¿Conoces el Código del Lobo?

Ésta imagen realmente cambiará tu modo de pensar sobre los Lobos, un animal estigmatizado por demás en películas y fábulas que consumimos a diario. Pero lo que realmente encierra la fotografía te dejará asombrado:

¿Qué es el Código Lobo?

En la imagen, los primeros 3 lobos son los más viejos y/o los enfermos o heridos. Ellos le marcan el paso a la manada. Si fuera al revés, los dejarían atrás y perderían contacto con el grupo. En el caso de una emboscada, serían sacrificados. Así, están protegidos.

Luego siguen en la fila los 5 más fuertes, son el frente del grupo. En el centro va la mayoría de la manada, y detrás de ellos siguiéndolos el segundo grupo de otros 5 fuertes.

¿Conoces el Código del Lobo?El lobo nos da ejemplo de vida en lo que respecta a como se cuida y respeta la familia, el no abandona los enfermos y a los ancianos, siempre van en el medio y ellos marcan la velocidad de avance en la manada.

Posted by El Mundo del Yoga on Wednesday, September 14, 2016

El que va de último, va solo, el Lobo Alfa. Desde esa posición controla todo, puede verlo todo y decide la dirección. El Alfa puede ver a la manada completa.

La manada se mueve acorde al paso de los ancianos, se ayudan unos a otros, se cuidan entre ellos.

¡Cuánto tenemos que aprender de la naturaleza!

 

12 formas de establecer una práctica diaria de yoga

Hoy en día, todo el mundo está en constante movimiento, ocupado, corriendo del punto A a B y puede ser todo un reto encontrar tiempo para hacer yoga todos los días. Puestos de trabajo, familias, listas de tareas, todo parece interponerse en el camino, entonces:

¿cómo se establece una práctica diaria de yoga?

Primero: se trata de priorizar. ¿Cómo puede cuidar a los demás (su familia, su trabajo) si no te cuidas tú?

Segundo: vuelve a pensar la palabra ‘Yoga’. Es maravilloso si practicas constantemente durante  todos los días, pero adivina qué: hay más en el yoga que las asanas diarias. No te rindas si has estado intentando y parece que no puedes encontrar tiempo. Aquí hay algunos consejos sobre cómo llegar allí. Una vez que esté consciente de las oportunidades que tiene, caerá en su lugar de forma natural.

Yoga en la playa

Por supuesto, no todos tienen la oportunidad de pasar tiempo en la playa regularmente, algunos de nosotros apenas tenemos tiempo para tomar unas vacaciones, pero, si alguna vez te encuentras en una playa, ¡date cuenta de la oportunidad de conectarte con la creación!

No tienes que practicar Asanas para hacer yoga en la playa, prueba una meditación caminando. Siente la brisa, nota la naturaleza, los animales, los sonidos, los olores. O simplemente busca un lugar que te atraiga, siéntate en una posición comoda, con las piernas cruzadas (Sukhasana), y medita. Lo mismo ocurre con las caminatas por el parque o un bosque. No importa donde estemos simepre es buena idea caminar y meditar. ( más información de como meditar mientras caminamos)

Yoga mientras cocinas

Es fácil juntar algo rápidamente para satisfacer tu hambre, pero ¿cómo lo preparas? ¿Apurado? ¿Es nutritivo? Una de las razones por las cuales muchos de nosotros enfrentamos problemas de salud es porque no estamos recibiendo la nutrición que nuestro cuerpo necesita. Cuando prepares tus comidas, concéntrate no solo en asegurarte de que está comiendo una comida balanceada que consiste en alimentos integrales, sino que la prepares con amor y pensamientos nutritivos. Haz que se vea y tenga un sabor delicioso. Concéntrese en los colores, la presentación y el gusto, y lo más importante, prepáralo con Amor: la mejor nutrición que puedes obtener.

Yoga mientras come

Come con atención: siéntese cómodamente, medite en la exquisitez de tu comida en lugar de mirar televisión o leer en las redes sociales. O bien, comparte una comida con alguien especial y ten una conversación estimulante y alegre.

Yoga mientras paseas a tu perro (¿o gato?)

De nuevo, el momento perfecto para una meditación caminando. Toma cada paso con atención y disfruta del aire fresco. Tómate este tiempo para vincularte con tu compañero, no hay nada como un paseo en la naturaleza para unirse y sanar.

Yoga en el trabajo

¿Que qué? Sí. La mayoría de las personas tienen trabajos de escritorio en estos días: ¡excelentes oportunidades para practicar yoga durante todo el día! Primero, concéntrate en tu postura: asegúrate de que tu silla y tu escritorio estén alineados correctamente para que tus codos estén a 90 grados. Alarga tu espina dorsal, moldea tus huesos y arrástralos directamente hacia la tierra, aprieta tu núcleo y atrae tu barbilla hacia tu columna vertebral, abre tu pecho y lleva tus hombros hacia atrás y hacia abajo por tu columna vertebral.   No solo mejorarás tu postura, sino que también desarrollarás la fuerza en tu abdomen y espalda. Recuerda levantarte y caminar durante 5-10 minutos cada hora para aclarar tu mente y volver a enfocar tu energía.

Otra oportunidad para practicar yoga en el trabajo es durante tus comunicaciones con tus colegas, tu jefe y tus clientes. ¿Cómo te acercas a ellos? ¿Que lenguaje usas? ¿Cómo te afectan sus palabras? Este es un buen momento para practicar los Yamas.

Yoga mientras  limpias

Pocas personas disfrutan de la limpieza y en lugar de tratar de hacerlo lo más rápido posible, tómate tu tiempo y practica la meditación, concéntrate en el ahora y busca la alegría del momento presente. En realidad, puedes lograr estar completamente presente en el ahora y amarlo.

Yoga mientras conduces el automóvil

En lugar de quejarse del tráfico, ¿por qué no practicar yoga? En lugar de sus quejas habituales, ¿por qué no meditar y pensar en todas las cosas buenas de su vida? Crea una lista de aspectos positivos en tu cabeza. Piensa en tantas cosas agradables como puedas, ya sea sobre el momento o la vida en general. ¡Te sorprenderá de lo mucho mejor que será tu experiencia de manejo!

Yoga mientras te comunicas con su pareja

Ya sea que estemos dispuestos a verlo, puede haber un montón de ego involucrado cuando se trata de comunicarse en las relaciones. Es bueno ser consciente de tu elección de palabras, el tono de tu voz, tu lenguaje corporal y tu energía, pero en realidad todo lo que necesitas es conciencia. Al darse cuenta, luego dejarlo ir. Es un trabajo en progreso para todos nosotros.

Yoga mientras interactúas con tus hijos

Muy pocas personas interactúan conscientemente con sus hijos. Como padres, podemos dejarnos llevar por nuestro parloteo mental y centrarnos demasiado en el control cuando interactuamos con nuestros hijos. Trata de ser consciente de tus comandos y solicitudes y no olvides agregar palabras simples como por favor y gracias al hablar con tus pequeños.

Yoga mientras te levantas por la mañana

Uno de los mejores cambios que he hecho en mi vida es levantarme temprano y disfrutar la mañana pacíficamente estableciendo una práctica de sadhana. No hay nada peor que una alarma ruidosa e insoportable para despertarte: de inmediato aumenta tus niveles de estrés. Resista la tentación de revisar las noticias y las redes sociales y guárdelo para más tarde; no necesita bombardear con negatividad y los problemas del mundo tan pronto como se despierte.

La luz natural y los sonidos del canto de los pájaros es la mejor manera de despertarse. Por supuesto, para hacer eso también debes empezar a acostarte temprano. Mi propio cuerpo necesita 8-9 horas de sueño, pero tengo amigos que se despiertan naturalmente después de 5 horas. Incluso si te duermes mu tarde no importa cual sea tu hora preferida para despertarte, comienza con 30 minutos adicionales y dedica este tiempo a ti para desarrollar tu sadhana única. No pasará mucho tiempo hasta que te encuentres listo para invertir aún más tiempo en tu rutina de la mañana, ya que notarás que todo el día se verá afectado. Si ya tienes una práctica de yoga asana por la mañana, genial. Si no es así, comienczacon una breve meditación matutina, contemplando una taza de té o escuchando tu música inspiradora favorita. Incluso mejor si tienes tiempo para mover tu cuerpo y entrar en algunas asanas de yoga.

Además, algunas prácticas ayurvédicas como extraer aceite, raspar la lengua y luego una taza de agua tibia de limón pueden hacer maravillas. La extracción de aceite es un buen momento para meditar, y me encanta sentarme en el balcón escuchando a la madre naturaleza mientras bebo mi agua con limón. Este es también un buen momento para leer o estudiar los Sutras, el Gita, la Biblia, el Corán o cualquier otro texto espiritual que te atraiga. En otras ocasiones, puedes escuchar tu música espiritual favorita o ir a la playa para una meditación caminando o algunas asanas de yoga. Pasar tiempo con la Madre Naturaleza mejorará tu amor por la quietud y el silencio. ( 3 Rituales de ayurveda matutinos para purificar tu cuerpo )

Yoga mientras te preparas para descansar

Como en la mañana, es muy útil para tu cuerpo, mente y espíritu si desarrollas una rutina vespertina antes de acostarse. Apaga todos los aparatos electrónicos, incluida la televisión, y pasa un rato disfrutando de la tranquilidad de la noche. Comienza con una breve meditación, un baño de sal de Epsom con aceites esenciales como Lavanda para ayudarte a relajarte, o incluso unas pocas asanas de yoga tranquilizadoras. Además, lee por la noche, pero sé consciente de lo que está leyendo; está tratando de relajar tu mente.

Yoga mientras haces el amor

¿Qué tal una sesión llena de amor que se relacione con tu pareja a través del espíritu y disfrutes de cada momento, en lugar de solo trabajar hacia el objetivo final? Da un paso atrás y disfruta de la cercanía y la conexión a través del centro del corazón. Tantra yoga puede enseñarte cómo.

Por último, recuerda practicar yoga asana regularmente también. Cualquiera que sea tu forma de yoga preferido, ya sea Vinyasa, Ashtanga, Hatha, Khundalini o cualquiera de las otras enseñanzas increíbles que existen, trata de subirte a tu tapete al menos 3 veces por semana. Incluso si solo es por 30 minutos.

Tienes la oportunidad de practicar yoga en todo momento, todos los días de tu vida. Estos son solo algunos ejemplos y puedo pensar en docenas de otros. Lo que sea que estés haciendo en cualquier momento, ¡practica yoga! Los Yamas y los Niyamas son un maravilloso conjunto de pautas a seguir, y hay toneladas de libros para ayudarlo a aprender sobre ellos.

Niyama

Definición – ¿Qué significa Niyama?

Niyama es el término sánscrito para un deber u observancia recomendado por la filosofía y la enseñanza del yoga como parte del camino del yoga. En los Yoga Sutras de Patanjali, describe cinco niyamas como parte de la segunda rama del yoga.

Estos niyamas son todas prácticas que pueden considerarse observancias internas. Son una forma de aplicar los códigos éticos del yoga a la mente, el cuerpo y el espíritu del alumno, lo que ayuda a crear un entorno positivo internamente.

Se dice que la práctica de los niyamas le da al yogui la fuerza interior, la claridad y la disciplina que necesita para progresar en su viaje espiritual.

El Mundo del Yoga explica los Niyamas

En el camino del yoga tiene ocho ramas como lo describe Patanjali, los cinco niyamas se enumeran de la siguiente manera:

  1. Saucha: purificación, limpieza y claridad mental, comunicación y cuerpo físico. Esto reconoce que el ambiente externo del yogui afecta su pureza interna. Las prácticas como la meditación pueden ayudar a cultivar la limpieza de la mente especificada por saucha.
  2. Santosha: contentamiento y aceptación del mundo, uno mismo y las circunstancias tal como son. Esto significa dejar ir los apegos. Hacer esto se dice para terminar con el sufrimiento.
  3. Tapas: ascetismo o intensa autodisciplina y fuerza de voluntad, incluso a través de la incomodidad. Esto reconoce la necesidad de hacer a veces lo que es difícil o desagradable para tener un efecto positivo en la vida y la existencia de uno.
  4. Svadhyaha: estudio del yo y la práctica de la autorreflexión. Esto puede incluir el uso de las escrituras o los textos sagrados como una herramienta para la introspección. Significa ver quién es uno en el momento y también explorar la conexión de uno con lo Divino.
  5. Ishvara Pranidhana: entrega y contemplación del Ser Divino o Supremo. Esto incluye dedicar el trabajo a un poder superior y disolver los deseos centrados en el ego.

En algunos otros textos, incluidos los “Varuha Upanishads” y el “Hatha Yoga Pradipika”, se proporciona una lista ampliada de 10 niyamas. Estos incluyen observancias adicionales como dana, que significa “caridad” o “compartir con otros”, y astika, que significa “tener fe en el Ser verdadero o en Dios”.

Sadhana

Definición – ¿Qué significa Sadhana?

Sadhana es la disciplina de la práctica espiritual rutinaria y la entrega rutinaria del ego a través de actividades tales como la meditación, el yoga, el canto o la oración.

Este término también se asocia con la idea de una conexión ritual con Dios, practicada para alcanzar el poder sobre el ego mediante la autodisciplina. Dentro de la práctica del yoga, mantener una sadhana les permite a los practicantes alinearse uno mismo cada día.

El Mundo del Yoga explica Sadhana

En sánscrito, sadhana a menudo se refiere a un proceso, disciplina o servicio. Rendir el ego para lograr la paz y la disciplina espiritual del yo es un principio importante en la práctica del yoga. Aunque muchos guardan una sadhana en las primeras horas de la mañana, que a menudo incluye la meditación en varias poses, a algunos les resulta más práctico mantener una práctica espiritual regular durante otros momentos del día. Además, a muchos les resulta útil variar su sadhana para evitar que la práctica se convierta en una rutina obligatoria en lugar de una disciplina espiritual fundamental.

Los Yamas

Definición – ¿Qué quiere decir Yama?

Un yama es un deber u observancia recomendado por la filosofía y la enseñanza del yoga como parte del camino de  las ocho ramas del yoga. En los Yoga Sutras de Patanjali, describe cinco yamas como su primer “rama” del yoga.

La palabra, yama, originalmente significaba  “rienda” y se refiere a la naturaleza restrictiva de los yamas. Estas yamas son prácticas que se consideran observancias externas. Son una forma de aplicar los códigos de conducta del yoga a la forma en que el yogui se relaciona con el mundo. Se los considera una guía valiosa y altamente relevante para ayudar a los yoguis a vivir una vida ética.

Se dice que practicar los  yamas le da al yogui la oportunidad de vivir de una manera más sana y pacífica. Pueden mejorar las relaciones con los demás, fortalecer el carácter y ayudar al yogui a progresar en su camino espiritual. También se cree que reduce o incluso previene la acumulación de mal karma, que se puede acumular cuando uno vive sin conciencia u honestidad.

El Mundo del Yofa explica los Yamas

Antes de los niyamas, que componen la segunda rama del yoga, los yamas describen las restricciones necesarias para vivir una vida ética, mientras que los niyamas describen las observancias necesarias. Esto también se puede pensar como los yamas siendo los “no hacer” y los niyamas siendo el “la acción o hacer”.

En Los ocho miembros del yoga, tal como lo describe Patanjali, los cinco yamas son:

  1.  Ahimsa: no violencia o no dañar a todas las criaturas, incluyéndonos a nosotros mismos. La violencia física, mental y emocional deben evitarse y, como tal, a menudo se considera que ahimsa guía a los yoguis a practicar la compasión y la falta de juicio como una herramienta para cultivar la no violencia.
  2. Satya: veracidad u honestidad en palabras y acciones. Es importante que esto se practique junto con el primer yama de no violencia ya que la necesidad de decir la verdad debe equilibrarse con la necesidad de no dañar a otro.
  3. Asteya: no robar la propiedad o el tiempo de otra persona. Esto significa no tomar nada que no haya sido otorgado de manera libre y voluntaria, e incluye no cometer o ser cómplice de robo, explotación u opresión.
  4. Brahmacharya: castidad, que también se puede interpretar como restricción sexual o fidelidad matrimonial. Esto también se puede considerar como continencia o moderación en todos los impulsos del yogui, no solo en los sexuales. Se cree que Brahmacharya ayuda al yogui a volverse más saludable, más sabio y más fuerte, ya que se dice que conservará energía, que luego podrá emplearse mejor para alcanzar objetivos espirituales superiores.
  5. Aparigraha: no codicia. Esta es una práctica de dejar ir todo lo que no es necesario y solo poseer lo que es completamente necesario. Se dice que esto ayuda al yogui a ver la única cosa que realmente tiene, Atman (verdadero Ser), sin la distracción de aferrarse a las posesiones.

Se cree que hay al menos 60 textos sagrados antiguos que describen los yamas, muchos de los cuales están escritos en sánscrito. Estos incluyen variaciones en la lista de cinco yamas de Patanjali, con algunos textos que enumeran hasta 10 yamas. Las otras variaciones ordenan los yamas de manera diferente y enfatizan diferentes aspectos.