimentar el estrés que no recuerdan cómo era la vida sin ella. Pero mira a los niños pequeños, experimentan muy poco estrés, y tienen un montón de energía para explorar sus intereses. Lo mismo puede ser cierto para los adultos, a pesar de las responsabilidades que tenemos.
5. La mejor manera de lidiar con el estrés es hacer ejercicio, respirar y relajarse. Recuerda que el estrés no viene de lo que está pasando en tu vida; viene de tus pensamientos sobre lo que está pasando en su vida. Occidente ha hecho mucha divulgación de herramientas sencillas para paliar los efectos del estrés, pero no de lo que lo causa; por lo que la tensión vuelve una y otra vez. Un enfoque más eficaz a largo plazo puede consistir en educar para pensar de manera diferente, en acercarte de manera diferente a las situaciones difíciles. Entonces la tensión no existe.
6. El estrés es una opción. El estrés es un subproducto de las creencias subconscientes que tú tienes sobre el mundo. No se puede elegir no creer en algo, no puedes escoger cómo es tu mente, ni tu cerebro… Es fruto primero de una evolución humana y también de una trayectoria biográfica. Tú crees unas cosas porque las piensas y las sientes, y eso no es un error… es real. Para eliminar el estrés, tienes que aprender a cuestionar con cariño esas creencias; conseguir verlas de modo diferente. Esto no es una elección; es una visión.
7. El estrés es inevitable. Puedes buscar a alguien que no le asuste algo, o tenga miedo de algo (miedo a las alturas, conducir a alta velocidad, coger el volante). Las personas que experimentan estrés en esas situaciones pueden decir que les es inevitable porque no pueden imaginar no sentir estrés, pero tú sabe que esto no es así. Tus emociones provienen de tus creencias. Cuando estés estresado por el dinero, la salud, o el trabajo, debes de recordar que es perfectamente posible pensar de manera diferente y no experimentar estrés en tu vida, y es tan probable como suena. Solo requiere un focus diferente.
8. El estrés no es un gran problema. La palabra “estrés” a veces se limita a la ansiedad acerca de los plazos que la vida nos marca; la mayoría de la gente puede vivir con ellos, pero en realidad todo es mucho más grande que eso. Cada momento de frustración que tengas sobre tu trabajo, todos los puntos de fricción en las relaciones en el trabajo y en el hogar, todo temor o preocupación que tengas sobre el dinero, la salud y el futuro -en esencia, la suma total de todas las emociones negativas en su vida-, desde el momento en que llegas hasta el momento en que te acuestas, es el estrés. Para la mayoría de las personas es un problema muy grande.