10 beneficios vibrar en gratitud

Rick Foster y Greg Hicks emprendieron un viaje de tres años para estudiar la relación entre la gratitud y las personas extremadamente felices. En su libro Cómo elegimos ser felices, descubrieron que hay nueve elecciones que hacen las personas felices. Una de esas nueve es practicar la Gratitud. La otra de las nueve opciones incluye: Intención, Responsabilidad, Identificación, Honestidad, Reformulación, Opciones, Dar, Verdad y Sinergia.

Las personas felices ejercen activamente la gratitud y eligen vivir con una actitud de gratitud.

Las personas más felices, según estos autores, pueden ir más allá mediante prácticas como el yoga y la meditación de gratitud. De hecho, muchos estudios sugieren que cualquier persona puede aprender ha ser más agradecido para así transformar sus vidas. Esto significa que al practicar activamente la gratitud, podemos elevar nuestro “punto de ajuste de la felicidad”, independientemente de la situación, y sin importar las circunstancias.

La gratitud nos hace conscientes de las bendiciones presentes en nuestra vida momento a momento. Siempre hay algo por lo que estar agradecido si estás completamente involucrado en lo que está sucediendo en este momento en lugar de repetir el pasado o preocuparte por el futuro. Además de un punto de ajuste de mayor felicidad, otros beneficios de la gratitud incluyen:

  1. Al sentirte más conectado con los demás uno se siente menos solo   
  2. Un sistema inmune más fuerte     
  3. Un mejor equilibrio emocional     
  4. Duermes mejor     
  5. Aumento de energía     
  6. Más confianza en nosotros mismos     
  7. Menos estrés en nuestras vidas    
  8. Somos más atractivos     
  9. Mayor creatividad     
  10. Afrontas mejor las dificultades

Para experimentar estos beneficios, debemos elegir conscientemente practicar la gratitud. Incluye uno de estos ejercicios en tu vida:

  1. Establece como propósito mantener un Diario de gratitud por una semana. Todas las mañanas, comienza el día con un simple ejercicio de gratitud que implica anotar de 3 a 10 cosas por las que está agradecido, tanto grandes como pequeñas.     
  2. Ajuste tu cronómetro por tres minutos y siéntate y permanece quieto. Piensa tranquilamente en todo lo que aprecias de forma libre, sin ninguna edición. No te preocupes si tiene sentido o no.     
  3. Durante una semana, escribe una nota de agradecimiento por día para decirle a alguien cuánto los aprecias y por qué.     
  4. Practica el auto-aprecio Tómese tiempo durante siete días seguidos para escribirte una nota de gratitud.

Te sorprenderás de lo fácil que es reconocer estos momentos de gracia. En conjunto, estas pequeñas bendiciones cultivan una hermosa “justa” abundancia de amor y alegría. ¿Qué es aún mejor? Los estudios demuestran que estos ejercicios de gratitud aumentarán tu sensación de bienestar en al menos un 10%. No asumas mi palabra, ni siquiera creas en los científicos detrás de estos estudios, pruébalo y descúbrelo por ti mismo. Ámate a ti mismo, ama tu día!

La felicidad comienza con este hábito

Desde muy pequeños nos enseñan que es nuestro derecho perseguir la felicidad, y la mayoría de nosotros tratamos un poco de todo, en un esfuerzo por ser felices. Tratamos de ganar mucho dinero; intentamos esta o aquella dieta; entramos en esta o aquella relación; servimos a esta o aquella organización caritativa, se trata de la felicidad. Intenta pensar en algo que hayas hecho porque quisiste ser infeliz, es imposible, ¿verdad? La búsqueda de la felicidad nos lleva a la acción.

Entonces, todos buscamos lo mismo: felicidad. Estupendo. Todos estamos en igualdad de condiciones, y estamos todos juntos en esto. ¡Compañeros de equipo! Pero ahora volvemos a la dificultad original: todos queremos ser felices, pero a veces es difícil ver cómo llegar allí. ¡No puede haber un solo camino hacia la felicidad! Es imposible, ¿verdad?

Incorrecto. Hay una manera muy simple que funciona en todas las culturas. Se llama gratitud. Cuando apreciamos las cosas que tenemos en nuestra vida y las personas que nos han ayudado a crecer, nos volvemos más felices. Si nos acostumbramos constantemente a las cosas positivas en nuestras vidas, entonces el hábito se vuelve más fácil: no tienes que escuchar la canción del pájaro, simplemente la escuchas. No tienes que conducir por la ciudad, puedes conducir por la ciudad, tomar una nueva ruta, ver a una persona nueva, sentirte más curioso y volver a soñar. Cuando nos ponemos en hábitos de gratitud, la oscuridad no hace que las cosas se tornen grises, hace que las cosas brillen.

Recientemente, la ciencia ha comenzado a apoyar la creencia de que la gratitud puede hacernos felices: cuando anteriormente se creía que había un punto fijo para la felicidad en cada persona, un límite codificado en nuestro ADN, ahora los científicos creen que el 40% de nuestra felicidad está influenciada. Por actividades intencionales. 40% es mucho. Tú tienes el control. Sé bueno contigo mismo estando agradecido. Sé bueno con los demás y dales las gracias por lo que son y por lo que hacen por ti.

Entonces, si estás leyendo esto y quieres ser feliz, permíteme recomendarte una actividad intencional que hará maravillas para ti. Cada semana escribe una nota de agradecimiento a alguien que hace tu vida mejor. Esa es una nota de agradecimiento escrita a mano por semana. No es un mensaje de texto, ni una publicación de Facebook, sino una nota de agradecimiento sincera y manuscrita, que indica a alguien que tu gastaste tiempo en ello. Podría ser tu mejor amigo, tu instructor de yoga, tu estilista, podría ser cualquier persona. Tus relaciones serán más significativas, te volverás más feliz, y también lo harán todos los que toques. Todo lo que se necesita son unos pocos minutos de gratitud consciente cada semana. Recuerda, tú tiene el control del 40% de tu felicidad general, y recuerda que todos estamos juntos en esto. Así que comencemos un hábito, y comencemos un movimiento.

Entonces, ¿Por qué estás agradecido? ¿Y con quién estas agradecido? No esperes más y díselos.

5 beneficios de una actitud positiva

Nuestros corazones son como una caja fuerte en el banco de energía de nuestros cuerpos. Cada uno de nosotros tiene nuestro propio personal de seguridad en la forma de un campo de energía personal que nos protege y determina cómo nos sentimos, pensamos y funcionamos. Este campo de energía asegura la seguridad de nuestros corazones. Y dado que la energía está en todas partes y en todo debemos aprender cómo hacer depósitos positivos continuos en nuestra cuenta bancaria de felicidad.

He estudiado la investigación sobre los efectos beneficiosos de ser positivo y los efectos negativos de ser negativo. La investigación es clara. Realmente paga ser positivo y los beneficios son numerosos. Los antiguos yoguis han estado enseñando esto por miles de años. Sutra 1.3 se traduce como:

El yoga te libera del drama, la tragedia, la historia que tu mente crea y te permite experimentar tu verdadero Yo Alegre …

Tenemos la opción de ser positivos. Por cada minuto que estamos enojados, perdemos sesenta segundos de felicidad. Debemos reconocer como John Lembo dice “Todos los momentos que nos hablamos sobre las cosas que experimentamos. Nuestra autoconversación, los pensamientos que nos comunicamos, a su vez, controlan la forma en que nos sentimos y actuamos “. Por lo tanto, el primer paso es conocer tus hábitos mentales. Muy a menudo ni siquiera nos damos cuenta de que habitualmente pensamos negativamente y desencadenamos una respuesta en ese sentido como resultado.

Tenemos el poder de desarrollar conscientemente el hábito de buscar lo bueno. Un hábito en el que hará que las personas te traten de manera positiva. ¿Por qué? Porque a través de la manera en que pensamos y actuamos, enseñamos a otras personas a tratarnos de igual manera.

La autoraJen Gray Blackburn escribe: “Encontrarás la vida mucho más fácil si puedes tener en cuenta que la mayoría de las personas simplemente intentan hacer lo mejor que pueden”. Como yoguis, es nuestra responsabilidad disminuir el sufrimiento y en cambio, promover la positividad expresada como amor y compasión. Esto a su vez fortalece nuestra experiencia personal de alegría y felicidad universales.

Aquí hay 5 beneficios clave para inspirarte a practicar la positividad.

5 beneficios de ser positivo:

  1. Reducción del estrés: los pensamientos positivos contrarrestan los efectos negativos del estrés. Por ejemplo, no puedes estar agradecido y estresado al mismo tiempo.
  2. Interacciones sociales positivas: las personas positivas tienen más amigos, lo cual es un factor clave de felicidad.     
  3. Amor: los matrimonios son mucho más propensos a tener éxito cuando la pareja experimenta una relación de 5 a 1 de interacciones positivas a negativas, mientras que cuando la proporción se aproxima a 1 a 1, es más probable que los matrimonios terminen en divorcio. (John Gottman)     
  4. Rendimiento en el trabajo: las personas positivas pueden ver el panorama general, lo que les ayuda a identificar soluciones, mientras que las personas negativas mantienen una perspectiva más estrecha y tienden a concentrarse en los problemas. (Barbara Fredrickson). Los entornos de trabajo positivos superan a los entornos de trabajo negativos. (Daniel Goleman) En el lugar de trabajo, las personas positivas son más propensas a recibir un mayor apoyo de sus colegas y, como resultado, reciben aumentos salariales y promociones con mayor frecuencia.     
  5. Expectativa de vida: las personas positivas viven más tiempo. 

¡Manténte positivo!

Eliminando energías negativas

Secuencia de yoga para liberar la energía negativa + Dejar ir las emociones difíciles.

¿Guardas rencores, te aferra a relaciones no saludables o tienes emociones negativas? No estas solo. Muchas personas encuentran difícil dejar fluir su pasado.

Parte de la lucha de dejar ir es no estar conectado y enfocado en el momento presente. Otro situación es la energía negativa y las emociones dolorosas que tenemos problemas para liberar. Son estas emociones negativas las que nos impiden experimentar plenamente el momento presente.

El yoga es una maravillosa  forma de conectarnos con nuestro presente y encontrar la libertad, del pasado, de la energía negativa y de cualquier cosa que te frene de activar todo tu potencial

Eliminando energías negativas

Cuida el exterior tanto como el interior; porque todo es uno.¿Cómo el yoga nos ayuda a dejar fluir las energías negativas? lee este artículo http://mundodelyoga.com/eliminando-energias-negativas/

Posted by El Mundo del Yoga on Tuesday, May 16, 2017

¿Por qué es difícil dejar de lado la energía y las emociones negativas?

Hemos desarrollado patrones y condicionamientos desde una edad temprana que hacen que sea difícil liberar emociones y energías que ya no nos sirven. Cuando nuestra mente produce un pensamiento, se convierte en un sentimiento. Si hemos experimentado un pensamiento o sentimiento similar en el pasado, nuestra mente creará una emoción basada en estas experiencias pasadas.

Las emociones negativas nos impiden experimentar plenamente el momento presente

Cada vez que tengamos el mismo pensamiento, surgirá la misma emoción y se desarrollará un patrón. Esto hace que sea difícil liberar las emociones negativas porque hemos acondicionado nuestra mente y cuerpo para repetir el mismo patrón. Sin embargo, una forma efectiva de mover las emociones negativas y romper el patrón es mover físicamente nuestros cuerpos y agitar la energía interna.

¿Cómo puede el yoga ayudar a mover la energía no deseada?

El uso de pranayama (respiración), asanas (posturas de yoga) y relajación son esenciales para liberar bloqueos de energía y tensión del cuerpo físico. Para liberarse del dolor, debes permitir que tu fuerza vital o prana viajen libremente dentro de tu cuerpo.

Cómo usar pranayamas para ayudar a liberar emociones negativas y seguir adelante:

Respiraciones básica:

  • Siéntate con las piernas cruzadas con la columna vertebral recta y tus manos descansando sobre tus rodillas         
  • Con tus ojos cerrados, enfocate en tu respiración y llena tu estómago con oxígeno     
  • Pausa por unos segundos    
  •  Luego exhala lentamente todo el aire de tu vientre     
  • Repite esta práctica por 2 – 3 minutos

Practica estas 3 posturas de yoga para ayudarte a liberar las emociones negativas:

Baddha Konasana

Tendemos a mantener gran parte de nuestra energía emocional en nuestras caderas. Esta pose liberará suavemente tus caderas y te ayudará a mover la energía bloqueada a través y fuera del cuerpo.  

Vamos a intentarla:

  • Comienza sentado en tu tapete     
  • Dobla las rodillas y lleva tu cabeza hacia tus pies     
  • Mantén los pies sobre la alfombra y suavemente agarra tus tobillos
  • Inhala y alarga tu columna vertebral     
  • Exhale y permita que las rodillas se relajen suavemente hacia el suelo     
  • Repite por 3 minutos

Urdhva Mukha Svanasana

Para liberar las emociones atrapadas, necesitamos poder comunicarnos efectivamente. Esta pose alivia la tensión en la garganta y ayuda a equilibrar y desbloquear el chakra de la garganta.  

Vamos a intentarla:

  • Comienza boca abajo con las piernas extendidas y la parte superior de los pies empujando hacia el suelo     
  • Planta tus palmas en tu tapete directamente debajo de tus hombros     
  • Mientras inhalas, empuja con las manos y levanta el cuerpo de tu tapete.
  • Mantén tus pies puestos a tierra sobre el suelo   
  • Mantén el esternón levantado para evitar comprimir la parte inferior de la columna     
  • Quédate ahí por algunas respiraciones

Kumbhakasana

Esta pose beneficia al sistema nervioso y ayuda a fortalecer su el abdomen. Cuando somos fuertes físicamente, nos sentimos más fuertes y más seguros mental y emocionalmente también, por lo que un abdomen fuerte puede ayudarte a enfrentar los desafíos que enfrentas.  

Vamos a intentarla:

  • Comienza con los brazos extendidos, levantándote del suelo.  
  • Mantén tus hombros hacia el frente y la mirada entre tus manos     
  • Pon ambos pies hacia atrás, pliega los dedos de los pies y levanta las rodillas del tapete
  • Presione hacia abajo activamente a través de cada dedo para proteger tus muñecas     
  • Activa tu abdomen para mantener tus caderas levantadas     
  • Hazlo por 3 minutos

El duelo y la Meditación

[vc_row][vc_column][vc_column_text]En los momentos de duelo deberíamos tener recursos que nos permitieran estar presentes y, de una forma compasiva, vivirlos con desapego para que se transformen en experiencia. Uno de estos recursos es la respiración compasiva.[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.facebook.com/Elmundodelyogaa/videos/2132331846989992/” video_title=”1″ ratio=”1×1″ max_width=”600″][vc_column_text]

Técnicas compasivas

Debemos entrenarnos en técnicas compasivas que nos permitan, primero, estar en el momento presente con una mente atenta, para vivir aquello que nos va a marcar sin duda nuestras vidas y recoger el fruto de la experiencia única.

Respirar primeramente la situación y dejar que surjan los sentimientos, las emociones aceptándolas tal y como son, sin limitaciones ni conceptos; aquí no sirven los discursos, el dolor y la pérdida son muy particulares.

Desde el corazón, vivir este momento respirando con la técnica de la respiración compasiva,  poniéndome en el lugar del otro. Si yo me pongo compasivamente en el lugar del otro, seré capaz de experimentar y acompañar este momento de otra manera. Sin juzgarle, sin expresarle conceptos, simplemente respirando su proceso, lo llevo a mi corazón y lo transformo en amor, en compasión, una y otra vez, observando, viviendo, siendo y estando presente, nada más.

Sin perseguir ningún fin, nos limitamos a estar presente en momentos de dolor, definitivos, únicos , experienciales, amorosos, donde la emociones y los sentimientos surgen, el llanto, las risas, los recuerdos. Así, nos ponemos en el lugar del otro y hacemos la experiencia juntos, la experiencia de la transformación de la vida. Se trata simplemente de estar al lado del que sufre o del que hace su experiencia de traspaso.

Al respirar permitimos que el aire fluya, que la vida circule, que renueve el ciclo del insight y el outsight, que no es más que el movimiento rítmico de la creación, el tzim zum, el big bang que de una forma microcósmica se extenderá hacia el macrocosmos.

Respirando el dolor

Esta práctica muy antigua de la respiración compasiva va a ayudarme en los momentos para el acompañamiento hacia la muerte, pero no es menos efectiva para los momentos del duelo. Ahora soy yo mismo que respiro mi dolor y de una forma compasiva lo acompaño llevando la respiración hacia mi corazón ofreciéndome compasión y alivio transformador. No puedo llevar el duelo si no lo transformo. Una y otra vez lo respiro, una y otra vez lo transformo, porque durante el día y la noche no dejo de respirar.

Respirar consciente meditando, andando, comiendo, transformando el duelo en amor hacia mí mismo y también hacia el proceso de transformación, la persona que ha hecho el traspaso y los familiares, amigos y todo aquello que queramos integrar.

Transformar estos momentos en momentos de amor y compasión, este es nuestro gran reto. Si lo practicamos vamos a lograrlo; tan solo exige presencia luminosa y respirar, respirar y respirar, llevando todo al corazón y entregarlo compasivamente, de una forma gratuita, sin juzgar y contemplarlo, sin ponerle la mente y ver qué surge. Es como un pequeño milagro que va ofreciendo una experiencia única, que luego nos transformará.

Todos tenemos experiencias de muertes de personas cercanas, de todas edades y condiciones, amigos, enemigos y extraños. Y en ese momento siempre tenemos pensamientos compasivos y les deseamos lo mejor. Esto es lo que queremos desearles, la felicidad y sus causas, pero también a sus familiares y amigos.

¿Por qué no hacemos lo mismo en nuestro día a día?, ¿por qué esperar a estos momentos finales de dolor y sufrimiento?

Yo propongo que esta técnica compasiva la apliquemos cada día con nosotros mismos y con los que nos rodean, con las situaciones donde haya conflicto o deban transformarse.

Naciendo cada día morimos, decían los antiguos. Si es así , debo prepararme cada día y experimentar la respiración compasiva poniéndome en el lugar del otro que sufre para transformar el dolor en amor. También aplicándomelo a mí mismo y así transformar estos momentos de muerte cotidiana en vida.

Fuente: Yoga en Red

Poder experimentar el duelo compasivamente va a transformar nuestras vidas; respirar y transformar el dolor y el sufrimiento en amor va a transformar nuestra mente de la muerte a la vida.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]