Proverbios de la sabiduría japonesa

La Cultura japonesa es una de las más completas  y controversiales del mundo, aunque hay oportunidades en las que incluso nos hemos preguntado por qué parece que en Japón todo está al revés. Sería prácticamente imposible enumerar todas las cosas que esta gran cultura le ha brindado a la humanidad, pero sin duda la sabiduría de los ancestros japoneses es uno de los más valiosos tesoros que podemos rescatar.

Prueba fiel de esto son los proverbios japoneses de sabiduría que, en caso de seguirlos, nos permitirán tener una vida más plena y llena, en pocas palabras nos permitirán vivir mejor. Te dejamos algunos proverbios y dichos japoneses que te ayudarán a acercarte un poco al entendimiento del alma de un japonés.

Proverbios y Frases de la Sabiduría Japonesa

«No digas: es imposible. Di: no lo he hecho todavía».

«Se aprende poco con la victoria, en cambio mucho con la derrota».

«Si puedes resolver el problema, no vale la pena preocuparse por eso; si no se puede solucionar, no tiene caso».

«Si ya lo pensaste, atrévete; si ya te atreviste, no lo pienses».

«No detengas a quien se quiere ir, no corras a quien acaba de llegar».

«Rápido, es despacio pero sin pausas».

«Es mejor ser enemigo de una buena persona, que amigo de una mala».

«Sin personas ordinarias no existen personas grandes».

«Quien desea mucho llegar a la cima, se inventará una escalera».

«El marido y la mujer se deben parecer a las manos y los ojos: cuando una mano siente dolor, los ojos lloran; cuando lloran los ojos, las manos quitan las lágrimas».

«El Sol no sabe quién tiene razón y quién está equivocado. El Sol brilla sin el objetivo de darle calor a alguien. El que se encuentra a sí mismo es como el Sol».

«El mar es grande porque no desprecia los riachuelos».

«Hasta el camino lejano empieza con uno cercano».

«Quien bebe no conoce el daño del vino; quien no bebe, no conoce sus virtudes».

«Incluso si únicamente necesitaras la espada una sola vez en tu vida, siempre debes cargarla».

«Las flores bonitas no dan buenos frutos».

«La pena, como un vestido desgastado, se tiene que dejar en la casa».

«Cuando hay amor, las marcas de viruela son igual de bellas que los hoyuelos en las mejillas».

«Nadie tropieza acostado en la cama».

«Una palabra buena puede darte calor durante los tres meses de invierno».

«Cede el paso a los tontos y los locos».

«Cuando dibujas una rama debes escuchar el suspiro del aire».

«Cerciórate 7 veces antes de dudar de una persona».

«Haz todo lo que puedas, en lo demás confía en el destino».

«La honestidad exagerada limita con la estupidez».

«A la casa donde se ríen, viene la felicidad».

«La victoria es para aquel que aguanta una hora más que su rival».

«Puede suceder que una hoja se hunda y una piedra se mantenga a flote».

«A la cara que sonríe no se le lanzan flechas».

«Un té y un arroz fríos se pueden aguantar, pero una mirada y una palabra fría son insoportables».

«A los 10 años, un milagro; a los 20, un genio; después de 30, una persona ordinaria».

«Si una mujer quiere algo, atravesará una montaña».

«Es un minuto de vergüenza por preguntar, y toda la vida por ignorancia».

«Un jarrón perfecto nunca sale de las manos de un mal maestro».

«No tengas miedo de inclinarte un poco, te enderezarás más».

«Los ríos profundos fluyen en silencio.».

«Si empiezas el camino por tu propia voluntad, mil ri te parecerán uno. (Nota: un ri equivale a cerca de 4 km)».

Piedras curativas y Chakras

Habitualmente el color de las piedras es el que se asocia al color de cada chakra, sin embargo este no es el único indicador, también está lo que siente la persona. Ya lo hemos dicho, somos
Seres de Luz, tremendamente sabios y a veces podemos “sentir” que necesitamos una PIEDRA determinada sobre alguna parte específica del cuerpo y eso por supuesto también es correcto.

También nos podemos GUIAR por las características CURATIVAS que se le atribuyen a cada piedra, aunque debemos decir que no todo está escrito sobre CRISTALES, pues estamos recién reconectándonos con este conocimiento milenario.

Considerando lo anterior, planteamos un breve resumen respecto de las piedras y los chakras.

– 1 Chakra Raíz: Se sugiere utilizar piedras de color negro, ahumado o rojo. Las piedras negras nos conectan con las funciones del chakra y las rojas con funciones de energización.

Podemos utilizar Turmalina Negra, Ónyx negro, Obsidiana, Hematites, Pirita, Granate y Cuprita, entre otras. El Cuarzo Ahumado es el que se utiliza con mayor frecuencia en la alineación energética de este Chakra. Las piedras se ubican sobre el hueso del pubis.

– 2 Chakra del Ombligo (Considerado por la Gemoterapia): Tonos amarillos, dorados y cafés son los más recomendados. Topacio Imperial, Citrino, Ámbar, Peridoto.
El Ojo de Tigre es una de las piedras más recomendadas para este centro de energía y se ubica exactamente sobre el ombligo.

Podemos utilizar Piedras de color naranja o rojizos que purifican y tonifican son las más recomendadas como la Calcita Naranja, el Jaspe Rojo, el Ojo de Buey, así como también se puede usar la Crisocola (color celeste turquesa). La Cornalina es la piedra comúnmente más utilizada en este chakra y se ubica a la altura del útero, más menos a 4 dedos bajo el ombligo.

– 3 Chakra del Plexo Solar: Tonos amarillos, dorados y verdes pueden utilizarse con libertad. Los tonos amarillos y dorados nos centran y nos calman, los verdes refrescan, estimulan y desinflaman.

Podemos utilizar Malaquita, Citrino, Ojo de Tigre, Peridoto, Ámbar, Crisoprasio, Fluorita Amarilla, Topacio Imperial y Cuarzo Verde pueden ubicarse en este centro. El Citrino es una de las piedras más apropiadas para este centro y se ubica con el color ámbar apuntando hacia la tierra, a la altura de la boca del estómago.

– 4 Chakra del Corazón: Tonos verdes y rosas son los más recomendables para este centro de energía. Como ya dijimos, el verde nos refresca, estimula y desinflama, mientras que el rosa nos contiene y nos envuelve en la protección del amor.

Podemos utilizar Piedras como la Rodocrosita, el Cuarzo Verde, Turmalina Verde, Turmalina Sandía, Rosa y Sandía, Fluorita Rosa, Esmeralda, Aguamarina, Kunzita Rosa, Dioptasa, Aventurina, Rodocrosita,Turquesa, Jade, Malaquita, Peridoto, Crisopracio, pueden utilizarse con excelentes resultados. La energía del Cuarzo Rosa trabaja muy bien este centro, ayudándonos a comprender lo que significa nuestra autoestima y encontrando un equilibrio entre el dar y el recibir. Se la ubica al centro del pecho.

– 5 Chakra Laríngeo: Tonos celestes y azulosos son recomendables. Estos tonos calman nuestra mente y también colaboran en la desinflamación. Sodalita, Larimar, Turquesa, Topacio y Zafiro Azul, Celestina, Aguamarina, Ágata Azul, Lapislázuli, Turmalina azul, Crisocola.

Podemos utilizar La Ágata de encaje Celeste es una de las vibraciones más utilizadas para la armonización de este centro. Se la ubica en el “huequito” que se forma entre las 2 clavículas, en la base del cuello.

– 6 Chakra del Tercer Ojo: Tonos violetas y azules son los más sugeridos para este centro. Ambos tonos nos calman y tranquilizan. La elevada frecuencia vibratoria del violeta también nos ayuda en procesos de transmutación.

Podemos utilizar Calcita y Cuarzos transparentes, Azurita, Fluoritas violeta, violeta/dorada y verde, Amatistas pueden utilizarse en esta posición. La Amatista es la piedra más frecuentemente utilizada en este centro y se le ubica en el entrecejo, levemente por encima de las cejas.

– 7 Chakra Coronario: Tonos blancos y transparentes son los más recomendados puesto nos abren, expanden y purifican. El blanco contiene en sí todo el espectro de colores y algunas piedras muestran hermosos arcoiris.

Podemos utilizar Calcita transparente, Diamante, Circón, Cuarzo Trasparente, Cuarzo aturmalinado y rutilado o Apofilitas son las piedras recomendadas para este centro de energía. La Punta de Cuarzo Transparente (apuntando hacia la cabeza) es la piedra que se utiliza comúnmente en este chakra y se ubica en la zona de la coronilla.

Con las piedras en cada chakra podemos sentir, imaginar o visualizar como vamos respirando cada piedra y cómo su vibración va entrando y activando nuestra propia vibración mineral. Partimos desde el chakra raíz hacia el coronario y nos vamos deteniendo 2 o 3 minutos en cada uno. Cuando terminamos, nos encontramos energéticamente ordenados, en línea y en condiciones de dialogar con nuestro “Yo Superior”. Si preferimos, también podemos dejar la experiencia hasta aquí y esto ya es suficiente para actuar desde nuestro centro, en mayor comunión con nuestra “Esencia Divina”.

El Timo: La Llave de la Energía Vital

En el centro del pecho, detrás del hueso donde la gente toca cuando dice ‘yo’, queda una pequeña glándula llamada TIMO. Su nombre en griego, ‘thýmos’, significa energía vital. Será necesario decir más?.

Si, es necesario decir algo más, porque el timo sigue siendo un ilustre desconocido. Él crece cuando estamos alegres y encoje a la mitad cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos. Esa característica confundió durante mucho
 tiempo a la medicina, que sólo lo conocía a través de las autopsias y siempre lo encontraba achicado y encogido.
Se suponía que se atrofiaba y dejaba de trabajar en la adolescencia, tanto es que durante décadas los médicos americanos bombardeaban timos perfectamente saludables con altas dosis de rayos X, creyendo que su ‘tamaño anormal’ podría causar problemas. Más tarde la ciencia demostró que, así mismo encogiéndose después de la infancia, él sigue siendo activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico -junto con las glándulas adrenales y la espina dorsal- y está directamente conectado a los sentidos, la conciencia y el lenguaje. Como una central de teléfonos por donde pasan todas las llamadas, hace conexiones para afuera y para adentro. Si somos invadidos por microbios o toxinas, reacciona inmediatamente produciendo células de defensa. Pero también es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos, palabras y pensamientos. Amor y odio lo afectan profundamente.
Los Pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias.Como esa actitud negativa no existe en forma concreta, el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido y abre espacios para síntomas de baja inmunidad, como los herpes. En compensación, pensamientos positivos consiguen activar todos sus poderes, recordando que la fe remueve montañas.

Un test del Pensamiento.
Este simple test puede demostrar esa conexión.
Cierra los dedos pulgar e índice en la posición de ‘ok’, apriete con fuerza y pida a alguien para intentar abrirlos en cuanto piensa ‘estoy feliz’. Después repita pensando ‘estoy infeliz’.
La mayoría de las personas conserva la fuerza en los dedos con el pensamiento feliz y se debilita cuando piensa que está infeliz. Sustituya los pensamientos por un delicioso helado de chocolate, una torta de coco, rellena con crema, para ver que sucede…
Ese mismo test sirve para diagnosticar situaciones bastante más complejas. Por ejemplo, el médico necesita un diagnóstico diferencial, su paciente tiene síntomas en el hígado que tanto pueden significar cáncer como abscesos por amebas. Usando láminas con muestras o representaciones gráficas de una u otra hipótesis, testea la fuerza muscular del paciente estando en contacto con ellas y llega al resultado deseado. Las reacciones son consideradas respuestas del timo y el método -que ha sido demostrado en congresos científicos alrededor del mundo- ya es enseñado en la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y a médicos acupunturistas.

El detalle curioso es que el timo queda bien pegado al corazón que se acaba ganando todos los créditos con relación a sentimientos, emociones, decisiones, manera de hablar, de escuchar, estado de espíritu, etc… ‘Estoy con el corazón apretado’, por ejemplo, revela una situación real del timo que solo por reflejo envuelve el corazón en el problema. El propio chakra cardíaco, fuente energética de unión y compasión, tiene más que ver con el timo que con el corazón y es en ese chakra que, según las enseñanzas budistas, se da el pasaje del estado animal al estado humano.
¡Que interesante!, usted puede estar pensando, pero ¿y que con eso?’
Resulta que, si Usted quiere, puede ejercitar el timo para aumentar su producción de bienestar y felicidad. Por la mañana, al levantar, o en la noche antes de acostarse:
a) – De pie, las rodillas ligeramente dobladas, (la distancia entre los pies debe ser la misma de los hombros). Ponga el peso del cuerpo sobre los dedos y no sobre el talón y mantenga toda la musculatura bien relajada.
b) – Cierre cualquier de las manos y comience a dar golpecitos continuados con los nudos de los dedos en el centro del pecho, marcando el ritmo así: una fuerte y dos débiles. Siga haciéndolo entre 3 y 5 minutos, respirando tranquilamente, mientras observa la vibración producida en toda la región torácica. (Yo hago 20 toques por la mañana y 20 toques por la noche).
El ejercicio estará atrayendo la sangre y la energía para el timo, haciéndolo crecer en vitalidad y beneficiando también los pulmones, corazón, bronquios y garganta. O sea, llenando el pecho de algo que ya era suyo y solo estaba aguardando una mirada de reconocimiento para transformarse en coraje, calma, nutrición emocional, abrazo.

Excelente, íntimo, lleno de estímulo…
Bendito Timo.
Dra. Nanci Strauss

El Dhammapada

El Dhammapada, uno de los textos budistas más influyentes, inicia de esta manera: «Somos lo que pensamos. 
Todo lo que somos surge de nuestros pensamientos». 
Estas palabras se le atribuyen a Buda y se remontan a unos 2500 años, tiempo también que ha tardado la ciencia occidental en reconocer el poder de la mente sobre el cuerpo. Pero parece que por fin, a la luz de la evidencia, el pensamiento científico acepta que el pensamiento —sin reconocer del todo algo como la “energía psíquica”— es fundamental al moldear los estados físicos que experimentamos.
Una de las publicaciones de divulgación científica más importantes del mundo, la revista New Scientist, dedica una reciente edición al poder de la autosanación. Como bien dice la editora Jo Marchant, ya no se necesita ser hippie para creer en el poder de la mente, ahora la ciencia, apoyada en investigaciones rigurosas, puede constatar que la mente es clave en la salud y que probablemente sea el “ingrediente activo” más importante de toda la medicina.
Diferentes estudios en torno al placebo, la hipnosis, la meditación, el pensamiento positivo, la confianza y la intención (entre otros que analizaremos más adelante), muestran que la mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona. Esto funciona en ambas direcciones: personas que muestran un alto grado de fe, confianza en sí mismas (o en los placebos), que meditan, visualizan o hacen algún tipo de proyección mental, responden reiteradamente mejor a los tratamientos, se enferman menos y tienen un mayor calidad de vida. Personas sometidas al estrés, que exhiben poca confianza —interés e intención—, que pueden ser calificadas como pesimistas y que en suma no utilizan su mente como herramienta para transformar su cuerpo, por el contrario, tienden a enfermarse más y a responder con menor efectividad a todo tipo de tratamientos.
Tal vez podría parecer una simplificación de la vida y de situaciones tan complejas como pueden ser algunas enfermedades, pero de manera profunda nuestros estados mentales se convierten en nuestro estados físicos y, de alguna forma que se nos escapa en la cotidianidad, la mayoría de nuestras enfermedades son el resultado de procesos psíquicos. Aunque la ciencia occidental contemporánea no ha formulado aún una concepción totalmente integral de la salud, en la que ninguna enfermedad esté desligada de un proceso de mente-cuerpo, es probable que avance hacia allá, curiosamente una evolución que es un regreso a las premisas de la medicina y de la filosofía de culturas tradicionales (generalmente consideradas como primitivas por la ciencia moderna): un entendimiento holístico de la naturaleza.
En este sentido, además de explorar diversas técnicas de mentalización para sanar, habría que reflexionar sobre aquellos pensamientos y patrones mentales que nos han llevado a enfermar, muchos de ellos se ocultarán en nuestro inconsciente y querremos evitar enfrentarlos, pero en el proceso de detectarlos y observarlos estaremos iniciando un viaje vital de autoconocimiento en el que cada uno de nosotros puede convertirse en su propio chamán —verdaderamente en el único médico que puede hacer sanar desde la raíz. Hasta que no hagamos consciente nuestro inconsciente, como enfatizó Carl Jung, estaremos predispuestos ante serie de contingencias que permanentemente amenazan con tomar control de nuestro cuerpo y de la dirección que lleva nuestra vida. (Hacer consciente lo inconsciente también permite que se conozca cómo funciona la mente —al ver las causas y los efectos de manera transparente— y de esta forma evita que tengamos que ser hipócritas o impostores pensando positivo buscando una especie de efecto mágico desconocido y llenando el mundo de sonrisas falsas programadas).
Cada pensamiento, cada actividad mental que realizas, es una semilla de lo que serás. No es necesario invocar a la magia para entender esto, sino a la más pura causalidad, a una minuciosa concatenación de eventos y situaciones mentales que van, de la misma forma que el ejercicio físico, moldeando nuestra anatomía psíquica, la cual ejerce potestad sobre nuestro cuerpo. Como suele decirse en el yoga: “el cuerpo no es sólido, solo la mente”. En la medida en la que seamos capaces, a través de la disciplina, de generar estados mentales suficientemente flexibles, podremos seguramente superar los escollos del cuerpo y de ese supuesto determinismo inexorable que presenta la genética.

Aumentar tu Poder Magnético

Puede que estés dentro de un cuerpo enfermo o que no tiene el tamaño, la forma o la
vitalidad que has elegido; que tengas un estilo de vida que no es como esperabas; que
conduzcas un coche que no te gusta o te relaciones con personas que no te agradan…
Sea cual sea tu caso, queremos ayudarte a comprender que, aunque eso te parezca tu verdadero estado de Ser, en realidad no lo es.
Tu estado de Ser es cómo te sientes
respecto a ti mismo en cualquier momento.

¿Cómo puedo aumentar mi poder magnético?

Los pensamientos que no van acompañados de una emoción fuerte
carecen de un verdadero poder magnético. En otras palabras, aunque todo
pensamiento tiene un potencial creativo o de atracción magnética, los pensamientos
combinados con una emoción fuerte son los más poderosos. Sin duda, la mayoría de los pensamientos no tienen mucho poder de atracción. Más o menos mantienen lo
que ya has atraído.

¿Comprendéis ahora el valor de pasar 10 o 15 minutos al día
confeccionando deliberadamente pensamientos poderosos que
evoquen una emoción grande, fuerte, apasionada y positiva para
atraer las circunstancias y acontecimientos que deseáis?. 
A nosotros nos parece muy valioso.

Taller del Proceso Creativo de Abraham

Este es el proceso: cada día vais a hacer una especie de Taller Creativo. No durante
mucho rato: 15 minutos es un tiempo razonable; 20 minutos como mucho. Este Taller se ha
de realizar en el mismo lugar todos los días, lo mejor es que sea un lugar donde nada os
pueda distraer o interrumpir. No se trata de entrar en un estado alterado de la conciencia, no
es un estado meditativo. Es un estado de pensar lo que quieres con tal claridad que tu Ser
Interior responda con una emoción de confirmación.

Antes de empezar este proceso, es importante que seáis felices, pues si empezáis
infelices o sin emoción alguna, vuestro trabajo no dará mucho resultado, ya que vuestro poder de atracción estará ausente. Cuando decimos «felices», no estamos hablando de estar dando brincos en un estado de excitación. Nos referimos a un sentimiento de rebosar alegría, ese tipo de sensación que se tiene cuando todo va bien. Por lo tanto, os recomendamos que hagáis lo que sea necesario para conseguirlo. Este proceso es diferente para cada persona. A Esther, escuchar música la conduce a ese estado de dicha fácilmente, pero no cualquier tipo, ni siquiera siempre la misma. Otras personas lo consiguen estando en contacto con animales o cerca del agua… Una vez hayáis alcanzado ese sentimiento de bienestar, tenéis que sentaros porque ya habrá empezado vuestro Taller.

Lo que debéis hacer es reunir los datos que habéis estado recopilando de vuestras
experiencias en la vida real (cuando os habéis estado relacionando con los demás y entrando y saliendo de vuestro entorno físico). Tenéis que recopilar datos para crear una especie de
imagen de vosotros mismos, una que os satisfaga plenamente.

Vuestra experiencia fuera de vuestro Taller será de mucha ayuda, pues a lo largo del día,
hagáis lo que hagáis —ir a trabajar, hacer cosas en casa, relacionaros con vuestra pareja,
amigos, hijos o padres—, si utilizáis vuestro tiempo, y una de vuestras intenciones es recopilar datos y ver las cosas que os gustaría atraer a vuestro Taller, descubriréis que cada día es divertido.

¿Habéis salido algún día de compras con dinero en el bolsillo dispuesto a gastarlo en algo
que os guste? Y cuando mirabais, aunque hubiera muchas cosas que no quisierais, vuestra
intención era encontrar algo por lo que cambiar vuestro dinero. Bueno, así es como nos
gustaría que vierais todos los días de vuestra vida, como si tuvierais un bolsillo lleno de algo
que quisierais cambiar por estos datos que estáis recopilando.

Por ejemplo, podéis ver a una persona que tiene una personalidad alegre. Recopilad
datos, para atraerlos posteriormente a vuestro Taller. A lo mejor veis a alguien que lleva un
coche que os gusta; recopilad esos datos. Puede que veáis un trabajo que os guste… Sea lo
que sea lo que veáis y que os guste, recordadlo. (Hasta podéis escribirlo.) Cuando veáis algo que os gustaría ser en la vida, empezad a recopilar datos y almacenadlos en una especie de banco mental. Luego vais a vuestro Taller y empezáis a asimilarlos, y a medida que lo vais haciendo, preparáis una imagen de vosotros mismos con la cual atraeréis a vuestra experiencia la esencia de lo que os ha agradado.

Si podéis asimilar el conocimiento de que vuestro verdadero trabajo —
independientemente de las otras actividades que estéis realizando— es mirar a vuestro
alrededor para ver qué es lo que deseáis con la intención de llevarlo a vuestro Taller y crear la imagen de vosotros mismos con la que podréis atraerlo, entonces os daréis cuenta de que no hay nada imposible.

Ahora estoy en mi Taller Creativo

Ahora sois felices y estáis en vuestro Taller. Éste es un ejemplo del trabajo que podéis
realizar en vuestro Taller Creativo:

Me gusta estar aquí; reconozco el valor y el poder de este momento. Me siento muy bien
Me veo como una especie de conjunto indivisible, conjunto que sé que yo mismo he creado y
que estoy seguro de que he elegido. Estoy lleno de energía en esta imagen de mí mismo, soy
incansable y me muevo por la experiencia de la vida sin oponer resistencia. Cuando me veo
moviéndome por ahí, entrando y saliendo de mi coche, de los edificios, de las habitaciones, de
las conversaciones y de las experiencias de la vida, fluyo sin esfuerzo, con comodidad y
felizmente.

Me veo atrayendo sólo a aquellas personas que están en armonía con mi intención actual.
Cada vez tengo más claro lo que quiero. Cuando entro en mi coche y voy a algún lugar, llego
sano y salvo, puntual y preparado para lo que quiera que tenga que hacer allí. Me veo bien
vestido de la forma que he elegido para mí. Es estupendo saber que no me importa lo que
elijan los demás o lo que piensen los otros de lo que estoy eligiendo.
Lo que me importa es que estoy bien conmigo, y cuando me veo, no me cabe la menor
duda de ello.

Reconozco que soy ilimitado en todas las facetas de mi vida… Tengo una cuenta bancaria
ilimitada y me veo avanzando a través de las experiencias de mi vida, es extraordinario saber que nada de lo que elijo está limitado por el dinero. Tomo mis decisiones basándome en que quiero esa experiencia, no en si puedo permitírmela. Pues soy un imán que atrae, en cualquier momento, la prosperidad, la salud y las relaciones que elijo.

Escojo la abundancia absoluta y continuada, pues entiendo que no hay límite en la
abundancia del Universo y que al atraer abundancia hacia mí no estoy limitando la de otro…
Hay suficiente para todos. El secreto está en que todos lo entendamos y lo deseemos, y así cada uno atraerá lo que le pertenece. Soy «ilimitado», no por tener unos buenos ahorros en el banco, sino porque entiendo que tengo el poder de atraer lo que quiero para lo que quierahacer con ello. Y cuando pienso en otra cosa que deseo, el dinero me fluye con facilidad, por lo tanto tengo un suministro ilimitado de abundancia y prosperidad.

Hay aspectos de abundancia en todas las áreas de mi vida… Me veo rodeado de otros,
que al igual que yo, quieren crecer, y que son atraídos hacia mí por mi voluntad de dejarles ser, hacer o tener cualquier cosa que deseen, mientras que no necesito atraer a mi experiencia lo que no me gusta.

Me veo relacionándome con los demás, hablando, riendo y disfrutando de
lo que es perfecto en ellos, a la vez que ellos disfrutan de lo que es perfecto en mí. Todos nos
apreciamos mutuamente y nadie critica a nadie, ni ve lo que no le gusta del otro.

Me veo en un perfecto estado de salud. Con prosperidad absoluta, lleno de vida, de
nuevo apreciando esta experiencia de vida física que tanto quería cuando decidí adoptar este
Ser físico. Es extraordinario estar aquí como un Ser físico, tomando decisiones con mi cerebro
físico, pero accediendo al poder del Universo mediante el poder de la Ley de la Atracción. Y desde este maravilloso estado de Ser ahora atraigo más de lo mismo. Es bueno. Es divertido.
Me gusta mucho.

Abandono este Taller y me propongo —durante lo que queda de día— buscar más cosas
que me gusten. Es estupendo saber que, si veo a alguien que goza de prosperidad pero que
está enfermo, no tengo por qué atraer a mi Taller todo lo que es esa persona, sino sólo la
parte que me gusta. Atraeré ese ejemplo de prosperidad y eliminaré la enfermedad. Por hoy
ya he hecho mi trabajo.

Abraham.