El dolor y las emociones.

¿Te has parado a pensar alguna vez que tu dolor puede ser un dolor emocional?  ¿Conoces el poder de las emociones sobre tu cuerpo? ¡Y nosotros las ignoramos! Yo misma no las trabajé ni las entrené durante años. Ahora sé que muchas de las situaciones y muchos de los dolores que me ocurrieron venían de ahí ¡Eran la manifestación de un dolor emocional! Porque créeme, si no gestionas tus emociones, si no las escuchas, ellas te gritarán en forma de dolor emocional.

Si tienes dolores crónicos de espalda, de cuello, si sufres bruxismo (apretar las dientes) o si tiendes a tener úlceras o problemas de estómago, sigue leyendo y encontrarás muchas respuestas. ¿Quizá lo que te duele es un dolor emocional?

El poder de las emociones y cómo se manifiesta en forma de dolor emocional

Existen numerosas investigaciones que avalan el poder de las emociones sobre el cuerpo humano. De hecho, seguro que has escuchado “se me pone un nudo en el estómago por los nervios”, “el corazón me late a mil por hora” y un largo etcétera. Esta vez quiero hablarte de algo más profundo incluso, de cómo las emociones que no gestionas adecuadamente, que callas, que ignoras, se manifiestan en tu cuerpo en forma de dolor y hasta incluso enfermedades.

Los investigadores han encontrado una relación más que evidente entre el dolor crónico y el estrés o diversos traumas no superados. Un estrés que no gestionas, un estrés que no cuidas, puede dejar su marca permanente en tu cuerpo. Y cuerpo sólo tenemos uno.

También encontramos evidencias científicas entre los problemas emocionales que presentan las personas y su salud física. ¿Cuántas bajas en el trabajo tienen causas emocionales? ¿Cuántas bajas hay por estrés o ansiedad? Si supiéramos cómo trabajar esos problemas emocionales y cómo resolverlos, mejoraría nuestra salud y, por tanto, nuestra vida.

Si algo te duele, es que no estás escuchando a tus emociones.

Dolores cervicales, dolores de cabeza, sensación de ahogo, un nudo en el estómago… ¿Te suenan? Lo más seguro es que hayas sufrido uno o más de uno de estos síntomas. Hoy te vengo a hablar de ellos ya que en su mayoría son dolores emocionales: representaciones físicas de emociones que no estás escuchando.

Por eso en muchas ocasiones el dolor emocional no se va por muchas pastillas que nos tomemos, por muchos ibuprofenos y nolotiles… No, ese no es el camino. Los medicamentos enmascaran los dolores y al taparlos como si de una tirita gigante se tratara, no curamos la herida en profundidad. Simplemente estás ganando tiempo, el tiempo que tarda el medicamento en hacer efecto, pero ¿qué pasa cuando el efecto de las medicinas se va?

Necesitas encontrar qué problemas emocionales está causando tu dolor emocional y tus problemas físicos. Aprende a entrenar y gestionar de manera adecuada tus emociones, acabarás conociéndote profundamente y conectando con tu verdadera identidad y tu esencia.

Voy a desgranar algunos dolores generalizados que esconden en realidad un dolor emocional muy grande. Quizá te identifiques con alguno de los pensamientos que expongo e incluso sepas cómo afrontar ahora tus dolores si son dolores emocionales.

Distintos dolores emocionales y sus posibles causas

dolor-espalda-emocionalDolor de espalda

Estás a cargo de muchas responsabilidades: en el trabajo llevas muchas tareas y muchas otras personas dependen de ti. Además, eres quien lleva el dinero a casa y pagas la mayor parte de las facturas. La educación de los niños, la alimentación, las actividades de ocio… todo pasa por tu filtro y necesitas darle el visto bueno. No sabes delegar (o no quieres) y te llevas trabajo a casa siempre que puedes. Sin duda, eres un ejemplo de fortaleza, tesón y aplomo… pero a qué precio.

Consejo: Delega responsabilidades, no quieras acaparar más de lo que eres capaz de llevar. Pregúntate qué es lo que de verdad quieres hacer y qué es lo que tienes que hacer; intenta reducir la lista de “tengo que” y comenzar a vivir tu tiempo con lo que de verdad te apasiona.

dolor-cabeza-emocionalDolor de cabeza

Tus pensamientos se agolpan en tu mente, necesitarías 27 horas al día para poder llevar a cabo todo lo que tienes que hacer. No expresas tus pensamientos no vaya a ser que se enfade la otra persona, acatas órdenes (aunque no las compartas) y reprimes tu opinión. Piensas que llorar es de débiles, que puedes con todo y con más y que las apariencias son importantísimas (por eso te preocupas de mantenerlo todo bajo control y no dar un sólo paso en falso). Pospones todas las decisiones importantes porque nunca es el mejor momento de tomarlas y sin embargo no paras de tropezar con la misma piedra. Piensas demasiado y a veces te enfadas de darle tantas vueltas a las cosas. Incluso puede ser que quieras conseguir un objetivo que para ti parece inalcanzable.

Consejo: No te esfuerces en ser quien no eres. Concédete tiempo y reflexiona todas las posibilidades: asimilar nuevas situaciones requiere su tiempo. El cambio es necesario, forma parte de la vida. Necesitas ponerte en marcha y sacar esos pensamientos que se agolpan en tu mente. Pasa a la acción.

dolor-estomago-emocionalDolor de estómago

Estás en una situación incómoda, en la que no te sientes seguro. No eres capaz de aceptar ni “digerir” ciertos acontecimientos de tu vida. Tiendes a ser terco con tus ideas y llevarlas a cabo. No te gusta que se improvise y que las cosas sucedan distintas a como te las habías pensado. No toleras comportamientos, hábitos o formas de ser distintas a la tuya y eres muy rígido en cuanto a “ceder” se refiere. No llevas nada bien los cambios y haces montañas de los granos de arena.

Consejo: Acéptate, acepta a los demás y admite que hay distintos puntos de vista sobre la realidad. No tienes la verdad absoluta. Ve mundo, viaja, relaciónate con más gente y amplía tu visión. Elimina de tu mente la división “o todo o nada”, no todo es blanco y negro, existen matices y ahí radica la belleza. Te invito a que dejes de querer controlarlo todo y empieces a ver qué responsabilidad tienes respecto de las situaciones que vives en tu vida. No cambies a los demás, cámbiate tú. No vivas en modo expectativas, vive en modo realidad.

dolor-cuello-emocionalDolor de cuello y cervicales

No encuentras tu sitio en este mundo. Te preocupa el futuro y dónde estarás dentro de un año o diez. Tu familia es tu mayor tesoro pero a la vez tu mayor preocupación. El miedo vive en ti y campa a sus anchas por tu cuerpo. Y además eres incapaz de expresar tus emociones como quisieras. Puedes incluso tener problemas para comunicarte o para hacer que te escuchen. Es muy común en las personas con dolor de cuello el no aceptarse a sí mismas (un ejemplo claro de dolor emocional). Te juzgas por el pasado y no te perdonas ciertas situaciones que ocurrieron o están ocurriendo.

Consejo: No te sientas culpable, perdónate y perdona a los que te han ofendido, sólo así podrás avanzar en la vida. Practica de manera consciente la respiración, nota cómo entra y sale el aire y su recorrido por tu sistema respiratorio. Si necesitas hablar de un tema importante, háblalo, no te lo calles, te darás cuenta que todo lo que se comparte pierde gravedad.

El betabel y sus propiedades.

Es lo mejor para curar el hígado por la similitud del color con él. Lo ayuda a
fabricar una sangre de alta calidad y a cualquier otro problema en la circulación.
Comer durante 40 días betabel y hojas de betabel, con Yogui thé.

……………………………………………………………………………………………………………………
CACEROLA DE ZANAHORIA Y BETABEL

12685229065_e486f35151_c
Este plato es bueno para hacer una limpieza al hígado y al tracto digestivo.

Ingredientes para 4 a 6 personas
Remolachas
1 lb. zanahorias
2 cebollines finamente picados
3 dientes de ajo picados
Ghee
Salsa de soya
Pimienta negra
Queso rallado
Preparación
Limpie la remolacha y las zanahorias. Prepare las remolachas al vapor enteras (no
corte las raíces o tallos). Después de 15 a 20 minutos agregue las zanahorias.
Prepárelas al vapor hasta que estén suaves pero firmes. Luego quite la piel de
zanahorias y remolachas. (Deben quitarse fácilmente). Ralle usando un rallador de
huecos grandes. Mantenga separadas las remolachas de las zanahorias. Saltee
con ghee los cebollines y dientes de ajo hasta que estén suaves. Mezcle con las
remolachas, zanahorias y pimienta negra. Colóquelas en un plato y rocíe con
salsa de soya, cubra con queso rallado y llévelas a asar en el broiler hasta que el
queso se derrita y dore.

Cinco pasos para tener intenciones poderosas

Una intención es el punto de inicio de cualquier sueño. Es el poder creativo que satisface todas nuestras necesidades ya sea de dinero, relaciones, despertar espiritual, o amor.
Todo lo que sucede en el universo comienza con una intención. El decidir comprar un regalo de cumpleaños, el mover el dedo gordo del pie, el llamar por teléfono a un amigo, todo comienza con una intención.
Los sabios de la india observaron hace años que nuestro destino es finalmente forjado por nuestras más profundas intenciones y deseos. El texto Védico clásico conocido como Upanishads declara: “Eres lo que es tu más profundo deseo. Como es tu más profundo deseo, también es tu intención. Como es tu intención, también es tu voluntad. Como es tu voluntad, también serán tus acciones. Como sean tus acciones también será tu destino.”
Una intención es un impulso de conciencia dirigido que contiene la semilla de aquello que buscamos crear. Como todas las semillas, las intenciones no pueden crecer si nos aferramos a ellas. Sólo cuando liberas tus intenciones a las profundidades fértiles de tu conciencia podrán crecer y florecer. En mi libro, Las Siete leyes Espirituales del Éxito, la ley de la intención y del deseo establece los cinco pasos que debes seguir para explotar el poder de la intención y crear cualquier cosa que desees.
  1. Introdúcete en la brecha
    La mayor parte de nuestro tiempo nuestra mente está ocupada en pensamientos, emociones y memorias. Más allá de este diálogo interno está un estado de conciencia pura al que algunas veces se le conoce como “la brecha”. Una de las herramientas más efectivas que tenemos para entrar a la brecha es la meditación. La meditación te lleva más allá de la mente del ego, y te lleva al silencio y a la quietud de la conciencia pura. Este es el estado ideal en el cual tú plantas las semillas de la intención.
  2. Libera tus intenciones y deseos
    Una vez que te hayas asentado en un estado de conciencia en descanso, libera tus intenciones y deseos. El mejor momento para plantar tus intenciones es durante el período posterior a la meditación, mientras tu conciencia permanece centrada en un silencioso campo en donde caben todas las posibilidades. Después de restablecer una intención, déjala ir, simplemente deja de pensar en ella. Continúa este proceso unos minutos después de tu periodo de meditación cada día.
  3. Permanece centrado en un estado de conciencia en descanso
    La intención es mucho más poderosa cuando viene de un lugar de serenidad, que cuando proviene de un sentido de falta o de necesidad. Debes permanecer centrado y rehusarte a ser influenciado por los pensamientos, críticas o dudas de otras personas. Tu ser más elevado sabe que todo está bien y que todo estará bien, aún sin saber el momento o los detalles de cuándo es que eso sucederá.
  4. Desapégate del resultado
    Deja ir tu apego rígido a un resultado específico y vive en la sabiduría de la incertidumbre. El apego se basa en el miedo y la inseguridad mientras el desapego está basado en una creencia incuestionable en el poder de tu verdadero ser. Si tu intención es que todo salga como debe de salir, déjala ir y permite que las oportunidades y las aperturas se presenten por sí solas en tu camino.
  5. Deja que el universo maneje los detalles
    Tus intenciones concentradas ponen en movimiento el infinito poder organizador del universo. Confía en ese poder organizador infinito para orquestar la total satisfacción de tus deseos.No escuches a la voz que dice que tienes que estar al mando, que dice que la vigilancia obsesiva es la única manera de que algo se haga. El resultado de que intentes con tanta intensidad el forzar las cosas puede no ser tan bueno para ti como el que viene de manera natural. Has liberado tus intenciones al suelo fértil de la potencialidad pura, y van a florecer cuando la temporada sea la correcta.

Yoga para el dolor del nervio ciático.

El dolor del nervio ciático es un trastorno muy común que afecta la parte inferior de la espalda, pasando por los glúteos y la parte posterior de la pierna.

Este se produce por la irritación del nervio debido al exceso de presión, un traumatismo o el desarrollo de alguna enfermedad.

Suele venir acompañado con debilidad, sensación de hormigueo, ardor y, algunas veces, limitación en el movimiento de la persona.

El dolor se manifiesta de forma lenta y tiende a empeorar tras haber estado sentado mucho tiempo, por la noche al dormir, al estornudar o después de caminar.

Por fortuna, existen algunos métodos naturales para sobrellevar sus síntomas y acelerar su recuperación.

En esta ocasión queremos revelar algunos estiramientos de yoga que se centran en trabajar esta parte del cuerpo para calmar el dolor.

Postura tendida del dedo grande del pie

SUPTA PADANGUSTHASANA

La postura tendida del dedo gordo del pie o supta padangusthasana es una posición de yoga que trabaja las pantorrillas, los tendones y las caderas.

Sirve para estimular la circulación del flujo sanguíneo al torso y disminuye las molestias del síndrome premenstrual, la ciática y el dolor lumbar.

Se debe evitar en caso de lesiones en los isquiotibiales y presión arterial alta.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate sobre un tapete para yoga, con las piernas rectas y juntas.
  • Dobla la pierna derecha hacia el pecho y pon una cuerda en la parte exterior del pie.
  • Estira la pierna y sujeta la cuerda con ambas manos mientras haces la extensión tanto como te sea posible.
  • Con cuidado, deja caer la pierna derecha a la posición inicial y repite el ejercicio con la otra pierna.
  • Concéntrate en la respiración y trata de sostenerlo durante 30 segundos.

El perro hacia abajo

ADHO MUKHA SHVANASANA

El perro hacia abajo o adho mukha shvanasana es una de las actividades que más se realizan para calentar y estirar el cuerpo al comenzar la práctica de yoga.

Está enfocado en el trabajo de los músculos isquiotibiales, el dorso, los glúteos y los sinérgicos y estabilizadores.

Su práctica aumenta la fuerza en todo el cuerpo, sobre todo en los brazos, las piernas y los pies.

 ¿Cómo hacerlo?

  • Ponte en cuatro apoyos, con los pies separados al ancho de las caderas y las palmas de las manos apoyadas en el suelo.
  • Apoya los metatarsos y levanta el cuerpo en perro boca abajo.
  • Evita arquear demasiado la espalda hacia atrás para evitar la contracción inapropiada de los músculos.
  • Levanta las costillas para que le dén firmeza a los hombros y la columna.
  • Empuja el coxis hacia los talones y presiona a través de la parte interior y exterior de los pies.
  • Sostén el movimiento 30 segundos y descansa.

Postura del ángulo lateral extendido

PARSVAKONASANA

El ángulo lateral extendido o parsvakonasana es una postura que, además de estirar los dos lados del cuerpo, nos ayuda a trabajar los músculos de las piernas y la pelvis.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate con los talones separados y gira los dedos del pie derecho de tal forma que quede perpendicular a la pierna izquierda.
  • Presiona hacia abajo la parte exterior del pie izquierdo y dobla la rodilla derecha, de modo que el muslo quede paralelo con el suelo y la rodilla sobre el tobillo.
  • Pon el codo derecho sobre la rodilla derecha y levanta el brazo izquierdo por encima de la cabeza.
  • Estira la parte izquierda del cuerpo, respira y mantén la postura durante 20 o 30 segundos.
  • Descansa 30 segundos y repítela con el otro lado.

Postura del puente

SETU BANDHASANA

La postura del puente o setu bandhasana es una posición popular que trabaja los glúteos, las piernas, el abdomen y la zona lumbar.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate sobre el tapete para yoga, flexiona las rodillas y pega los pies de los glúteos tanto como te sea posible.
  • Mantén los pies separados a la anchura de las caderas y los brazos a los costados del cuerpo.
  • Levanta la pelvis hacia arriba y asegúrate de mantener la columna recta.
  • Los muslos deben permanecer paralelos y la barbilla alejada del esternón.
  • Concéntrate en la respiración y mantén la postura durante 30 segundos.
  • Baja con una inhalación, descansa 20 segundos y completa 3 repeticiones.

Para finalizar, recuerda que debes evitar los sobresfuerzos físicos y trabajos pesados hasta que el dolor del nervio ciático se cure por completo.

Si las molestias no disminuyen con estos ejercicios, consulta al médico

9 Enseñanzas Zen para aplicar en nuestra vida diaria

La palabra Zen es la lectura en japonés del carácter chino chán, que a su vez es una transcripción del término sánscrito dhyāna, traducido normalmente como “meditación”.

El Zen se presenta como una noble filosofía (llamada del “aquí y el ahora”), producto de una mezcla única de principios e idiosincrasias. Es una forma de vida que caracteriza a los japoneses, refleja en ella la sabiduría de la India, el Budismo, la vertiente hacia la naturalidad del Taoísmo y el realismo y practicidad del Confusionismo.

monje-en-kyoto

Ha influenciado a muchas personas pertenecientes a diferentes ámbitos y ha beneficiado a aquel que de una forma u otra toma para sí sus enseñanzas milenarias.

Antes de estudiar Zen, las montañas son montañas y los ríos son ríos; mientras estás estudiando Zen, las montañas ya no son montañas y los ríos ya no son ríos; pero una vez que alcanzas la iluminación las montañas son nuevamente montañas y los ríos nuevamente ríos.

 

En este artículo, te traemos 9 de estas enseñanzas y te invitamos a que las hagas parte de tu pensamiento diario.

Enseñanzas de la filosofía zen

tumblr_nv2vlyOLbB1u8sb37o1_1280

 

  1. Mirar la realidad tal y como es.
  2. La tentación de rendirse será mucho más fuerte justo antes de la victoria.
  3. La mente es la raíz de la cual todas las cosas crecen. Si puedes entender la mente, todo lo demás está incluido
  4. La cabaña donde te ríes es más reconfortante que el palacio donde te aburres.
  5. Siempre mira las cosas desde el lado positivo, si no lo hay, frota los lados oscuros hasta que brillen.
  6. Mantén las manos abiertas, y todas las arenas del desierto podrán pasar a través de ellas. Mantenlas cerradas y todo lo que podrás sentir será un poco de arena.
  7. Tu casa está ahí donde están tus pensamientos.
  8. El mejor tiempo para sembrar un árbol fue hace 20 años. El siguiente mejor tiempo es hoy.
  9. Lo que determina el estado de felicidad o infelicidad de cada persona no es el evento en sí mismo, sino lo que el evento significa para esa persona.

Traditional Japanese Tea Ceremony

 

Una de las cosas maravillosas de la filosofía Zen es que aplica para todos, independientemente de las culturas o las religiones, básicamente nuestros conflictos cotidianos son similares, nuestros retos tienen mucho en común, el origen de lo que llamamos problemas es el mismo. Y esta filosofía nos da herramientas para manejar nuestra vida diaria de una forma más equilibrada y nos ayuda a ser más productivos y sobre todo más felices. Así que disfrutemos de algunos de sus beneficios.

Fuente: Sara Espejo – Rincón del Tibet