5 maneras en que el Yoga ayuda a recuperarse de una adicción

 El yoga no se trata de tocar los dedos de los pies. Es lo que aprendes en el camino para llegar ahí.  Jigar Gor

Tal vez solo tome un trago más. Tal vez una bebida más; Sólo una más. Esa fue la idea que repetí en mi cabeza una y otra vez hace nueve años antes de que me metieran en la cárcel por cargos relacionados con drogas y alcohol. No me había tocado un punto tan bajo en vida, así que ahí estaba, saludando el fondo tan conocido.

Hace 9 años no sabía mucho sobre la cultura de la bebida en ese momento, pero sabía que quería encajar. La forma en que la gente se relajaba, reía y cantaba, obviamente me hizo sentir curiosidad por probar el alcohol. Así que lo hice. Cogí sigilosamente una de las botellas de Aguardiente (espíritu colombiano y bebí unos sorbos. El primer sorbo me hizo vomitar. El segundo no fue tan malo. El tercero fue suave.

Finalmente me sorprendieron en el acto esa noche, pero mis esfuerzos no se detuvieron allí. El alcohol se convirtió en marihuana a los trece años y la marihuana se convirtió en cocaína, éxtasis y heroína a los diecinueve años, y luego, en la cárcel. Mi desintoxicación de drogas mientras estaba en mi celda fue una de las partes más difíciles de estar en prisión. Luchar contra la drogadicción es difícil, por decir lo menos. La adicción al alcohol también es difícil, pero imagina enfrentar ambos al mismo tiempo. Hubo algunas noches en las que realmente pensé que no iba a salir adelante.

Una vez que salí, tuve una nueva determinación que fue rápidamente superada por una recaída. El caso es que las tasas de recaída son enormes. Entre el 40% y el 60% de los toxicómanos recuperados eventualmente recaen.

Sabía que necesitaba ayuda adicional, así que busqué en centros de rehabilitación de drogas y alcohol. Al principio era tímido, pero me integré bastante bien con la multitud una vez que asistí. Uno de mis mejores amigos mientras estaba en rehabilitación me enseñó mucho sobre el uso del yoga para potenciar mi recuperación. Antes de que él me mostrara la práctica del yoga, no tenía idea de cuántos beneficios tenía. Beneficios como salud cardiovascular, reducción de peso y energía mejorada, estabilidad mental … La lista continúa.

Muchas personas usan el yoga para mejorar sus vidas, pero nunca había escuchado que se usara para ayudar a la recuperación de la adicción. Empecé con poca fe, pero ahora con nueve años de sobriedad, todavía practico yoga diariamente. Aquí hay 5 maneras en que me ayudó a recuperarme de mi adicción:

1. El Yoga ayuda a tolerar las emociones no deseadas

No es secreto que los sentimientos que son difíciles de manejar están entre los principales motivos de la recaída, y el estrés es el líder. Apenas unas semanas en mi programa de rehabilitación me di cuenta de que mi ansiedad y depresión eran factores clave que me empujaron a usar y abusar de las drogas y el alcohol. Me quedó claro que necesitaba minimizar los sentimientos negativos en mi vida como la ira, el estrés y las dos emociones antes mencionadas. Al incorporar yoga en mi vida y usar técnicas de respiración, pude aceptar esas emociones desafiantes y alejarlas con confianza.

2. Yoga previene los antojos

De la misma manera que las personas practican yoga para dejar de fumar, puedes usarlo para dejar de consumir otras sustancias que podrían hacerte adicto, incluso el azúcar. Ser consciente del momento presente me hizo darme cuenta de que era una ocurrencia natural anhelar los máximos. La forma en que pude reprimir mi picazón fue que reemplacé mis altas artificiales (drogas y alcohol) con las naturales (respiración, meditación, limpieza de los Nadis). Incluso hay posturas de yoga que apuntan directamente a la reducción de los antojos.

3. El Yoga ayuda con la desintoxicación

Muchas posturas de yoga, como el perro hacia abajo, usan la gravedad para aumentar el flujo de sangre a ciertas partes del cuerpo. Al practicar posturas para el flujo sanguíneo, estás activando los órganos que facilitan la desintoxicación. La postura del triángulo y el puente se enfocan en la digestión que a su vez ayuda a la desintoxicación. Del mismo modo que ciertas posturas están dirigidas a reducir los antojos, hay otras que apuntan a la desintoxicación.

4. El yoga es ejercicio físico

Entre las prácticas más recomendadas para la recuperación de la adicción a las drogas viene en forma de ejercicio físico. El ejercicio lucha contra el estrés, te ayuda a ganar confianza en sí mismo, lo hace sentir y verse más saludable, y le permite dormir mejor (una de las cosas más difíciles de hacer mientras me desintoxicaba era intentar cerrar los ojos). Durante este proceso siempre necesitaba algo para mantener mi mente ocupada. De esa forma no pensaría en volver a subir a la botella. Hice del yoga mi religión, y como tal, reemplazó totalmente mis pensamientos acerca de tener un trago más.

5. El yoga es introspección

He cometido muchos errores en mi vida. Tengo muchos recuerdos que me hacen hacer una mueca de dolor y rechinar los dientes cuando pasan revista en mi mente. Estoy enterado, y ser consciente jugó un papel importante en la capacidad de aceptar mi pasado y seguir adelante en lugar de detenerme día y noche. En mi opinión, una de las etapas más esenciales de la recuperación es pasar de la persona que solías ser y centrarse por completo en la persona que eres en este momento. No solo eso, sino la persona que te gustaría ser. Una segunda oportunidad de reinventarse es rara, así que aprovéchela.

En resumen, esas son las formas en que el yoga me ayudó a recuperarme. Comenzó con ser capaz de alejar las emociones negativas de mi mente, y luego trabajé en mi camino para luchar contra los antojos. Al convertir el yoga en una actividad diaria de ejercicio y tomarlo en serio, pude desintoxicarme y pensar realmente en cuánto habían afectado mis elecciones mi vida. Al estar consciente del presente, ahora puedo disfrutar de mi vida y mi ansiedad y depresión son manejables. Espero que con estos pasos, puedas incorporar yoga y mejorar tu cuerpo y tu mente también.

¿De qué manera el yoga ha beneficiado tu vida o te ha cambiado? Háganos saber en los comentarios!

12 malos hábitos diarios que disminuyen tu energía

A veces, durante el transcurso del día y con tantas actividades que realizar, se nos hace difícil mantener nuestra energía en buenos niveles. Pero, ¿sabías que puedes ser tú el causante de este problema?

Sin darte cuenta, tienes estos malos hábitos que no son nada saludables para tu energía física, mental o espiritual. Es importante que tomes conciencia de que los tienes y detenerlos antes que sigan drenando tu valiosa energía.

1. Tomarse todo personal

No todo lo que pasa tiene que ver contigo, así que por favor controla tu ego y ten una vida más relajada. Recuerda que no todo gira a tu alrededor.

2. Aferrarse al pasado

El peor hábito es no soltar ese pasado, no importa si fue bueno o malo, es el pasado. Trata de soltarlo con algún ritual de tu preferencia para cerrar un ciclo y vive el presente el “aquí y ahora” que es lo único que importa.

3. Estar pegados a las redes sociales

Los mismos dueños de redes sociales están arrepentidos de haberlos creados pues ven que las personas son adictas a ellas. Están tan bien diseñadas para que nuestros cerebros de envicien fácilmente dándole lo que más quieren. A controlar el uso de las redes sociales.

4. Estar siempre estresados

Tu mente y cuerpo se resienten cuando hay demasiado cortisol en tu sangre. El cortisol es una hormona que crea tu cuerpo cuando estás estresada. El estrés es la enfermedad que causa un sinnúmero de dolencias físicas y otras “enfermedades raras”. Cuando vas al médico por alguna dolencia, te hacen muchos exámenes y no tienes nada. Pues sí, es el estrés.

5. Dormir hasta tarde

Debes dormir de 6 a 8 horas, respetando tus ciclos circadianos. El no hacerlo repercutirá tu día siguiente de una mala manera. Por favor duerme bien y del lado correcto.

6. Ser dramáticos

A nadie le gusta la gente dramática, hacen de cualquier problemita todo un infierno. No permitas que las personas se vayan de tu vida. Tratar de cambiar este mal hábito te será un poco difícil si es heredado por alguien de tu familia. Debes trabajar mucho para decirle a tu cerebro que no es una actividad sana.

7. Comer mal

Muchas enfermedades provienen de este mal hábito. Dime lo que comes y te diré de qué te enfermas. Disminuye en gran medida los alimentos procesados pues contienen una gran cantidad de toxinas que no son benéficas para tu cuerpo. Con cambiar este hábito, estás ahorrándote mucho dinero en medicinas en tu futuro.

8. Quejarse todo el tiempo

Lo peor que existe es estar escuchando quejas por todo, todo el tiempo. Quejarse es malo para la salud, incluso puede llegar a matarte, no es broma. Cambia este mal hábito con el agradecimiento. Agradece por un nuevo despertar, por tu salud, por tu familia, porque tienes para comer, por la vista, por tus pies, manos. Agradece por cada segundo en tu vida, agradece por todas las personas que conoces y has conocido en tu vida, incluso las que te crees que te han hecho daño.

9. Pensar demasiado

Pobre tu cerebro que no descansa por pensar demasiado. Y si son pensamientos negativos, todavía es peor el dreno de energía que desperdicias con esta actividad que no deja nada productivo. Medita más, aprecia el silencio. Cuando tengas necesidad de hacer alguna actividad recreativa, es tu cerebro que te dice que está aburrido y que no soporta estar en la presencia de tu ser interior. Cállalo y disfruta del silencio.

10. Chismear

Hablar mal del otro debería ser nombrado un deporte mundial, pues veo cómo las personas les encanta hablar de su prójimo. De este mal hábito nace la envidia. Vive tu vida, pues para eso te la obsequiaron. Que no te importe lo que hace tu vecina, déjala vivir su vida en paz.

11. No vivir el momento

Debes cuidar el presente, pues es en él que vives eternamente. La verdadera meditación es vivir el presente. Si estás comiendo, come, no veas televisión. Si estás con tu pareja, ponle toda tu atención, no estés con el celular. Si vas a pasear, disfruta cada detalle de tu experiencia. Vive plenamente en el presente. No tienes idea de lo afortunada que eres con el presente.

12. Intentar complacer a los demás

No vas a quedar bien con todo mundo, desde ya te lo digo. Si haces las cosas, no esperes nada de nadie. El verdadero ser no ofende porque no le retribuyeron el favor, lo hace con mucho gusto. El que se ofende es tu ego que en todo momento busca que le aplaudan sus acciones. No eres tu ego.

Ya sabes, esta serie de hábitos y comportamientos que adoptamos de manera común, y que muchas veces no nos damos cuenta, se convierten al paso del tiempo en agentes que menoscaban nuestra salud, nuestro equilibrio emocional y espiritual día a día.

Atrae buenas energías con espejos (Feng Shui)

Hay muchas preguntas acerca de los espejos:

¿Dónde colocarlos?

¿Si está bien o mal un espejo enfrentado a la puerta?

¿Si se deben tener o no  espejos en el dormitorio?  etc.

El lugar más importante donde debe ir un espejo ejemplo el PAKUA.  Es fuera de la casa, arriba de la puerta de entrada.

La idea básica con los espejos es que si en él se refleja la luz también reflejará cualquier otro tipo de energía.  La conclusión es que cualquier tipo de energía negativa puede desviarse mediante el uso de un espejo.

En una de las escuelas del Feng Shui,  se recomienda  colocar un espejo en la puerta del refrigerador en caso de que uno se embarque en una dieta: Ciertamente vernos algo obeso justo antes de abrir la puerta del refrigerador puede ser una manera de mantener la motivación durante la dieta.

pakua_espejo_convexo

En todo caso, el espejo es un silencioso testigo de lo que se refleje en él. Si le entregamos una imagen positiva, nos devolverá lo positivo. Si le entregamos una imagen negativa, la devolverá también. Esta es la clave para la ubicación de los espejos: colócalos sólo donde tengas la seguridad de que duplicarán lo positivo.

Hay algunas reglas generales que podemos seguir:

  • Nunca coloquen espejos enfrentados a puertas o ventanas. La energía que entra por la puerta rebotará en el espejo y no se distribuirá bien hacia el resto de la casa.
  • No coloquen espejos reflejando la cama por que la energía que entra por la ventana o puerta se refleja en el espejo provocando una corriente intensa de energía entre la ventana y el espejo y en consecuencia sobre nuestro cuerpo, perturbando el descanso.  La ubicación ideal es dentro del closet, o a los lados de la cama siempre que no se refleje la persona o personas.
  • Los espejos son útiles en los vestíbulos o pasillos estrechos, especialmente cuando la puerta principal abre hacia una pared sólida.  Un espejo correctamente ubicado en la pared lateral de un pasillo puede favorecer el flujo del CHÍ o energía positiva distribuyéndola hacia el resto de la casa.
  • Los Pasillos y Escaleras son conductores importantes del Chi dentro de la casa; se les conoce en el Feng Shui clásico como caminos de agua o de energía Yang. Si los pasillos y /o las escaleras son amplios y luminosos no presentan ningún problema pero cuando son estrechos, oscuros, muy largos o muy empinadas tienden a transformar la energía en SHA CHÍ o energía negativa.   En estos casos los espejos son un buen recurso para desacelerar esa energía y ayudarla a fluir suavemente.
  • En los pasillos largos y oscuros se puede colocar espejos, no enfrentados.
  • En las escaleras se pueden colocar espejos en la pared lateral de la misma siempre y cuando los espejos no reflejen algún ángulo agudo o flecha venenosa.
  • En espejos interiores se evita reflejar figuras, cuadros con mal feng shui puesto que amplificaríamos su presencia “virtual” dentro del espacio.

    Lo más sensato en esta situación, es sacar los objetos con mal feng shui, pero cuando lo reflejado es un fuego, una escalera problemática, una esquina conflictiva u otros elementos similares habría que eliminar o cambiar el espejo de lugar.

  • No es recomendable usar espejos rotos o deformados. Tampoco se sugieren espejos biselados, como los que incorporan líneas en la superficie que producen cortes o duplicaciones en las imágenes.
  • La antigua superstición de que romper un espejo trae mala suerte se debe según algunas opiniones a la distorsión de energía que provoca una superficie rota o magullada.

    Para evitar los 7 años de “mala suerte” no tiene que llamar a ningún brujo,tan solo tiene que cambiar el espejo roto por uno nuevo.

  • Espejos con tintes grisáceos u oscuros no son recomendables para “interior” puesto que se asemejan a puertas oscuras y tétricas, dando un aspecto difuso al ambiente.
  • Si igualmente estuviera ubicado frente a la cama se recomienda por la noche cubrirlo con una sábana o manta. Un espejo que refleja mientras duermes producirá la expansión de sus vibraciones y el resultado será un sutil debilitamiento de la energía física y un estado de sueño antinatural, puesto que nosotros estamos formados por vibraciones invisibles, nuestro descanso está condicionado por la reunión diaria de estas energías. El TV actúa como espejo. Ya sea al Frente o al costado.

PORQUE SI:

  • Son un elemento muy útil, al momento de decorar un ambiente.
  • Dan la sensación de mayor espacio.
  • Permite que el Chí atraviese puertas sin uso.
  • Reflejando tu horno, multiplican su imagen y da más suerte y buena fortuna.
  • Detrás de una fuente de agua o acuario también son muy beneficiosos, puesto que al multiplicar su imagen potencian los efectos positivos del agua en movimiento.
  • En la parte externa de la puerta de un baño, puesto que esta puerta debe permanecer siempre cerrada.

PORQUE NO:

  • Nunca espejos Pa Kua en interiores.
  • No en entradas o hall muy pequeños, ya que el chi que ingresa a tu hogar podría verse afectado por esto.
  • Si tienes espejos en tu habitación , ten en cuenta que no te reflejen a ti cuando estas acostado , ni a los pies de tu cama. La razón es más lógica de lo que tu crees: cuando estamos en la cama , nuestro cuerpo se distiende, nuestros músculos se relajan, solemos parecer más gorditos de lo que en realidad estamos. Por lo tanto la imagen que nos proyectan no es de nuestro agrado.
  • Nunca más de un espejo por dormitorio.
  • No a los espejos rotos, y antiguos de dudoso proceder.
  • La altura de un espejo nunca debe superar a la altura del miembro más alto de la familia, en realidad la mayor parte de los integrantes del núcleo familiar tienen que poder verse reflejados en él.
  • Nunca espejos sucios y manchados.

En un negocio colocado en el mejor lugar, pueden hacer aumentar las ganancias.

Todos los espejos deben mantenerse completamente limpios. Los espejos rotos, estropeados, desgastados u opacos tienen efectos muy  negativos, deben reemplazarse por otros nuevos y de buena calidad. 

Para los comercios minoristas, fortalezca la caja registradora para ayudar a aumentar y fortalecer su riqueza. Un espejo colocado al lado o detrás de la caja registradora simboliza el doble de las ventas. Una planta cercana atrae energía viva a la actividad de la caja. Al llevar a la práctica estas curas, visualice un mayor ingreso.

El secreto depende de la adecuada forma del espejo 

y de su correcta ubicación.

Si tenemos un buen FENG-SHUI en nuestro espacio vital,

crearemos las posibilidades para que lleguen a nuestra vida

las más maravillosas oportunidades.

Fuente: Ana María Balarezo

Escucha la sabiduría de tu cuerpo – Deepak Chopra

  1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo que siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de inquietud física o emocional, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de comodidad y anhelo, procede.
  2. Vive en el presente, que es el único momento que tienes. Mantén tu atención en lo que existe aquí y ahora; busca la plenitud en todo momento. Acepta lo que viene a ti total y completamente para que puedas apreciarlo y aprender de ello; luego déjalo pasar. El presente es como debe ser. Refleja infinitas leyes de la Naturaleza que te han traído hasta este pensamiento exacto, esta reacción física precisa. Este momento es como es porque el Universo es como es. No luches contra el infinito esquema de las cosas; por el contrario, sé uno con él.
  3. Dedica tiempo al silencio, a meditar, a acallar el diálogo interior. En momentos de silencio, cobra conciencia de que estás recontactándote con tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior para que puedas guiarte por tu intuición, antes que por interpretaciones impuestas desde fuera sobre lo que conviene o no te conviene.
  4. Renuncia a tu necesidad de aprobación externa. Sólo tú eres el juez de tu valer; tu meta es descubrir el infinito valor de ti mismo, sin dar importancia a lo que piensen los demás. Al comprender esto se logra una gran libertad.
  5. Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier persona o circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por viejos sufrimientos. Cuando renuncies a ese enojo te curarás y cooperarás con el flujo del universo.
  6. Recuerda que el mundo de allí fuera refleja tu realidad de aquí dentro. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior. Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.
  7. Libérate de la carga de los juicios. Al juzgar impones el bien y el mal a situaciones que simplemente son. Todo se puede entender y perdonar, pero cuando juzgas te apartas de la comprensión y anulas el proceso de aprender a amar. Al juzgar a otros reflejas tu falta de autoaceptación. Recuerda que cada persona a la que perdones aumenta tu amor a ti mismo.
  8. No contamines tu cuerpo con toxinas, ya sea por la comida, la bebida o por emociones tóxicas. Tu cuerpo no es sólo un sistema de mantenimiento de la vida. Es el vehículo que te llevará en el viaje de tu evolución. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada célula es un punto de conciencia dentro del campo de la conciencia que eres tú.
  9. Reemplaza la conducta que motiva el miedo por la conducta que motiva el amor. El miedo es un producto de la memoria, que mora en el pasado. Al recordar lo que nos hizo sufrir antes, dedicamos nuestras energías a asegurarnos de que el antiguo sufrimiento no se repita. Pero tratar de imponer el pasado al presente jamás acabará con la amenaza del sufrimiento. Eso sólo ocurre cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, que es amor. Motivado por la verdad interior, puedes enfrentarte a cualquier amenaza, porque tu fuerza interior es invulnerable al miedo.
  10. Comprende que el mundo físico es sólo el espejo de una inteligencia más profunda. La inteligencia es la organizadora invisible de toda la materia y toda la energía; como una parte de esta inteligencia reside en ti, participas del poder organizador del cosmos. Como estás inseparablemente vinculado con el todo, no puedes permitirte el contaminar el aire y el agua del planeta. Pero en un plano más profundo, no puedes permitirte el vivir con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en el campo total de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra.”

6 Frases Budistas Que Jamás Olvidarás

El budismo es una de las religiones más antiguas de la historia, aún se practica por unos 200 millones de personas en todo el mundo.

Para su entendimiento e integración de significado no tenemos por qué hacernos seguidores de esta religión. Tan solo es necesario abrir nuestro corazón y nuestra mente a su mirada.

Estas son 6 frases budistas que jamás olvidarás

1. El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

A veces los utilizamos como sinónimos pero son cosas diferentes. El dolor es genuino, natural, legitimo y necesario para vivir y seguir aprendiendo y arriesgando cada día un poco. Cuando nos abrimos a la vida, nos puede llegar el dolor en cualquier momento. Por tanto, el dolor está presente en nuestra vida lo queramos o no. El sufrimiento en cambio, es una elección. Incluso a veces es una posición de vida. Una manera de mostrarse ante los demás. Ante el sufrimiento no solo intervienen emociones sino que también intervienen los pensamientos. Para dejar de sufrir necesitamos aceptar que estamos sufriendo, aceptar nuestro dolor, darle un espacio y responsabilizarnos de él.

2. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora

Solemos pensar solamente en el pasado o estar excesivamente preocupados por el futuro. Esto nos lleva a no vivir el momento y que nuestras vidas pasen de largo sin ser conscientes. El budismo nos enseña el aquí y ahora. Por tanto, debemos aprender a estar plenamente presentes, a disfrutar y apreciar cada momento, porque cada uno es único.

3. Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno

Para encontrar un verdadero estado de bienestar es imprescindible que mente y cuerpo estén en un equilibrio. No debemos centrarnos demasiado en el aspecto físico o, por el contrario, en el aspecto interior, lo ideal es encontrar un justo equilibrio entre ambos. Esto nos ayudará a sentirnos más plenos y conscientes del aquí y ahora, facilitándonos una plenitud emocional más rica.

4. Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo

A veces, exagerar una idea hace que la veamos más fácilmente. Quien espera que el mundo entero a su alrededor esté alfombrado para así caminar descalzo sin miedo de mancharse o de hacerse daño siempre estará a disgusto con el mundo y siempre se estará haciendo daño.

5. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo

Tiene parecido significado con la frase “no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen a ti” , pero esta quinta reflexión va mucho más allá ya que exige un profundo conocimiento de nosotros mismos y una gran empatía para/con los demás. Esta frase intenta comunicarnos que seamos capaces de diferenciar bien qué cosas nos causan dolor a nosotros mismos y no ponerlas en los demás, no “actuarlo” en el mundo.

6. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita

Nuestro deseo de tener más, tanto en el plano material como el emocional, es la principal fuente de todas nuestras preocupaciones y desesperanzas. Su máxima se basa en aprender a vivir con poco y aceptar todo aquello que nos brinda la vida en su momento. Ello nos llevará a una vida más equilibrada, reduciendo el estrés y muchísimas tensiones internas.

“Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.” – Gautama Buda (Fundador del Budismo)

Fuente: La mente maravillosa