El secreto para ser feliz según la sabiduría hindú

Hace muchísimos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacia ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre mas feliz del mundo.

Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano. Mientras mas lo intentaban, mas infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir. Así pasaban los años y el sabio era cada día más feliz.

Un día llego ante el un niño y le dijo: “Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz. ¿”Por que no me enseñas que debo hacer para conseguirlo”? El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo:

A ti te enseñare el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz y estos son mi mente y mi corazón, y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida”.

puerta india

El primer paso, es saber que existe la presencia de Dios (sea el Dios que sea) en todas las cosas de la vida, y por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todas las cosas que tienes.

El segundo paso, es que debes quererte a ti mismo, y todos los días al levantarte y al acostarte, debes afirmar: yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mi, no hay obstáculo que no pueda vencer: Este paso se llama amor propio.

El tercer paso, es que debes poner en practica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas.

El cuarto paso, es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tú las tuyas.

El quinto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te dejara ser feliz; deja que las leyes de Dios hagan justicia, y tu perdona y olvida.

El sexto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, mañana te quitaran algo de más valor.

El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.

Y por ultimo, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito; piensa y agradece tener vida y ésta vida; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades y dales también a ellos el secreto para ser triunfador y que de esta manera, puedan ser felices…”

Que la sabiduría milenaria nos oriente y enseñe por siempre.

Seamos felices.

Concilia el sueño con esta técnica

La técnica “4-7-8″ para conciliar el sueño

¿Cómo descubrí esta técnica y quién es su creador? Una de esas noches en las que no podía dormirme, harto de dar vueltas en la cama cogí mi teléfono móvil en busca de alguna solución. Al principio encontré cientos de artículos sin ninguna base científica que recurrían a técnicas de lo más surrealistas, pero finalmente y por casualidad llegué a la página del Dr. Weil, un doctorado en la Harvard Medical School con una impresionante trayectoria y con una técnica que me llamó la atención: La técnica 4-7-8

¿Cómo funciona esta técnica?

Se trata de una técnica para quedarse dormido realmente sencilla de poner en práctica y por supuesto gratuita, natural y con una sólida base científica que la respalda.

Cuando estés tumbado en la cama acuérdate de estos números: 4-7-8 ya que son los que van a determinar a partir de ahora tu respiración cuando quieras quedarte dormido.

  • Coge aire por tu nariz durante 4 segundos
  • Mantén ese aire en tus pulmones durante 7 segundos
  • Expulsa todo el aire en tus pulmones durante 8 segundos
  • Repite este proceso hasta que te quedes dormido
  • Yo creo que no he conseguido aguantar despierto más de 4 procesos seguidos, en cuanto lo comienzo a practicar entro en un estado de somnolencia que enseguida me deja K.O. El profesor Weil recomienda que durante todo el ejercicio se mantenga la punta de la lengua tocando la encía superior de la boca. (A mi sin hacer esto también me funciona).

¿Por qué funciona esta técnica?

El estrés, la ansiedad, los nervios o incluso algunas sustancias como la cafeína, alteran nuestro organismo de tal manera que hacen que respiremos incorrectamente. En estas situaciones respiramos más rápido y menos profundo de lo que deberíamos por lo que los niveles de gases (oxígeno, dióxido de carbono…) se concentran en nuestra sangre con unas proporciones inadecuadas.

Con la técnica 4-7-8 lo que estamos haciendo básicamente es controlar nuestra respiración para devolver la concentración de gases en sangre a sus niveles normales, para bajar nuestro ritmo cardiaco y para entrar en un estado de relajación.

Estas técnicas de control de respiración ya eran practicadas desde hace muchos siglos en algunas culturas orientales, pero gracias a la simplificación del Dr.Weil resulta mucho más fácil ponerlas en práctica.

¿Se puede usar para otras ocasiones?

Investigando un poco más sore esta técnica, encontré muchas personas que la utilizaban en todo tipo de ocasiones, casi todas ellas relacionadas con momentos de gran estrés en los que se necesita reducir esta ansiedad. Estos son algunos ejemplos:

  • Antes de comenzar un partido de fútbol
  • Antes de hablar en público
  • Antes de montar en avión o durante el vuelo
  • Al recibir una mala noticia
  • Cuando te sientes enfadado

Espero que este artículo os haya servido para conocer esta fabulosa técnica de relajación para quedarse dormido. Para mi y otras muchas personas resulta muy efectiva y espero que para vosotros también lo sea.

El poder de sanar esta en tu interior

Paracelso, alquimista y médico, padre de la medicina hermética del siglo XVI, decía: “Cada uno entre nosotros posee un médico interior que nos guía con el fin de mantener el buen estado de salud. Una vez enfermo, si el contacto no puede restablecerse entre el individuo y su médico interior, nos vemos obligados a buscar un médico externo para reemplazarlo. A la hora de curar, ambos médicos deberán presentar el máximo de afinidades posible. Esa es la razón por la que un mismo terapeuta no le va bien a todo el mundo”

Paracelso partía de que un médico debía reconocer por su entorno la enfermedad que sufría el paciente lo mismo que, a la inversa, debería deducir el entorno a partir del cuadro patológico. A un terapeuta que no entendiera nada de los principios elementales (Utilizaba la palabra “astrología”) le negaba, de forma incluso tajante, la aptitud para ser médico. También decía que “el grado supremo de la medicina es el amor”

Las Siete Leyes De Paracelso.

Paracelso es una de las figuras más contradictorias de la historia de la medicina (1493 – 1541). En su búsqueda de lo nuevo y su oposición a la observancia ciega de la autoridad tradicional, fue más moderno que la mayoría de sus contemporáneos, y en su concepción astrológica y mística fue más medieval que los médicos de aquella época.

1.- Lo primero es mejorar la salud.

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un hábito que debes a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza,venganza y pobreza.

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas,vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, mas aún: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo.Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio.

Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.

Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimientoy silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por unavoz interior que te guiará en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir alos demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. Por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el día de mañana.

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo.

El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que alegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

¿Qué Es La Edad?

La próxima vez que te hagan esta pregunta, medita la respuesta. Según Deepak Chopra hay tres edades en cada uno de nosotros:

1.- La edad cronológica: tiempo transcurrido desde el día que nació, según el calendario. Es la única fija, y la menos confiable de las tres. Una persona de 50 años puede ser tan saludable como cuando tenía 25 años, mientras que otros pueden tener el cuerpo y mente de una de 70 años. Su edad biológica le dice cómo el tiempo le ha afectado el cuerpo, los órganos y tejidos, comparados con otras personas de la misma edad cronológica. El tiempo no afecta todo el cuerpo de modo uniforme. Sin embargo, casi toda célula, tejido y órgano está envejeciendo a su propio ritmo, lo que hace que la edad biológica sea más compleja.

2.- La edad biológica: cuán viejo es un cuerpo en términos de signos de vida críticos y procesos celulares. Esta edad también tiene sus límites, como una herramienta de medida. El proceso de envejecimiento, considerado como pura biología, se mueve tan lento que sus efectos fatales raramente cuadran con las enfermedades galopantes. La mayoría de los órganos críticos de las personas pueden funcionar bien al 30% de su capacidad. Si su cuerpo está perdiendo 15% de su funcionalidad por año, luego de los 30 años, tomaría 70 años (hasta que tuviera 100 años), antes que el envejecimiento desestabilice un órgano particular.

Las influencias sociales y psicológicas están siempre latentes,y su estilo de vida individual lo hace sujeto a las condiciones diferentes que tienen los demás. La edad biológica puede ser cambiable, ya que con el ejercicio físico regular puede reversar muchos de los efectos más típicos de la edad biológica, incluyendo: alta presión sanguínea, grasa corporal excesiva, balance inapropiado de azúcar, y pérdida de la masa muscular. Los gerontólogos han encontrado que las personas mayores que han adoptado un estilo de vida sano mejoran su calidad y tiempo de vida en unos 10 años. En fin, su cuerpo puede volverse más joven o viejo, biológicamente, dependiendo de cómo usted lo trate.

3.- Edad psicológica: cuán viejo se siente una persona. El factor determinante en el envejecimiento es la edad psicológica la más personal y misteriosa de las tres, y la que más importa para reversar el proceso de envejecimiento. Su edad psicológica es aún más flexible que su edad biológica. Nadie tiene la misma edad psicológica, dado que no han tenido las mismas experiencias. En lugar de responder con un número fijo a la pregunta ¿cuántos años tienes? Deberíamos crear una escala paralela que muestre cuán rápido se están moviendo las tres edades en relación una con otra.

¿Qué edad tienes?

Es una pregunta muy fácil de responder, la cifra nos sale de los labios de forma automática. Pero también puede contener cuestiones complejas que van más allá de los cumpleaños que hayamos celebrado. Como siempre, el lenguaje coloquial demuestra ser sabio para expresar lo que sobrepasa la literalidad de las palabras.

-Tiene 80 años y es un chiquillo.

-A los 60 rebosa juventud.

-Este niño de 3 años es un actúa como un viejo.

¿Cuántos tipos de edades existen?

Deepak Chopra defiende que además de tener nuestra edad cronológica, tenemos una edad biológica y otra psicológica. Aunque la más fija es la cronológica, es la menos confiable de las tres. La edad biológica nos habla de nuestra salud, de como funcionan nuestros órganos, mientras que la edad psicológica, está determinada por como nos sentimos de jóvenes o de viejos y repercute de manera directa en nuestra edad biológica.

Frases de sabiduría sobre la edad:

-”Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos” Cicerón

-”Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena” Ingmar Bergman

– “Con la edad he aprendido a escuchar en vez de acusar” P. Bronson

– “La madurez es aquella edad en que uno ya no se deja engañar por sí mismo” Ralph Waldo Emerson

– “En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos.” Marie Von E. E.

Afirmaciones para superar los miedos de Alejandro Jodorowsky

“En las antiguas culturas se ha dado siempre una gran importancia a la palabra. Así, cuando una persona lucha para combatir una enfermedad recita oraciones, y las religiones hacen uso de rezos en voz alta, votos, mantras, etc.

La constante repetición de ciertas palabras sagradas unifica la mente, sacándola del círculo vicioso de su contínuo diálogo interior. Una nueva idea, repetida con fe y voluntad, puede abrir puertas en la cárcel mental que provoque la necesaria mutación liberadora”

Cada vez que te aqueje un temor, Alejandro Jodorwsky propone que repitas en voz alta estas afirmaciones:

-TENGO MIEDO…

a Cambiar.

Para avanzar por el camino de la Conciencia, debo aceptar la muerte de las concepciones que tengo de mí mismo.

a Desear.

La energía sexual es sagrada. Dejo de negarme a mí mismo y de ocultarme.

a Enfermar.

Las enfermedades corporales son maestras que pueden curar mis enfermedades del alma.

a Envejecer.

El tiempo es mi aliado, me aporta sabiduría

a Fracasar.

Todo es fracaso porque nada es eterno. El único triunfo verdadero es la realización de mi Conciencia.

a Perder la Seducción.

Si me libero de mis deseos, la seducción me parecerá inutil.

a la Humillación.

Si venzo mi orgullo, nadie me puede humillar.

a la Noche.

La noche siempre está unida al día.

a la Pobreza.

La creatividad del Ser Esencial es mi riqueza.

a la Soledad.

Si me abro al mundo, todo me acompaña.

a Morir.

La muerte es una ilusión del ego individual. El universo del que yo formo parte es eterno e infinito. De una forma u otra, existiré siempre.

a la Violencia.

Dominaré mi propia agresividad, dejaré de proyectar mi cólera en el mundo.

a No Poder Comunicarme.

Mi Dios Interior conoce todos los lenguajes.

a No Poder resistir la Verdad.

Lo que la Verdad destruye en mí es la escoria, lo que no soy, los límites implantados por la trampa del pasado. Dejaré afirmar mi ego, me entregaré a mi Ser Esencial.

a No Progresar.

Si me identifico con el universo, me uno a su incesante expansión.

a No Ser Desead@.

El universo me ha dado la fuerza de nacer. La Conciencia divina me desea.

a No Ser lógic@.

El universo no obedece a leyes lógicas. La “Lógica” del cerebro humano es “locura” para el universo.

a Perder la Definición.

La suma de todas las definiciones es mi definición. Incluso la no definición me define.

a Perder la Identidad.

Los límites de mi ego sólo son útiles por cierto tiempo, no debeo aferrarme a ellos creyendo que son mi identidad. Mi mente, obedeciendo a los proyectos del futuro, luchará por expandirse, hasta llegar a ser lo que es: Conciencia cósmica.

a Perder la Seducción.

Si me libero de mis deseos, la seducción me parecerá inútil.

a Perder Mis Capacidades.

Mi Dios Interior es inextinguible.

a Perder Un Combate.

Perder un combate no es perderse a sí mismo.

a Que Me Obliguen a Callar.

Si tengo algo que decir, lo diré en el mundo; si no lo puedo decir en el mundo, lo diré en mi país; si no lo puedo decir en mi país, lo diré en mi ciudad; si no lo puedo decir en mi ciudad, lo diré en mi casa; si no lo puedo decir en mi casa, lo diré en mí mismo: los seres humanos forman una unidad. Lo que yo me diga a mí mismo, resonará en el inconsciente colectivo.

a Que me Roben.

Lo que me pueden robar, nunca fue mío. El Ser Esencial es permanente.

a Ser Decepcionad@ en el Amor.

Mi certeza emocional es amar sin ser amado.

a Ser Desfigurad@.

Si no me identifico con mi cara, me integro en la impersonalidad de mi indestructible Ser Esencial.

a Ser Estéril.

En todo momento el infinito me insemina. El Alma es mi hija suprema.

a Ser Encarcelad@.

Sólo me pueden encarcelar el cuerpo, mi espíritu es esencialmente libre.

a Ser herid@, Amputad@ o Disminuid@ Físicamente.

Soy un espíritu que tiene un cuerpo, y no un cuerpo que tiene un espíritu. Aunque pierda todo mi cuerpo, continuaré existiendo en otra dimensión.

a Ser Invadid@.

Soy infinito, el universo es mi cuerpo.

al Vacío.

Si dejo de identificarme con mi ego (el vacío donde temo caer), mi Ser Esencial cae en mí.

Extraído de: “Manual de psicomagia. Consejos para sanar su vida”, de Alejandro Jodorowsky.